La funcionaria adelantó que en el caso de la llamada “K invertida”, que permitiría evitar cortes de agua cuando se realizaran labores de mantenimiento, se pudo evitar la falta de suministro, ya que bastaba con un sistema de válvulas para garantizar el envío del líquido. La directora de Conagua indicó que el Túnel Emisor Oriente quedará concluido antes del inicio de la temporada de lluvias, ya que al momento se cuenta con el 97 por cinto de la excavación.

Ciudad de México, 7 de enero, (SinEmbargo).- La directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, indicó que la colocación de la “K invertida” en la segunda línea de abastecimiento del Sistema Cutzamala se pudo realizar sin haber cortado el servicio de agua que afectó a 13 delegaciones de la Ciudad de México y varios municipios del Estado de México.

Durante la presentación de su programa de acción al frente de la Conagua, Jiménez Cisneros dijo que el Órgano Interno de Control de la dependencia continúa con la auditoria y que ésta es independiente de la sanción de 5 millones de pesos impuesta, por la anterior administración, a las empresas involucradas.

La instalación de la “K invertida” evitaría cortes de agua cuando se realizaran labores de mantenimiento. La obra fue encargada a las empresa Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas y Consultoría en Obras Estructurales de Tuberías. El proyecto tenía un costo de 500 millones de pesos. Sin embargo, luego de colocar la pieza, ésta sufrió un desplazamiento de cuatro centímetros que obligó a suspender el bombeo de agua.

Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas, firma canadiense-mexicana de ingeniería hidráulica fundada en 2010 con sede en la Ciudad de México, ha obtenido 15 contratos por licitación pública por 617 millones 978 mil 062 pesos para obras en el Estado de México, Ciudad de México e Hidalgo, durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y en su mayoría de Enrique Peña Nieto.

Del total, siete contrataciones han sido para labores en el Cutzamala: en junio de 2011, por instalar doce compuertas en el Tanque Santa Isabel; en septiembre de 2013, por trabajos de rehabilitación de la lumbrera no. 3 del Túnel Analco-San José; en enero y junio de 2013-2014, por construir la 2 línea de alta presión en su segunda etapa; en marzo de 2016 por mantenimiento a la planta potabilizadora “Los Berros”; en febrero de 2017, por reponer válvulas de admisión y expulsión de aire en las líneas 1 y 2; y en marzo de 2018, por rehabilitación de módulos en la planta.

La otra compañía mexicana es Consultoría en Obras Estructurales de Tubería, fundada en 2011 con sede en Villa Victoria, Estado de México. Ha firmado con la Conagua diez contratos por licitación pública por 453 millones 388 mil 867 pesos, de los cuales cuatro han sido relacionados con el Sistema Cutzamala: en septiembre de 2014, por reforzar tubos en las líneas 1 y 2; en enero 2016, por rehabilitar tubos en las líneas; en febrero 2017, por reforzar tubos y suprimir fugas en ambas líneas; y en marzo 2018, por rehabilitar los módulos de dosificación de floculante en la planta “Los Berros”.

Jiménez Cisneros adelantó que la pieza será colocada durante el primer trimestre del año y se realizará sin cortar el servicio del líquido.

EMISOR ORIENTE ANTES DE LLUVIAS

La nueva titular de Conagua indicó que el Túnel Emisor Oriente quedará concluido antes del inicio de la temporada de lluvias, ya que al momento se cuenta con el 97 por cinto de la excavación.

Dentro de los proyectos de a nueva administración destaca la entrega de la planta de bombeo de Chapultepec, la continuación de los trabajos de cinco pozos profundos en Iztapalapa; así como la reestructuración de Conagua para invertir en las comunidades de 212 municipios de Oaxaca y Veracruz.

Jiménez Cisneros aclaró que realizará un reemplazo de directores locales de la dependencia ya que han identificado la presencia de personal con un perfil político, lo que dificultaba la planeación apropiada de las obras.

“Había obras que se iniciaban sin tener una planeación apropiada desde el punto de vista técnico y administrativo, y eso llevaba a que se iniciaran sin un presupuesto o definición de tiempo de construcción”.

-Con información de Dulce Olvera.