Las pruebas revelaron que se trataba de un ejemplar de Canis lupus signatus (Lobo ibérico), afirmó la Guardia Civil en un reciente informe.

Ciudad de México, 16 de febrero (RT).- Un alemán residente en la provincia española de Orense, estuvo conviviendo durante 3 años con un lobo como mascota. El hombre, llamado Michel, había adoptado al animal creyendo que era una perra de la raza lobo checo, ya que la “mascota” tenía toda la documentación que así lo acreditaba, informan medios locales.

Sin embargo, con el paso del tiempo, los vecinos empezaron a sospechar que se trataba de una loba ibérica, y no una perra. Uno de ellos llamó a la Guardia Civil en noviembre del 2018, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) —unidad de la Guardia Civil— comenzó las investigaciones.

El Seprona recogió una muestra biológica el 10 de febrero de 2019 para hacer el análisis de ADN y determinar la raza del animal.

Las pruebas revelaron que se trataba de un ejemplar de Canis lupus signatus (Lobo ibérico), afirmó la Guardia Civil en un reciente informe.

Además, la loba tenía tres cachorros híbridos, también en poder del ciudadano alemán.

Desde el pasado 12 de febrero de 2020 los cuatro animales están a cargo del Servicio de Patrimonio Natural de la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, tras ser entregados voluntariamente por el propietario.

NO ERA UN ZORRO, ERA UN DINGO

Un cachorro que una mujer australiana encontró quejándose en su patio trasero en Bright (Victoria), después de que supuestamente fuera secuestrado y arrojado por un águila, resultó ser un raro dingo de raza pura.

“No puedo decir si es un zorro o un perro”, escribió la mujer en agosto, cuando publicó fotos de la adorable criatura. Después de un debate en línea, llevo al animal, apodado Wandi, a un centro veterinario, donde le realizaron una prueba de ADN.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.