Mundo

Como sucedió en México con Fox, jefe yunquista asesora a candidato de ultraderecha

13/12/2021 - 12:05 am

El jefe de El Yunque en Chile, Eduardo Guerrero Núñez, coordina el programa económico del candidato presidencial de la ultraderecha, José Antonio Kast Rist, y se ufana de tener tanta influencia en Kast como la tuvo con Vicente Fox el sicólogo industrial Ramón Muñoz Gutiérrez, “Julio Vértiz”, jefe de la Oficina de la Presidencia en ese Gobierno.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).– La organización secreta El Yunque, creada en México para formar políticos católicos “mitad monjes, mitad guerreros” y extendida a países como España con el partido extremista Vox, está a las puertas del poder en Chile: El jefe en esa nación, Eduardo Guerrero Núñez, es el coordinador del programa económico del candidato presidencial de la ultraderecha, José Antonio Kast Rist, simpatizante del dictador Augusto Pinochet

Toda la estructura de El Yunque en Chile, fundada en ese país hace tres lustros y encabezada por Guerrero Núñez, está movilizada para que la segunda vuelta de la elección del domingo 19 sea ganada por Kast, a quien manipulan como candidato y pretenden seguirlo hacerlo como Presidente de ese país, igual que lo hicieron los jefes de esa organización extremista en México con Vicente Fox y Felipe Calderón.

El economista neoliberal Guerrero Núñez, cuyo seudónimo en El Yunque es “Jaime Moro”, se ufana de tener tanta influencia en Kast como la tuvo con Fox el sicólogo industrial Ramón Muñoz Gutiérrez, “Julio Vértiz”, jefe de la Oficina de la Presidencia en ese Gobierno y actual jefe de la planeación estratégica del Partido Acción Nacional (PAN) de México.

Kast, fundador y líder del Partido Republicano de Chile, ha articulado a todo el espectro de la derecha para enfrentar en la segunda vuelta de la elección presidencial al candidato de la coalición de izquierda que incluye al Partido Comunista (PC), Gabriel Boric Font, acusado de marxista por formaciones políticas como El Yunque que tienen abierta simpatía por Pinochet.

El candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast. Foto: AP /Esteban Felix.

La jerarquía de El Yunque en Chile es liderada por el ingeniero comercial Guerrero Núñez, de 38 años de edad, quien como coordinador del equipo económico de Kast defiende el modelo neoliberal, asegura que el crecimiento económico se logra bajando los impuestos a los corporativos y afirma que la desigualdad no es el principal problema en Chile, sino el descontento ciudadano es por el abuso.

“Nuestro voto será por la libertad, paz social, respeto a nuestras instituciones, libertad de culto, libertad de enseñanza, salvaguardar derechos políticos y sociales… hacemos llamado a defender estas ideas amenazadas por el candidato del PC”, afirma Guerrero Muñoz, quien mantiene fluida comunicación de lo que pasa en Chile con los máximos jefes de El Yunque en México, a donde viaja con frecuencia: José Antonio Quintana, Bernardo Ardavín y Guillermo Velasco Arzac…

Antes de Guerrero, otro personaje de El Yunque ha sido colaborador clave de Kast: Juan Carlos Aguilera fue su coordinador de la campaña presidencial de 2017 y ha sido conferencista de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), fundada por la organización secreta.

Fue precisamente en Puebla donde se fundó, en 1955, El Yunque —que se hace llamar también Organización del Bien Común, como legalmente está registrada en España—, con el objetivo de formar líderes políticos para combatir a la “conspiración judeo-masónica-comunista” e instaurar en México un régimen subordinado a la iglesia católica.

Esta organización logró controlar al PAN en México y a sus gobiernos, debido en buena medida a su carácter “reservado”, y se extendió a otros países, como España, donde sus integrantes han infiltrado al Partido Popular, a Vox y a organismos civiles, según investigaciones impulsadas por obispos y laicos católicos. 

