El nuevo Gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, conoce convenios entre Carlos Romero Deschamps y Petróleos Mexicanos (Pemex) que agraviaron a la empresa estatal. Sin embargo, el líder sindical se mantiene “con movilidad política”, denunciaron petroleros. 

Ciudad de México, 10 de mayo (SinEmbargo).– Petroleros reclamaron a Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, que integrantes de su equipo mantengan “con vida sindical y movilidad política” a Carlos Romero Deschamps.

“Señor Presidente, déjenos ayudarle. Escuche, ponga atención, serénese. Los momentos álgidos que vivimos, en su incipiente Gobierno, por las cajas de Pandora que desde el mes de diciembre empezó a abrir y que ni una cierra, hoy ya le pesan”, señala el cuarto pronunciamiento nacional petrolero.

Los que firman son los disidentes dentro del sindicato de Romero Deschamps. Pero no son los únicos que luchan contra el líder que en 2000 fue hallado culpable de desviar más de mil millones de pesos para las campañas del PRI. El pasado 26 de marzo, el Sindicato Petroleros de México (Petromex) obtuvo la constancia número 7016 de la Dirección General de Registro de Asociaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPyS).

Una de las principales premisas del nuevo sindicato disidente es acabar con el reinado de Romero Deschamps, a quien han denunciado formalmente por presuntos actos de corrupción. Petromex es el primer sindicato petrolero en 80 años que no es parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con los petroleros disidentes, los que continúan dentro del sindicato de Romero Deschamps, a partir de septiembre del 2018 Romero Deschamps se hizo “acreedor a un pendiente constitucional que desde 2015 le espera: el juicio político”.

“Juicio Político que promovimos en 2015 y que, ante la omisión del anterior Poder Legislativo, en 2018 con el nuevo Gobierno de la Cuarta Transformación lo proveímos y ratificamos ante la H. Cámara de Diputados de la presente legislatura Señor Presidente, y eso, eso es una DENUNCIA”, indican los petroleros.

“Quienes estamos del otro lado de la barandilla administrativa y sindical en Petróleos Mexicanos, sabemos que solo con una orden y/o señalamiento personal del líder en turno hacia Recursos Humanos contra cualquier trabajador hoy disidente…éste se va a la calle de facto”, añaden.

En el documento señalan que no es posible que Andrés Manuel López Obrador “haga apología de un empoderamiento que parece competencia, que con sus comentarios mañaneros pretenda inducirnos de forma no tan discreta, a señalar y/o denunciar a quienes ustedes tienen ahí hoy, desde el uno de septiembre de 2018, detentando el poder que ustedes le reconocieron con corruptos del sexenio anterior”.

Los petroleros aseguran que existen delitos graves configurados por “líderes de sección” en todo el Sindicato Petrolero. Agregaron que López Obrador está enterado de esto.

“Existen convenios multimillonarios entre Carlos A. Romero Deschamps y Petróleos Mexicanos que usted conoce que agraviaron a Pemex y ni Pemex ni la Función Pública se inmutan”, denuncian.

Los convenidos, agregan, han sido documentados por la Auditoría Superior de la Federación: “ya es de dominio público y ese cochinero está en las benditas redes”.

“Respete nuestra autonomía sindical y déjenos proceder contra quienes nos han agraviado por años, pero después de ustedes. Petróleos Mexicanos es una Empresa Productiva del Estado Mexicano, no es una empresa privada, señor Presidente”, señalan.

Cuando la administración de AMLO “ponga orden en el Comité Ejecutivo Nacional contra Carlos A. Romero Deschamps y su pandilla sindical, por nuestra dignidad y libertad sindical como bastión organizacional, procederemos”, indican.