Las vacunas serán liberadas por el mecanismo Covax para el próximo 19 de mayo, sin embargo, tardarán dos días para llegar a Argentina.

BUENOS AIRES, 06 mayo (AP).- En medio de un lento Plan de Vacunación, el Ministerio de Salud argentino anunció el jueves el arribo de 861 mil dosis de AstraZeneca a través del mecanismo Covax de las Naciones Unidas, mientras los nuevos casos de COVID-19 se mantienen en una meseta alta y la cifra de muertos reportada en un día alcanzó un nuevo máximo.

Las vacunas llegarán el 21 de mayo y serán utilizadas para completar la inmunización de quienes ya recibieron la primera inyección.

La Ministra argentina de Salud, Carla Vizzotti, dijo a periodistas que el 19 de mayo van a ser “liberadas” esas vacunas que está previsto que lleguen al país dos días después, en un intento por llevar tranquilidad sobre el Plan Nacional de inmunización que avanza con lentitud.

Vizzotti dijo que el Gobierno completará la campaña de inmunización con la vacuna de AstraZeneca “a medida que Gobierno la reciba por los diferentes mecanismos que tiene”. En Argentina también se aplican la elaborada por el laboratorio chino Sinopharm y la rusa Sputnik V.

Mediante el mecanismo Covax el país sudamericano recibió ya poco más de un millón de dosis de AstraZeneca entre marzo y abril.

Las vacunas serán utilizadas para completar la inmunización de quienes ya recibieron la primera dosis. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Argentina esperaba para marzo las primeras 22 millones de dosis de AstraZeneca y la Universidad de Oxford que le correspondían a partir de un convenio firmado en 2020 con ese laboratorio. Bajo ese acuerdo, el principio activo del inoculante se elaboró en un laboratorio privado argentino y fue enviado a México para su envasado y posterior distribución en Latinoamérica. Pero las dosis previstas no han llegado.

Unas 7.4 millones de personas de una población de unos 45 millones recibieron una dosis de alguna vacuna. Pero poco más de 1,2 millones de personas -alrededor del 2.68 por ciento de la población total- han recibido las dos inyecciones.

Al referirse al rebrote de COVID-19 que sufre Argentina desde fines de marzo, Vizzotti indicó que el “aumento exponencial de casos se ha detenido y se ha estabilizado en un número alto” que es necesario reducir para aliviar la tensión que sufre el sistema de salud.

La funcionaria también dijo que se observa “un aumento en la curva de mortalidad”, producto del incremento de infectados registrado en las últimas semanas.

El Ministerio de Salud reportó el miércoles un récord de 663 decesos, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

Hasta ahora Argentina ha registrado más de tres millones de infectados y más de 65 mil 800 fallecidos.