La FGE señaló que entre las líneas de investigación por la muerte de Fidel Ávila Gómez, se indaga un supuesto ataque por sujetos armados a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado, a la cual lo habrían obligado a subir.

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).- Fidel Ávila Gómez, gerente comercial y locutor de la estación de radio “La Ke Buena“, fue localizado sin vida por la Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán, tras su desaparición hace 40 días.

De acuerdo con la información de las autoridades michoacanas, el cuerpo de Ávila Gómez fue encontrado con impactos de arma de fuego, cerca del basurero municipal de San Lucas, ubicado en los límites de Michoacán con el estado de Guerrero.

El locutor de la estación grupera fue reportado como desaparecido el 2 de diciembre pasado, y fue visto con vida por última vez el 29 de noviembre último abordo de un vehículo Nissan tipo Versa color blanco, con placas del estado de Guerrero, en el municipio de Huetamo, Michoacán.

La FGE señaló que entre las líneas de investigación por la muerte de Fidel Ávila Gómez, se indaga un supuesto ataque por sujetos armados a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado, a la cual lo habrían obligado a subir.

Ávila Gómez vivía con su esposa y sus dos hijos, y vecinos de Huetamo aseguraron que el comunicador era uno de los locutores más reconocidos por su desempeño en la industria radiofónica.

MÉXICO Y SIRIA CON LAS CIFRAS MÁS ALTAS POR ASESINATO DE PRIODISTAS

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) informó el mes pasado que Siria y México son los países con las mayores cifras de periodistas muertos en 2019.

En un comunicado, precisó que el número de comunicadores que fallecieron en el ejercicio de la profesión cayó a lo largo de este año a su nivel más bajo en 17 años, lo anterior “conforme peligrosos conflictos regionales se estabilizaron y la cantidad de periodistas asesinados en represalia por su trabajo informativo fue la más baja” desde que el CPJ “comenzó a llevar estadísticas al respecto”.

De acuerdo con su análisis anual, las estadísticas de este año abarcan los casos de periodistas que murieron entre el 1 de enero y el 13 de diciembre de 2019.

“Como mínimo, 25 periodistas murieron en el ejercicio de la profesión en 2019, la cifra más baja desde 2002, cuando 21 periodistas murieron por causa de su trabajo”, detalló.

La organización con sede en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, apuntó que casi la mitad de estos reporteros murieron en Siria y México, con siete y cinco casos, respectivamente.