Gabriel Boric del partido de coalición Apruebo Dignidad. Foto: AP/Esteban Felix.

A diferencia de México, donde la jerarquía de la Iglesia católica encubre la operación de El Yunque, en España y en Chile muchos obispos ven como indeseable una organización que actúa amparada en el secreto y con fines inconfesables, por lo que han identificado a sus líderes y han tomado distancia de ellos.

La iglesia y laicos católicos de Chile tienen conocimiento de la red de El Yunque en el país y su vinculación a Kast, como Guerrero y Juan Carlos Aguilera, quien visitó la UPAEP, en noviembre, donde atribuyó las protestas juveniles en Chile a la “polarización” y aseguró que fueron organizadas por terroristas, anarquistas, jóvenes desencantados y hasta por el divorcio. También alertó, desde 2020, que el Grupo Puebla de izquierda tiene en la mira a su país.

Una propuesta de Kast va en el sentido de crear una “Coordinación Internacional Anti-Radicales de Izquierda”, con el fin enviarlos a la cárcel: “Nos coordinaremos con otros gobiernos latinoamericanos para identificar, detener y juzgar agitadores radicalizados”.

En la campaña de 2017, la vocera de la campaña de Kast fue Nora Cuevas, exalcaldesa de San Bernardo, política también de la organización de El Yunque que es acusada por los delitos de fraude al fisco, malversación de recursos públicos y desfalco por su sucesor en el Gobierno, Christopher White.

PINOCHETISMO Y YUNQUE

Al igual que en México y en España, en Chile El Yunque controla numerosas plataformas de extrema derecha que operan públicamente para impulsar su agenda, como CiticenGo y HazteOir.

Por ejemplo, el fundador y primer presidente de HazteOir en Chile es Felipe Ross, actualmente consejal de Vitacura —una especie de alcaldía de Santiago, la capital del país—, un enclave electoral de Kast, porque es habitada por familias de ingresos altos.

Otros dos miembros de El Yunque en Chile que tienen como proyecto apoderarse del Gobierno de Kast son Henry Boys, Rodrigo Esteban Donoso Baeza y Benjamín Lagos, miembros del Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II, un “centro de estudio” para la formación de nuevos liderazgos católicos, que en realidad sirve para reclutar militantes para esa organización.

En 2017, Javier Ortega Smith, secretario general del partido Vox de España, difundió en su cuenta de Twitter una fotografía con Henry Boys, celebrando un “encuentro” en Madrid, al que asistió también Donoso Baeza.

Rodrigo Esteban Donoso, por su parte, es habitual promotor de las acciones de HazteOir de España —él ha sido dirigente de esa plataforma en Chile—, de CitizenGo y de Leader Ship Institute, sobre todo cuando el “Bus de la libertad” se hizo circular en España y países de América Latina para defender la agenda conservadora, principalmente el derecho de los padres a educar a sus hijos. 

Una de las fotografías que ha compartido es con Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir de España, uno de los jerarcas de El Yunque en ese país —como han acreditado hasta en juicio judicial obispos y laicos—, donde también existe estrecha relación con Vox.

Boys, quien se autodenomina intelectual, generó polémica cuando, en 2017, lanzó una campaña como director nacional del Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II para invitar a inscribirse en el diplomado en Liderazgo Cultural.

“Conservadores, salgamos del clóset en el cual nos han querido confinar, y alcemos la voz en la defensa de los valores y los principios que le hacen bien a la sociedad”, exhortó el miembro de El Yunque. “Desde hace años el marxismo nos ha querido silenciar, porque saben que la verdad está de nuestro lado”.

La retórica anticomunista y la admiración a la dictadura de Pinochet es característica de El Yunque en Chile que posee también una editorial para publicar libros propagandísticos. 

