El dirigente de la UNTA, Álvaro López Ríos, acusó que la administración de López Obrador pretende “imponer y falsear resultados de consultas presuntamente ciudadanas”. Las organizaciones sociales calificaron como “megaproyectos de muerte” las acciones que el mandatario pretende realizar y lamentaron la “cerrazón” del Gobierno federal.

Ciudad de México, 10 de enero (SinEmbargo).- Organizaciones sociales, entre las que se encuentran la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), anunciaron su respaldo y unión a las acciones que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) emprenderá en contra de los proyectos del Presidente Andrés Manuel Manuel López Obrador.

Mediante un comunicado, la UNTA; el Movimiento Social por la Tierra (MST); uno de los bisnietos de Emiliano Zapata, Benjamín Zapata; y pobladores de Anenecuilco, Morelos, expresaron su rechazo a los megaproyectos que la actual administración busca concretar, como la Termoeléctrica en Huesca, el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

Las organizaciones sociales calificaron como “megaproyectos de muerte” las acciones que el mandatario pretende realizar y lamentaron la “cerrazón” del Gobierno federal.

“La suma al EZLN en su comunicado implica defender hasta con la vida los recursos naturales que se verán afectados de concretarse el Tren Maya, la Termoeléctrica de Morelos, el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Trans-Istmico (sic)”, señalaron.

El dirigente de la UNTA, Álvaro López Ríos, acusó que la administración de López Obrador pretende “imponer y falsear resultados de consultas presuntamente ciudadanas”.

Por lo que decidieron “dar la lucha abierta en defensa de la tierra”.

Uno de los principales reclamos fue por la construcción de la planta termoeléctrica en la comunidad de Huexca. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro.

La UNTA fue una de las organizaciones que protestaron durante la visita del Presidente López Obrador a Ayala, Morelos, el pasado 6 de enero.

En videos difundidos en redes sociales se aprecia a los integrantes de dicho movimiento social levantar pancartas y emitir consignas contra la visita del mandatario.

“¡Obrador, Obrador, mentiroso y hablador”, gritaban los presentes mientras el tabasqueño se abría paso entre la multitud.

A pesar de la insistencia de los presentes, Andrés Manuel López Obrador no detuvo su camino en ningún momento ni entabló diálogo alguno con los presentes.

Uno de los principales reclamos por parte de los campesinos para el mandatario fue por la construcción de la planta termoeléctrica en la comunidad de Huexca, como parte del proyecto integral Morelos, mismo que contempla también la construcción de un gasoducto.

La UNTA también participó en el bloqueo que campesinos realizaron en la Cámara de Diputados, previo a la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

LAS ACCIONES DE LA UNTA

Tanto la UNTA como el MST anunciaron la agenda de lucha que emprenderán en 2020. Entre las acciones que realizarán se encuentran “la defensa de la figura de Emiliano Zapata su legado y su integridad, a la adhesión a todas las decisiones y acciones del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en defensa de los recursos naturales y la humanidad porque ‘el gobierno pretende hacer proyectos para negociar privados sin consultar´”.

López Ríos recalcó que “se peleará hasta con la vida. Somos la primera voz que suma a la lucha zapatista en contra de los proyectos de la 4T que pretenden invertir en favor de intereses trasnacionales”.

Para el dirigente social, las organizaciones campesinas “demostrarán su esfuerzo y presencia en 30 estados de la República Mexicana para demostrar que más allá de la intención de aniquilarnos somos un movimiento que va a permanecer en la lucha contra la violación de derechos humanos”.

Adelantó que el 15 y 16 de febrero realizarán una jornada de protesta contra la pintura realizada por Fabián Cháirez que se expone en el Palacio de Bellas Artes.

Dijo que será un “evento cívico en la Alameda y en la explanada de Bellas Artes donde se expondrán cuadros del General Emiliano Zapata aportados por organizaciones campesinas y por la familia del héroe revolucionario”.

Integrantes de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos se manifiestan durante la visita del Presidente López Obrador. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro.

Mientras el 8 de marzo realizarán un encuentro nacional de mujeres para demostrar que “seguimos con actividad propia”, pese a la “miserable decisión de reducirle programas a este sector poblacional”.

Por otro lado, destacó que del 10 de abril hasta el 8 de agosto llevarán a cabo el “segundo paro nacional campesino que implicará paralizar toda la infraestructura portuaria y carretera del país”.

Para el 1 de mayo llevarán a cabo jornadas con motivo del Día Internacional del Trabajo.

En el cierre del año tienen contemplado un desfile cívico con motivo del aniversario de la Revolución Mexicana, por lo que “se tomarán las calles de la Ciudad de México y además se realizará, en dicho mes, un homenaje en Puebla para rendir tributo al Plan de Ayala”.

MEGAPROYECTOS VIOLAN DERECHOS

Activistas han denunciado que los megaproyectos de la actual administración “fortalecen la violación a los derechos de los pueblos indígenas” .

Hoy en día los pueblos están amenazados “por dónde se les vea”, porque son los dueños de las grandes reservas naturales del país, en momentos en que el Gobierno busca desarrollo a través de proyectos que sólo producen “depredación” que pone en riesgo al país, explicó el periodista Hermann Bellinghausen.

Los activistas explicaron que previo a la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República existía una suerte de esperanza. La situación del país no cambiaría del todo, pero al menos los pueblos indígenas podrían descansar. “Se pensaba que no nos matarían tanto”, dijo la lingüista mixe Yásnaya Aguilar.

Pese a la promesa, la opresión y la sangre siguieron su curso, acusaron los ponentes.

De acuerdo con Aguilar, la primera transgresión fueron las consultas populares. Aunque las comunidades indígenas no se oponen al progreso, consideró que debió respetarse la autodeterminación de los pueblos para que realizaran su propia consulta y, posterior a ella, generaran un acuerdo con el Gobierno. En cambio, explicó que las autoridades impusieron una consulta que no representó la voz de todos los pueblos.

Además de la autodeterminación, la lingüista consideró que hoy existe una “lucha por la vida”, ya que los usos y costumbres de los pueblos indígenas están en riesgo con la llegada de proyectos que aunque velan por la inversión y el desarrollo, se apropian de la herencia cultural de los pueblos [como el territorio] a través de “simulaciones” [como las consultas].

Teresa Castellanos, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA), confirmó la existencia de agresiones relacionadas con el PIM, en Morelos, Puebla y Tlaxcala.

-Con información de Efrén Flores.