#MetaDatos | El 7 de febrero pasado fue ejecutado Daniel “N”, un joven ingeniero de 23 años de edad. De acuerdo con testimonios vertidos en las redes sociales, el joven fue asesinado por un convoy de la policía estatal de Tamaulipas.

Este jueves como parte de la carpeta de investigación 139/2020 la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas informó que un juez ordenó la aprehensión de ocho elementos de la policía estatal que estarían implicados en el caso. Se les investiga por homicidio calificado.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).– La noche del 7 de febrero, Daniel “N”, un joven ingeniero de 23 años, fue ejecutado en Río Bravo, Tamaulipas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP), quienes presuntamente lo habrían confundido con un atacante de un convoy de esta corporación.

La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas investiga los hechos que vinculan al grupo de policías estatales que abrió fuego contra el joven ingeniero por presunta ejecución extrajudicial; es el segundo caso de esta naturaleza acontecido en la entidad en menos de un año.

Este jueves, la FGJ de Tamaulipas informaron que como parte de la carpeta de investigación 139/2020se ordenó la aprehensión de ocho elementos estatales por homicidio calificado.

“La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas informa que derivado del trabajo contenido dentro de la carpeta de investigación 139/2020, el Agente del Ministerio Público obtuvo de la Autoridad Judicial la orden de aprehensión solicitada en contra de 8 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado por su probable participación en el delito de homicidio calificado, cometido en agravio de Daniel, en hechos suscitados el pasado 07 de febrero en el municipio de Río Bravo”, señala el documento.

De acuerdo con la versión de los padres de Daniel, el 7 de febrero el joven atendía una reunión en su domicilio, es por eso que salió a comprar unas bebidas, pero ya no regresó. A unos metros de su casa fue ejecutado a bordo de su camioneta. Sus padres y testigos del crimen aseguran que suplicó por su vida, pidió que el fuego cesara, y aseguró a los policías que no estaba armado.

La presunta ejecución extrajudicial de Daniel no trascendió en la agenda mediática, pero la historia fue contada en tiempo real a través de los celulares de decenas de testigos del crimen que presenciaron el momento de la ejecución y el sufrimiento de la familia de Daniel.

⚠️ #VIDEO! MOMENTO DE LA EJECUCION!Fue así como un inocente es ejecutado por error durante los hechos acontecidos anoche en nuestra ciudad!#Increíble la cantidad de impactos de bala que recibió estando a bordo de su camioneta.#QueEnPazDescanse! #RíoBravoEstadeLuto!

Posted by Mi Rio Bravo on Saturday, February 8, 2020

Así es la vida en #RíoBravo, de ser un muerto pasas a ser una estadística más que mañana al amanecer será olvidada. También así es el actuar y proceder de nuestras autoridades. Que DIOS tomé el con control de nuestra ciudad, que nos cuide y proteja a todos! 🙏🏻

Posted by Mi Rio Bravo on Friday, February 7, 2020

El 8 de febrero fue difundida la primera grabación realizada en el lugar de los hechos, en ella se escucha la ráfaga y se observan a lo lejos las sirenas encendidas de los vehículos policíacos. Los sonidos de las balas de aquella grabación coinciden con las imágenes que más tarde también fueron publicadas en las redes sociales, donde se observa la camioneta de David repleta de disparos, luego de terminar estrellada sobre un puente.

“¡Ya lo mataron! […] ¡Hay que grabar!,¡hay que grabar! ¡Ahorita lo voy a compartir, pues si mataron a gente que no era!, los vatos no dispararon en ningún momento, por eso no responden”, exclama uno de los usuarios que se encontraba a unos metros del operativo y grabó desde su teléfono la ejecución de Daniel Ortiz.

La violencia y la posible ejecución extrajudicial de Daniel no pasó desapercibida en Río Bravo. Las imágenes del presunto operativo despertaron indignación y movilizaron las redes sociales. En Twitter un grupo de usuarios impulsó un reclamo dirigido al Gobernador Francisco Cabeza de Vaca y la corporación de la policía estatal quienes no se han pronunciado sobre este tema desde ninguna plataforma sociodigital.

Los reclamos contra las autoridades tamaulipecas se extienden por medio del hashtag #JusticiaParaDaniel en Twitter, y en Facebook otros más emplearon la etiqueta #RíoBravoEstadeLuto.

“El país no esta feliz, feliz. Los jovenes no pueden construir el futuro si son confundidos con delincuentes #JusticiaParaDaniel @lopezobrador_”

“Así las cosas en #Tamaulipas un joven con un futuro brillante, lleno de vida, un ser humano extraordinario, fue asesinado a manos de los que debían proteger de la ciudadanía. #JusticiaParaDaniel”

“Esto no es un error, esto fue un exceso de fuerza y falta de capacidad, solo hay que ver la cantidad de disparos que tiene la camioneta #justiciaparaDaniel”

“Vivimos en los tiempos donde normalizamos la inseguridad y sus consecuencias, pero el podría ser: Tu hermano Tu hijo Tu novio Tu sobrino Tu amigo Que este asesinato no quede impune, #JusticiaParaDaniel #NiUnoMas #RioBravo #reynosafollow #Tamaulipas”.

