Author image

Gustavo De la Rosa

06/07/2024 - 12:04 am

La tómbola es sagrada

“La historia política está llena de desafíos y nudos gordianos que aún no se han resuelto completamente”.

“A pesar de los esfuerzos por establecer cuotas para candidatos externos y tratar con ciudadanos no militantes, los conflictos persistieron”. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

Los estatutos de Morena se redactaron con una serie de candados para prevenir guerras internas entre grupos, tendencias o tribus. Uno de estos recursos fue la tómbola, utilizado por los griegos hace 2,500 años para complementar la elección democrática.

El PRD también enfrentó conflictos internos relacionados con las candidaturas plurinominales. Desde la redacción de sus estatutos en 1988, se intentó establecer filtros para evitar confrontaciones entre los miembros del partido.

En la década de los 70, grupos de políticos de izquierda decidieron conformar un partido que representara la revolución proletaria. Sin embargo, estos partidos, aunque intelectualmente capacitados, a menudo estaban alejados de las masas electorales y se enfrascaban en discusiones teóricas.

Cuando en 1988 se formó el PRD, se unieron políticos con diversas trayectorias, incluyendo aquellos que habían intentado la vía armada. Surgió la tribu de “los chuchos”, que más tarde afectaría al partido.

A pesar de los esfuerzos por establecer cuotas para candidatos externos y tratar con ciudadanos no militantes, los conflictos persistieron. Las elecciones internas a menudo generaban confrontaciones, y la asignación de candidaturas a externos a veces resultaba problemática.

En resumen, la historia política está llena de desafíos y nudos gordianos que aún no se han resuelto completamente: La relación entre dirección nacional y militancia, las listas de plurinominales y la participación de políticos externos. Siguen siendo temas candentes en la política mexicana.Al principio trató de superarse estableciendo una cuota del 33% para candidatos externos, los lugares 3,6,9,12,15, Etc. Y el otro 66% para afiliados al Partido.

Pero la grilla y las guerras que se daban por las diputaciones, generaban primero grupos de apoyo y muy pronto, grupos que iban más allá de la lucha por las posiciones en la famosa lista. Recuerdo que se usaba una frase para convencer la búsqueda de consensos, “ si no hay acuerdos, nos vamos a Navaja libre” y eso pintaba el tamaño de las confrontaciones.

También en un principio el trato con los ciudadanos “No militantes” fue bastante razonable, pero a medida que se lba acumulando poder y aumentando las votaciones las asignaciones a externos impresentables aumentaba.

Igualmente como las elecciones internas se decidían por votaciones de militantes que se podían inscribir incluso el día de la elección, pronto hubo en las ciudades votantes “Pay per View” que sufragaban en el PRI, en el PAN y PRD. Y la flexibilidad gregaria de los chuchos les permitió convertirse en la tribu principal del PRD y llevarlo hasta el final, final, final: La perdida del registro en 2024.

Por eso Andrés Manuel fue muy cuidadoso al dictar algunos principios estatutarios para Morena, Establecer como método de elección la encuesta y asegurar que el 66% de los enlistados fueran electos mediante la famosa Tómbola, y así se evitaron mucho problemas en las primeras elecciones internas, pero desafortunadamente en esta última lista de candidatos  plurinominales, “ La Tómbola” la aplicaron solo a las listas de suplentes y en la política pragmática de los mexicanos, se acuño la frase “Suplente ni de Dios”

Y por la historia contada y la necesidad de no olvidar por qué se estableció, es que yo clamo desde el desierto: LA TOMBOLA ES SAGRADA.

Gustavo De la Rosa
Es director del Despacho Obrero y Derechos Humanos desde 1974 y profesor investigador en educacion, de la UACJ en Ciudad Juárez.

Los contenidos, expresiones u opiniones vertidos en este espacio son responsabilidad única de los autores, por lo que SinEmbargo.mx no se hace responsable de los mismos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video