Ayer, Jonathan Heath Constable, subgobernador del Banco de México, denunció que la reforma sobre captación de divisas impulsada en el Senado favorecerá a una sola empresa.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- La Asociación de Bancos de México (ABM) advirtió que la iniciativa de reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) pone en peligro al sistema financiero del país.

“Esta medida podría eventualmente comprometer la integridad de las reservas internacionales del País y afectar la estabilidad del sistema financiero en su conjunto”, aseguró la asociación en un comunicado distribuido por los principales bancos del país.

La ABM llamó a los diputados a discutir la iniciativa e forma ampliar y enriquecer la propuesta legislativa, antes de aprobarla en el pleno.

A la par, aseguró que la iniciativa aprobada por el Senado de la República no cuenta con su apoyo y eleve el riesgo de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en el país.

“La AMB considera que la iniciativa actual, la cual no ha sido promovida por esta asociación, incrementa el riesgo de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, al obligar a Banco de México a operar como comprador de última instancia de divisas en efectivo”, agregó.

El organismo que integra a los principales bancos del país recordó que la solidez del sistema financiero nacional es uno de los pilares que sostienen la estabilidad macroeconómica, por lo que cualquier cambio afectaría a dicho componente.

“Gracias a estos cambios el sistema financiero mexicano goza de la confianza del sistema financiero internacional”, aseveró.

En este sentido, puntualizó que obligar al Banxico a comprar divisas viola la autonomía del banco central y aumentaría la percepción de riesgo tanto en el organismo central como en el país.

“Como consecuencia habría un impacto negativo en varias de las operaciones financieras que se realizan con el exterior, como son: el manejo de las reservas internacionales, las líneas de crédito y financiamiento para cualquier entidad nacional, incluido el gobierno federal, y la custodia de activos internacionales entre otras”, agregó.

El pasado 9 de diciembre, el Senado aprobó reformas a la Ley del Banxico en materia de captación de divisas extranjeras.

Con este aval, el Banxico estará obligado a comprar los dólares que no puedan repatriarse a Estados Unidos.

Tras ello, el subgobernador del Banxico, Gerardo Esquivel, alertó que es “lamentable que se hayan aprobado en el Senado reformas a la Ley del Banco de México que ponen en riesgo a las reservas internacionales y que atentan contra la autonomía del Banco de México”.

Mientras Jonathan Heath Constable, subgobernador del Banco de México, denunció que la reforma sobre captación de divisas impulsada en el Senado favorecerá a una sola empresa.

El Senado de la República aprobó este miércoles reformas a la Ley del Banco de México (Banxico) en materia de captación de divisas extranjeras. Con este aval, el banco estará obligado a comprar los dólares que no puedan repatriarse a Estados Unidos.

El economista Heath Constable criticó lo aprobado al asegurar que la empresa que se vería favorecida tiene antecedentes negativos en la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

“Son bastantes los argumentos en contra de las reformas a la ley del Banco de México. Uno de los más importantes es que no se vale reformar una ley para favorecer a una sola empresa, en especial con antecedentes negativas con la SEC de EEUU”, criticó el subgobernador en sus cuenta de Twitter.

De acuerdo con la revista Proceso, las empresas más beneficiadas con esta reforma serán Banco Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, y Banco Coppel o BanCoppel, de la familia Coppel de Sinaloa, que no tiene conrresponsales bancarios en Estados Unidos para enviar sus excedentes en dólares.

Alejandro Díaz de León, Gobernador del Banxico, advirtió a los diputados que si insisten en los cambios lesivos a su legislación se sentará un mal precedente en su operación como organismo autónomo, traslandándole, además, los riesgos vinculados al lavado de dinero, dice el reportaje de Proceso.