El lunes, la Universidad Tecnológica de Tamaulipas Norte, de la que Daniel egresó hace menos de un año de la carrera de Mantenimiento industrial, publicó un mensaje a través de Facebook en el que lamentó la muerte del joven. Su asesinato se asemeja al ocurrido en marzo de 2010 en que los jóvenes Jorge Mercado y Javier Arredondo, estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Supereriores de Moterrey (ITESM), fueron ejecutados al interior del campus por militares y después señalados falsamente de ser miembros del crimen organizado.

“La Universidad Tecnológica de Tamaulipas Norte, lamenta la pérdida de Juan Daniel Ortiz Martínez, egresado de la carrera de Mantenimiento Industrial, cuyo recuerdo vivirá por siempre en quienes tuvieron la fortuna de conocerlo. Oremos por su eterno descanso y esperamos una pronta resignación para sus familiares y amigos”, se lee en el mensaje.

El sábado 8 de febrero, María Guadalupe Martínez Cepeda, madre del joven, encabezó una protesta en Río Bravo acompañada de familiares y vecinos. En aquella manifestación no solo se denunció el exceso de fuerza por parte de las autoridades, sino también el hecho de que en la investigación se atribuyeron actividades delincuenciales al joven y el cuerpo fue retenido. Los padres de Daniel aseguran que el joven no estaba armado ni pertenecía a ninguna célula criminal.

A través de la Red también ha circulado el testimonio de los padres quienes sostuvieron contacto telefónico durante los últimos minutos de vida del joven ingeniero y aseguran que él suplicaba por su vida.

“Él se salió porque iba a traer unas cervezas porque teníamos un convivio el y yo […] se tardó unos quien minutos y se oyeron las detonaciones de balas. Le hablé dos veces, la segunda me contestó y nada más decía que no le dispararan ya, que no le dispararan ya. […] Llegué allá con ellos y les decía: es inocente mi hijo, mi hijo es inocente. Pero ellos seguían disparando y que no me acercara porque me iban a tirar a mi también; y mi hijo no traía ni armas, no traía nada, andaba solo”, dijo a un medio local el padre del joven.

Francisco Cabeza de Vaca fue cuestionado por periodistas durante la inauguración de la Segunda Etapa del Bachillerato Militarizado de Reynosa e indicó que la FGJ ya atrajo este caso.

“Se están haciendo todas las investigaciones y como lo he mencionado anteriormente aquí no va a haber impunidad. Si hubo errores, si hubo exceso de la fuerza se va a aplicar la ley. Ya se están llevando a cabo las investigaciones por parte de la Fiscalía General de Justicia y esto se va a llevar a cabo sin restricción. Y una vez más lo señaló a cualquier situación de errores que se genere por parte de la autoridad van a tener que pagar las consecuencias, esto es parte de lo que está establecido en ley, serán definitivamente las menos, sin embargo se va a aplicar”, explicó Cabeza de Vaca a la prensa local.

EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES 

Las acusaciones acerca de la presunta ejecución extrajudicial de Daniel tienen lugar a menos de un año de que la PGJ de Tamaulipas inició una investigación en contra de un grupo de policías estatales señalados por el mismo delito.

El 5 de septiembre del 2019, las redes sociales también fueron el conducto por el que surgieron las primeras denuncias acerca de la ejecución de cinco hombres y tres mujeres a manos de policías estatales en Nuevo Laredo en un presunto enfrentamiento.

Sin embargo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación luego de que el Comité de Derecho Humanos de Nuevo Laredo señaló que se trató de una ejecución extrajudicial. De acuerdo con testigos que incluyó este organismo en su investigación el operativo habría organizado un montaje que familiares de las víctimas denunciaron tras señalar que sus seres queridos fueron extraídos de sus domicilios y llevados a un sitio donde se les obligó a vestirse con uniformes y fingir el enfrentamiento.

En tanto los señalamientos de ejecuciones extrajudiciales por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, las redes sociales también son el medio de campañas como la que lleva a cabo el grupo Furia Negra Hacedor de viudas que dicen pertenecer a la corporación pero emplean recursos narrativos provenientes de la narcocultura.

FILTRACIONES DE IMÁGENES NORMALIZADAS

La grabación se volvió viral, pero no fue la única. También se filtraron en las redes sociales las fotografías del cuerpo de Daniel tendido en el piso sin ningún tipo de filtro. Una vez más, las imágenes pasaron desapercibidas por los administradores de Twitter y Facebook. Al corte de esta nota aún se encuentran disponibles en estas plataformas, en medio de una evidente normalización que afecta a numerosas víctimas de homicidio en México.

A través de las redes sociales también se filtró la fotografía de Daniel Ortiz tras ser ejecutado, sin que los administrados de las plataformas filtren estas imágenes. Foto: Twitter

“NO ME DISPARES”

La indignación y el miedo que generó en la población de Río Bravo la ejecución del joven ingeniero a manos de policías estatales motivó algunas expresiones que ejemplifican el grado de afectación de los ciudadanos.

A raíz del asesinato de Daniel Ortiz han sido compartidas en las redes sociales varias fotografías de automóviles sobre los que se ha escrito frases como “no me dispares, somos familia, no delincuentes”.

De acuerdo con quienes han compartido estas fotografías, ciudadanos de Río Bravo han tomado la iniciativa de escribir estos letreros en sus vehículos en señal de protesta por la ejecución que aseguran fue extrajudicial del joven.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

Foto: Facebook