Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, fue capturado hoy en Sinaloa. Después de la detención se desató una batalla en Culiacán. 

Ciudad de México, 17 de octubre (SinEmbargo).– La detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, provocó enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa. 

Fuentes federales y autoridades del Ejército confirmaron a Milenio, Televisa y Reforma la captura del hijo del narcotraficante mexicano.

Ovidio es hijo de la segunda esposa de “El Chapo”, Griselda López Pérez.

En febrero de este año, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que Joaquín Guzmán López y Ovidio Guzmán, hijos del narcotraficante mexicano, fueron imputados de cargos de narcotráfico.

La acusación, presentada ese año, los responsabiliza del presunto cargo de conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana para su importación a Estados Unidos, según un comunicado oficial.

El anuncio fue hecho por el Fiscal General adjunto de la División Penal del Departamento de Justicia, Brian A. Benczkowski, y por el agente especial a cargo de la oficina de Campo de Arizona sobre Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, en inglés) del Departamento de Seguridad Nacional, Scott Brown.

En la acusación se alega que Joaquín Guzmán López, de 34 años, y Ovidio Guzmán López, de 28, presuntamente conspiraron entre abril de 2008 y abril de 2018 para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros lugares para su importación a Estados Unidos.

Ovidio, de 28 años de edad y apodado “El ratón”, fue acusado hace un año de tráfico de cocaína, metanfetamina y marihuana.

“El Chapo” tuvo en total diez hijos con tres esposas distintas, cuatro con la segunda y unas gemelas con la tercera que fueron vistos durante su juicio en Estados Unidos.

“El Chapo” Guzmán purga sentencia de cadena perpetua en la prisión federal de máxima seguridad en Florence, estado de Colorado, considerada de las más seguras de Estados Unidos y del mundo, y que es conocida como “el Alcatraz de las Rocosas” o Supermax, al sur de Denver, Estados Unidos.

Guzmán fue declarado culpable el pasado febrero de 2018 por un jurado de Nueva York de 10 cargos, incluida la participación en una empresa criminal continuada y tráfico de drogas, entre otros y sentenciado a cadena perpetua

Imagen de Ovidio Guzmán detenido circulan en redes:

La detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, provocó enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa. Foto: Especial

CAOS EN CULIACÁN 

El Gobierno de Sinaloa pidió a la ciudadanía “mantener la calma”  y evitar salir a las calles por las balaceras registradas esta tarde en Culiacán, hecho por el que ya trabaja en conjunto con autoridades federales. Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que será su gabinete de seguridad el que más tarde se pronuncie al respecto.

“Ante los hechos de alto impacto que han venido ocurriendo en las últimas horas en diversos puntos de Culiacán, se trabaja en conjunto entre los tres órdenes de Gobierno para restablecer el orden y la tranquilidad”, expuso el Gobierno liderado por Quirino Ordaz Coppel.

Mientras que el Jefe del Ejecutivo, López Obrador, dijo que su gabinete de seguridad se reunirá para, más tarde, dar detalles. “Vamos a esperamos, allá les van a informar”, expuso a medios.

Fuentes del Ejército confirmaron a medios nacionales que Ovidio Guzmán López, hijo del “Chapo” Guzmán, habría sido detenido, lo que desató los ataques armados y bloqueos en distintos puntos de la ciudad.

Los reportes provienen de lugares cercanos a la Unidad de Servicios Estatales, por el Malecón Niños Héroes, en las inmediaciones de la Fiscalía General del Estado y por el sector de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Por más de una hora, el corazón de la ciudad de Culiacán se paralizó por el terror. Cientos de denuncias en redes sociales y la movilización de diferentes corporaciones obligó que la arteria principal de la ciudad, la avenida Álvaro Obregón, tenga en estos momentos un tráfico limitado y en el caso del puente Miguel Hidalgo totalmente cerrado.

En estos momentos, elementos de la Policía Estatal Preventiva y la Policía Municipal mantiene un cerco preventivo.

-Con información de EFE.