El laboratorio de ideas mexicano Early Institute elaboró el diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México; este estudio se encontró que, de las 641 mil 417 hospitalizaciones de menores de 18 años en 2015, 309 estuvieron relacionadas con abuso sexual. De esos casos 87.7 por ciento fueron niñas.

La organización puntualizó la importancia de contar con información debidamente sistematizada y clasificada sobre el abuso sexual infantil con el objetivo de poder identificar los factores de riesgo, variables y tendencias sobre esta problemática que afecta mayoritariamente a las niñas.

México, 7 de marzo (EFE).- Las niñas mexicanas que son víctimas de abuso sexual son invisibles para las autoridades, aseveró este jueves el laboratorio de ideas mexicano Early Institute.

De acuerdo con el doctor Mario Arroyo, miembro del Consejo Consultivo e investigador de la organización, las autoridades mexicanas carecen de información sistematizada que permita documentar este delito y mejorar las acciones de prevención.

Explicó que hace falta incluir la modalidad “infantil” en el registro del abuso sexual, así como el género de la víctima y la entidad federativa donde fue agredida.

Además, es necesario conocer indicadores sobre los presuntos delincuentes presentados y sentenciados.

Arroyo explicó que el sector de procuración de justicia debe monitorear los abusos sexuales infantiles como delito.

Del mismo modo, señaló que el sector salud debe vigilar epidemiológicamente esta forma de violencia, “ya que los datos de ambas instituciones tendrían que integrarse para entender la problemática en todas sus dimensiones”.

Para analizar mejor esta situación la organización elaboró el diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México.

Con ese estudio se encontró que, de las 641 mil 417 hospitalizaciones de personas menores de 18 años registrados en 2015, 309 estuvieron relacionadas con abuso sexual infantil.

De esos casos 87.7 por ciento fueron niñas, y en particular entre los cero y los cinco años hubo 43 casos.

“Estas cifras revelan un dato contundente: la posibilidad de que una niña sea hospitalizada a causa de un abuso sexual es siete veces mayor que la de un niño”, agregó Arroyo.

Durante 2017 se registraron 36 mil 158 delitos sexuales, de los cuales 44 por ciento son delitos de abuso sexual, y nueve de cada 10 víctimas son mujeres.

Asimismo, el diagnóstico arrojó que 60 por ciento de los delitos son cometidos en el hogar de la víctima, y cuatro de cada 10 víctimas son menores de 15 años.

Debido a ello, la organización puntualizó la importancia de contar con información debidamente sistematizada y clasificada sobre el abuso sexual infantil con el objetivo de poder identificar los factores de riesgo, variables y tendencias sobre esta problemática que afecta mayoritariamente a las niñas.

Además, es preciso impulsar una agenda entre organizaciones civiles y Gobierno para dar seguimiento y evaluación periódica de las fuentes de información disponibles, que permita asegurar la existencia de datos monitoreables.

Un primer paso por parte de Early Institute es la creación de Alumbra, proyecto enfocado en la prevención del abuso sexual infantil en México.

El propósito de Alumbra, dijo, Arroyo es “visibilizar el abuso sexual infantil en México, a fin de que se atienda partiendo de un panorama real de la situación que enfrentan miles de niñas y niños” concluyó.

NUEVE MEXICANAS ASESINADAS AL DÍA

México conmemora este viernes el Día Internacional de la Mujer con la tragedia cotidiana de nueve mujeres asesinadas al día. Datos del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, revelan además el panorama de violencia feminicida, sexual, familiar, de pareja y laboral que enfrentan muchas de las 63 millones 420 mil mexicanas.

Las cifras más relevantes del país entorno a la violencia contra las mujeres y la discriminación son las siguientes:

–Mujeres en México: 63 millones 420 mil (de un total de 123 millones 569 mil mexicanos).

–El 66 por ciento de las mujeres mexicanas han sido víctimas de alguna forma de violencia, de las cuales el 44 por ciento a manos de su pareja o ex pareja.

