Ya sea que se haya ahorrado a lo largo del año o se cuente con el dinero del aguinaldo, algunas de las cosas más recurrentes en la temporada de fin e inicio de año son los viajes y las compras, pero expertos destacaron acciones para quienes opten por algunas de estas.

Ciudad de México, 8 de diciembre (Economía Hoy).- En la temporada de fin de año es usual tomar vacaciones, hacer regalos y compras  con los ingresos ahorrados o bien con el aguinaldo, pero expertos recomiendan evitar caer en conductas impulsivas y gastos innecesarios.

En caso de realizar algún viaje, analistas de Accesndo Banco señalaron la importancia de controlar los gastos para mantenerlos dentro de un presupuesto y evitar deudas.

Sin importar si el destino es nacional o extranjero, el grupo destacó algunos consejos financieros para antes, durante y después del viaje:

– Planear anticipadamente un viaje es una de las mejores formas de ahorrar dinero, ya que permite encontrar tarifas atractivas en aviones, trenes, camiones, hoteles y espectáculos.

– Elegir varios lugares que se quieren visitar y comparar precios de transportación y hoteles antes de decidir a dónde ir. Buscar nuevas alternativas como alquileres vacacionales que ofrecen frecuentemente mejores tarifas y hoteles all inclusive, en los que los alimentos y bebidas están incluidos. Además, viajar en temporada baja permite encontrar mejores precios.

– Averiguar los costos de vida del destino turístico que se eligió (como transportación, alimentos, espectáculos, entradas a parques de diversiones, entre otros) y considerar estos gastos cuando se comparen destinos y en el presupuesto.

DURANTE EL VIAJE

– Elaborar un presupuesto con los gastos de tus vacaciones, incluyendo compras, y no rebasarlo. Una forma fácil de hacerlo es destinar un presupuesto diario para comidas, compras y diversión.

– Si el presupuesto no permite cumplir todos tus deseos en el destino elegido, una opción es crear una lista de actividades o compras prioritarias.

– Las tarjetas de crédito son una forma segura para hacer compras en las vacaciones, pero recomendaron mantenerlas en un lugar seguro pare evitar riesgos y evitar usarlas como fuente de recursos pues es común que se termine con deudas.

– Si el viaje es con amigos o familiares es recomendable acordar la forma en que se compartirán gastos.

DESPUÉS DEL VIAJE

– Revisar los estados de cuenta para comprobar que no incluyan gastos no realizados.

– Analizar si se cumplió con el presupuesto y si se excedió anotar cuánto y en qué, como una experiencia para presupuestar mejor en el futuro.

– Empezar a ahorrar para las siguientes vacaciones.

REGALOS Y AGUINALDO

“Cada persona tiene necesidades de consumo y presupuestos diferentes, pero al final todos debemos asumir las consecuencias de nuestros gastos y buscar que las decisiones futuras representen un beneficio a nuestras finanzas personales”, comentó Marilú Páez, Country Head de Afluenta México, en un documento donde enumeró cinco acciones para no malgastar el aguinaldo.

1. Caer en la tentación de promociones: Las ofertas o promociones especiales en estas fechas pueden resultar tentadoras. Recuerda que de decidirse incurrir en dicho gasto recomendó cautela y no gastar más de lo que los ingresos que se perciben lo permiten.

2. Adquirir nuevas deudas: Si se decidió realizar un gasto, considerado para la economía personal, recomendó analizar precios en varios sitios en línea y considerar si es posible saldarla deuda en corto plazo.

3. Realizar compras compulsivas o emocionales: No comprometer ahorros con productos que estén relacionados con un antojo o deseo, más que con una necesidad. Pensar en frío y analizar si realmente se debe realizar dicha adquisición.

4. Gastar todo tu dinero en regalos navideños: Dividir los gastos de manera que se destine un porcentaje a las compras navideñas y un porcentaje restante, para el ahorro.

5. Abusar de las tarjetas de crédito y los meses sin intereses: Es muy común que ante altos niveles de endeudamiento se considere la opción de abonar los montos mínimos de las tarjetas de crédito. Si es posible se recomienda evitarlo pues genera una espiral interminable de deudas de la que es difícil salir.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.