Dentro de las medidas se encuentra la suspensión, reprogramación o realización vía remota de eventos, conferencias, foros y capacitaciones que impliquen contacto físico estrecho entre un número importante de personas.

Ciudad de México, 17 de marzo (SinEmbargo).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) emitió una serie de recomendaciones para que las empresas puedan sortear el posible aumento de casos de coronavirus COVID-19 en el país.

Mediante un comunicado, el organismo al mando de Carlos Salazar Lomelín señaló que mantiene estrecho contacto con las autoridades federales, a fin de extenderles sus preocupaciones sobre el impacto que el virus tendrá en la economía nacional.

En este sentido, detalló que ha planteado medidas económicas, fiscales y administrativas que permitan sortear la “etapa crítica con la menor afectación posible a la productividad, el empleo y el desarrollo económico del país“.

Dentro de las medidas se encuentra la suspensión, reprogramación o realización vía remota de eventos, conferencias, foros y capacitaciones que impliquen contacto físico estrecho entre un número importante de personas.

Reagendar las reuniones cotidiana no prioritarias y realizar conferencias virtuales o telefónicas; evitar asistir a reuniones, foros o capacitaciones externas de más de 20 personas.

Además de evitar saludar de mano o beso, y evitar compartir utensilios.

El CCE también pidió a sus agremiado difundir “intensamente” las medidas básicas de prevención, como el lavado de manos, estornudo de etiqueta, limpieza de superficies y sana distancia.

El CCE pidió a sus agremiados flexibilidad para apoyar a los trabajadores. Foto: Crisanta Espinosa Aguilar, Cuartoscuro.

Así como cancelar los viajes al extranjero, con excepción de aquellos que sean impostergable.

El organismo solicitó a sus agremiados fortalecer las tareas de higiene en los centros de trabajo.

A la par, instó a las empresas a recomendar a sus colaboradores a guardar reposo, por 14 días, en caso de presentar síntomas de alguna enfermedad respiratoria; en este sentido, pidió “establecer políticas flexibles para quienes se ausenten por enfermedad propia o de una persona a la que deban dar cuidados”.

El CCE añadió que aquellos colaboradores que se presenten enfermos o desarrollen síntomas de alguna enfermedad durante el día, deben ser aislados y enviados a casa.

Pidió establecer esquemas de trabajo y horarios flexibles, como teletrabajo o turnos escalonados.

El CCE solicitó a las empresas preparase por un posible aumento en el número de ausencias por enfermedades en colaboradores y sus familiares, o por la suspensión de programas como estancias infantiles o escuelas.

En el comunicado, destacó que a través de la colaboración de todos los sectores “se podrá dar una respuesta eficaz a la situación crítica que atravesamos”.

Por ello hizo un llamado a todas las empresas a seguir los lineamientos de las autoridades, sumarse a las recomendaciones y establecer planes de de contingencia, “con responsabilidad y sensibilidad”.