–Mujeres en el Gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador: 8 de 20.

–Brecha laboral en México: 11.11 por ciento, frente a la media de 13.9 por ciento de los países de la zona de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

-–Cada día suceden en México 9 muertes de mujeres con presunción de homicidio.

–Un 36 por ciento de las mujeres mexicanas se dedican al trabajo del hogar no remunerado. Cuando su lengua vehicular es indígena, el porcentaje se eleva a 46 por ciento.

–Las mujeres ganan un 34 por ciento menos que los hombres aún cuando empleo y educación son similares.

–El 47 por ciento de las mujeres de 15 años o más sufrió algún incidente de violencia por parte de su pareja durante su ultima relación.

–El 43.1 por ciento de las mexicanas sufrió humillaciones, menosprecios, encierros, la destrucción sus cosas o del hogar, vigilancia, amenazas de que su pareja se vaya, de ser echadas de su casa o de ser separadas de sus hijos, y amenazas con algún arma o con la muerte o con el suicidio de la pareja.

–El 24.5 por ciento recibió reclamos por parte de su pareja sobre la forma en la que gasta el dinero, prohibición trabajar o estudiar, o sustracción de bienes o dinero.

–El 14 por ciento fueron golpeadas, amarradas, pateadas, tratadas de ahorcar o asfixiar, o agredidas con un arma.

–El 7.3 por ciento de las encuestadas fueron obligadas a tener relaciones sexuales o a hacer cosas que no les gustan.

–El 20 por ciento declaró haber vivido discriminación por al menos un motivo en los últimos 12 meses.

–Un 25 por ciento de niñas sufrió abuso sexual antes de cumplir 18 años, y un 60 por ciento de estos abusos son cometidos en el hogar por familiares o conocidos cercanos.

–La esperanza de vida al nacer de las mujeres mexicanas es de 78.1 años, frente a la media de la población que es de 75.5.

–Hay 12 millones 339 mil 062 emigrantes mexicanos en el mundo, de los cuales el 46.7 por ciento son mujeres.

Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador; la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gassman, dieron a conocer el plan integral con el que buscan prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en México. Anunciaron una serie de medidas que se basan en la coordinación de los tres niveles de Gobierno; atender recomendaciones internacionales; identificar zonas de riesgo; un registro nacional del transporte público y concesionario, así como campañas permanentes de prevención.

Sin embargo, representantes de organizaciones civiles y expertas feministas, entrevistadas por SinEmbargo, coincidieron en que el Plan Emergente para Garantizar la Integridad, Seguridad y Vida de las Mujeres y las Niñas en México sólo es un planteamiento con puntos muy generales, e incluso ya establecidos en la Ley, por lo que llamaron al Gobierno a clarificar los lineamientos para erradicar la violencia contra las mujeres.

María de la Luz Estrada, Lulú V. Barrera y Elena Contreras consideraron que el Plan contra la Violencia hacia las Mujeres sólo muestra aspectos generales que no permiten definir o esbozar cuáles serán los métodos de acción para tratar la problemática.

“Son líneas muy amplias que no necesariamente nos dan elementos para saber si la política será suficiente y adecuada”, expresó Lulú Barrera.

Para Martha Tagle Martínez, Diputada federal del partido Movimiento Ciudadano, el planteamiento no presenta grandes novedades o algo extraordinario a lo que ya establece en la Ley General de Víctimas.

“La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia establece muchas de las acciones que hoy se anunciaron […] varias de las cosas ya están en la Ley, no es nada nuevo a lo que ya está en la Ley. Seguimos sin sentir dónde está el tema emergente, porque al final de cuesta eso está en la Ley y es lo que tienen que hacer las instituciones”, declaró la Diputada Tagle.

Sin embargo, destacaron las activistas, la revisión a las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) y la auditoria a los casos de feminicidios son dos puntos del Plan Emergente.