Se trata de la Editorial Conservadora, cuyos socios son precisamente Henry Boys, Rodrigo Esteban Donoso Baeza y Benjamín Lagos, que apenas en el año pasado editó “Miserias morales de la chilenidad”, del pinochetista Hermógenes Pérez de Arce, cuya presentación establece:  

“Bajo la aguda pluma del incombustible líder intelectual de la derecha criolla se destacan los hitos por los cuales él considera que Augusto Pinochet refundó la patria, sin perder ocasión de criticar a la Democracia Cristiana y a Chile Vamos por su olvido selectivo al desconocer el apoyo que brindaron a su gestión en otro tiempo. Cuestiona también la ‘dictadura judicial’ chilena, señalando el hostigamiento que los tribunales de justicia han realizado sobre militares en retiro, quienes contribuyeron a vencer el desafío subversivo y terrorista armado que asoló Chile en los años 1970”.

No es fortuita esta apología de Pinochet en una organización como El Yunque que tiene un expediente de uso de la violencia contra sus adversarios, sobre todo en sus orígenes en México, y que sigue adiestrando a sus integrantes en la defensa personal.

“SOÑADO CHILE” 

Precisamente Rodrigo Esteban Donoso Baeza aparece en una fotografía siendo adiestrado en defensa personal por Klaus Feldmann, uno de los fundadores de El Yunque en Puebla, que actualmente tiene 87 años de edad y quien en sus colaboraciones periodísticas se presenta como quien “lucha contra el comunismo y la masonería en importantes asociaciones”.

SinEmbargo obtuvo esta fotografía en la que Feldmann Petersen, de origen alemán como Kast, viste ropa deportiva para adiestrar en un jardín a por lo menos cinco personas, entre ellas Donoso Baeza, que porta playera color naranja. 

Feldmann Petersen, de origen alemán como Kast, adiestra en un jardín a por lo menos cinco personas, entre ellas Donoso Baeza, que porta playera color naranja.

El Yunque también controla la Fundación Soñando Chile, que preside Henry Boys, su director de “Formación” es Donoso Baeza y el responsable de “Alianzas” es Benjamín Lagos, exactamente los mismos socios de la Editorial Conservadora que editó el libro que enaltece a Pinchet.

El propio Henry Boys Loeb ha dicho que él prohibiría “absolutamente” a quienes forman parte del Partido Comunista: “No se puede permitir que ellos participen en los procesos democráticos porque aniquilan la democracia”.

En 2016, la revista The Clinic publicó un reportaje que vinculaba a la Academia de Líderes Católicos de Latinoamérica con El Yunque, sobre todo porque era y es presidida por el mexicano José Antonio Rosas Amor, quien rechazó ese nexo y aseguró que él había dejado de ser miembro de la organización secreta. 

“La Academia de Líderes Católicos es un centro de formación autónomo, con sus propios órganos de gobierno independiente a cualquier movimiento y organización política o religiosa. Por lo tanto, niego tajantemente mi pertenencia a El Yunque”, respondió Rosas Amor a The Clinic.

En otra entrevista, para el medio Vida nueva digital, en agosto de este año, el politólogo egresado de la UPAEP insistió en que él fundó la Academia de Líderes Católicos, en 2014, para apoyar y promover la vocación política cristiana. 

—¿Cómo pasa uno de pertenecer a una entidad como El Yunque a liderar una iniciativa política al estilo ‘Fratelli tutti’?

—Mi historia de vida está marcada por una conversión pastoral fruto del papa Francisco. En lo personal, me ayudó a salir de trampas ideológicas en las que yo vivía con la mejor intención, pero ideologizando la fe. Siguiendo sus enseñanzas ya como cardenal de Buenos Aires, entendí que era muy peligroso participar en organizaciones anacrónicas que confunden la religión con formas políticas que actúan de manera oculta, secreta y reservada. 

“Con el tiempo, me distancié de esta entidad extremista conocida como El Yunque, para desarrollar una experiencia de comunión con los obispos y la Iglesia que es esta Academia”.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas