It Takes Two es una entrega maravillosa llena de magia, una gran historia, un gran mensaje y sobre todo mucha diversión. Hay que resaltar el hecho del modo cooperativo, ya que de ninguna manera puede jugarse sin una persona más, ya sea que jueguen en la misma consola, un amigo tenga el juego e interactúen en línea o bien, usar la opción que da el juego para invitar a una persona a descargar el título.

Ciudad de México, 11 de abril (SinEmbargo).- Hablar de juegos que involucren un modo cooperativo hoy en día es poco común, sin llegar a hablar de un multijugador que nos ofrezca diferentes opciones para jugar con amigos o personas a lo largo del internet. Hablar de un juego que nos ofrezca la opción de jugar en pantalla dividida es aún más extraño hoy en día, ya que, prácticamente, ningún juego sale con esta opción. Ahora, hablar de un juego que contenga pantalla dividida, sea modo cooperativo y donde necesariamente necesites a una persona más para poder jugar, es casi impensable, pero esto es lo que nos pide It Takes Two para darnos una de las experiencias cooperativas más divertidas, emocionantes, carismáticas y mejor diseñadas de los últimos años.

Primero que nada, hay que resaltar el hecho del modo cooperativo, ya que de ninguna manera puede jugarse sin una persona más, ya sea que jueguen en la misma consola, un amigo tenga el juego e interactúen en línea o bien, usar la opción que da el juego para invitar a una persona a descargar el título, sin la necesidad de que este compre el juego, y de esta manera pueda jugar contigo. Claro que esta última opción está limitada a jugar con la persona que hizo la invitación, pero aún es un gran detalle para que no exista ninguna barrera que impida al dueño del juego disfrutar de esta aventura.

El libro del amor del Dr. Hakim cobra vida. Foto: It Takes Two

La historia es divertida, aunque un tanto complicada, ya que toca un tema bastante serio como lo es la separación de dos padres: May y Cody tienen una hija, Rose, quien busca a toda costa solucionar los problemas de sus padres, así que adquiere el “libro del amor, del Dr. Hakim”. Después de una serie de discusiones y de dar paso a la opción del divorcio, Rose corre al granero donde se encuentra una pequeña especie de guarida, se refugia en su libro con un par de muñecos que representan a sus padres y después de un poco de lágrimas, ocurre algo mágico, sus padres despiertan dentro de ese granero siendo este par de muñecos de trapo que Rose fabricó. Poco después el libro del amor del Dr. Hakim cobra vida y menciona que se encuentran ahí por el amor de Rose y que él los ayudará a reparar su relación, por lo que necesitan las lágrimas de su hija para romper el hechizo. Así comienza una gran aventura y misión para ir del granero de regreso a su casa y específicamente al cuarto de su hija.

Sin adentrarnos en detalles específicos en la trama, a lo largo de casi 10 horas de juego, recorreremos diferentes escenarios basados en partes de la casa, desde el granero donde almacenan objetos como una antigua aspiradora que cobrará vida y tratará de destruirte, el árbol del jardín donde encontrarás a un grupo de ardillas que viven una guerra contra las avispas, un ático lleno de juguetes que nos llevará al espacio, el cuarto de Rose, sus juguetes y un castillo de cartón que nos llevará a un reino de fantasía, cada una de las locaciones toma elementos reales y los transforma en un mundo lleno de vida y fantasía, donde obtendremos poderes u objetos que nos ayudarán a pasar cada uno de estos pequeños niveles. Además, como el enfoque del juego es cooperativo en su totalidad, en muchas ocasiones estos poderes u objetos que tengamos tendremos que hacerlos funcionar de manera simultánea para pasar por ciertos caminos, mover objetos o llegar de un extremo a otro, el trabajo en equipo y comunicación es parte fundamental. Por si esto no fuera poco, en muchos de los niveles nos enfrentaremos a un jefe final que pondrá a prueba nuestra sincronización y comunicación con quien estemos jugando, ya que representan un gran desafío al momento de la pelea.

La única forma de jugar es con el modo cooperativo. . Foto: It Takes Two

El apartado gráfico y musical es simplemente espectacular, en todo momento, los escenarios plagados de colores y referencias hacen que cada lugar que exploremos tenga atmósfera, sensación y un estilo diferente; además, el uso de animaciones y transiciones dentro de este universo fantástico nos dan una sensación única de arte que tiene un gran trabajo detrás, el diseño de los personajes, de las habilidades y de los entornos son únicos en su tipo y todo va acorde a lo que la trama del juego nos va presentando, la musicalización va muy bien con los diferentes momentos que tenemos a lo largo de la historia, sobre todo en el momento de las batallas.

It Takes Two es una entrega maravillosa llena de magia, una gran historia, un gran mensaje y sobre todo mucha diversión, el guion detrás del juego así como las escenas y animación nos dan una enorme cantidad de momentos divertidos que nos hacen seguir hasta terminar el juego. Cada escenario y tarea que tenemos que realizar se sienten totalmente diferentes entre sí, por lo que siempre estamos en constante movimiento y un cambio de actividades en cada nivel, así como el uso de habilidades cooperativas, nunca dependerá en su totalidad de un solo jugador el progreso,  por lo que siempre habrá lugar para las habilidades de cada jugador.