Las máscaras con sus coloridos y surrealistas rostros se usan en las tradicionales danzas de Michoacán: existen aproximadamente 80 danzas en la entidad y cada una de ellas es representada con una máscara, como la Danza de los Cúrpites, Los Enguangochados de Janitzio o Los Negros de Uruapan, además de la famosa Danza de los Viejitos.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).- Tócuaro es un poblado ubicado a pocos kilómetros del lago de Pátzcuaro, en Michoacán, famoso internacionalmente por fabricar máscaras de madera talladas a mano en las que se repreesnta la dualidad: bien y mal, vida y muerte.

Algunas de las figuras en las máscaras de Tócuaro son de diablos, calacas y animales como ranas, serpientes y cocodrilos. La imaginación del artesano que talla la pieza es clave: los colores, las formas y expresiones en el rostro son producto de su creatividad.

Para crear estas máscaras, los artesanos inician con un trozo de madera como el copadillo, aguacate o jacaranda, con cuchillos, gubias, machetes y azadas, plasman en cada una a dioses, animales, fuerzas naturales y creencias de nuestros antepasados. Sin embargo, las primeras máscaras que se realizaron estaban hechas de barro, material que cambió con el paso del tiempo hasta la madera que se usa actualmente, ya que es más ligera para los danzantes y manejable para las manos de los artesanos.

Los artesanos que dan vida a estas piezas parten de un trozo de madera como el copadillo. Foto: Cortesía eme-media

Las máscaras con sus coloridos y surrealistas rostros se usan en las tradicionales danzas de Michoacán: existen aproximadamente 80 danzas en la entidad y cada una de ellas es representada con una máscara, como la Danza de los Cúrpites, Los Enguangochados de Janitzio o Los Negros de Uruapan, además de la famosa Danza de los Viejitos. Una de las máscaras más famosas es la de del diablo ya que se usada en la danza de las pastorelas.

Un punto a destacar es que estas maravillosas creaciones se siguen haciendo de manera 100 por ciento artesanal por lo que pueden tardar desde una semana hasta varios meses en realizarse, como es el caso de las máscaras que se fabrican para concursos.

Algunas de las figuras que más se utilizan en las máscaras de Tócuaro son diablos, calacas y diversos animales. Foto: Cortesía eme-media

Las máscaras de Tócuaro son una tradición artesanal que forma parte de la cultura michoacana y se ha transmitido de generación en generación; además, esta artesanía les ha valido reconocimiento en México y el mundo por sus maravillosas creaciones.

En Tócuaro, se pueden visitar los talleres y ser testigo de cómo, a partir de una pieza de madera, los artesanos van dando forma a las máscaras y plasman en ella significados diversos. Si deseas llevarte un pedacito de este poblado a tu casa, estas piezas se fabrican desde los 8 hasta los 25 centímetros y su precio varía desde los 400 pesos hasta los 12 mil pesos las más elaboradas.

Estas creaciones pueden tardar desde una semana hasta varios meses en realizarse. Foto: Cortesía eme-media