“Apenas desembarcó en Veracruz, el conquistador Hernán Cortés, sin ningún fundamento legal, se autonombró Alcalde. Fue el primer fraude”, dijo el Presidente de México en rueda de prensa, parafraseando su nuevo libro Hacia una economía moral, en el que hace un repaso de la corrupción en México.

López Obrador señaló que Cortés “separó el quinto real y se dio a sí mismo otro quinto” y calificó estos episodios de “moches iniciales”.

México, 19 de noviembre (EFE).- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que el conquistador Hernán Cortés cometió el “primer fraude” de la historia mexicana y atribuyó a los soldados españoles los primeros casos de corrupción en el país.

“Apenas desembarcó en Veracruz, el conquistador Hernán Cortés, sin ningún fundamento legal, se autonombró Alcalde. Fue el primer fraude”, dijo López Obrador en rueda de prensa parafraseando su nuevo libro, Hacia una economía moral, en el que hace un repaso de la corrupción en México.

Asimismo, basándose en las crónicas del conquistador Bernal Díaz del Castillo, López Obrador señaló que una tercera parte del tesoro del emperador mexica Moctezuma II desapareció en manos de capitanes españoles.

“El reparto del tesoro de Moctezuma se verificó de manera irregular porque antes de la distribución, cito textualmente a Bernal, faltaba la tercia parte de ello, que lo tomaban y escondían por la parte de Cortés y de los capitanes”, expresó.

López Obrador señaló que Cortés “separó el quinto real y se dio a sí mismo otro quinto” y calificó estos episodios de “moches iniciales”, como se conoce popularmente la corrupción.

Durante la colonia de la Nueva España “hay otros casos” similares, dijo López Obrador, algo que “continúa” tras la independencia de México en 1821.

Bajo la dictadura del militar Porfirio Díaz (1884-1911) “imperó la corrupción” en las concesiones de ferrocarriles, algo que fue un “antecedente” para lo que López Obrador llama el “período neoliberal”, iniciado hace 36 años con la presidencia de Miguel de la Madrid.

Durante estos anteriores gobiernos, dijo López Obrador, las compañías españolas Repsol y OHL fueron algunas de las “empresas predilectas que ganaban siempre las obras”.

“(La corrupción) es el principal problema que estamos enfrentando porque es lo que más ha dañado a México. En México lo que se necesitaba era desterrar la corrupción y el modelo neoliberal era consustancial a la corrupción”, dijo el líder del izquierdista que asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.

En marzo pasado, López Obrador propició un enfriamiento en las relaciones con España cuando pidió por carta al rey Felipe VI y al papa Francisco que se disculparan por los abusos de la conquista.

Una petición que reiteró el pasado 8 de noviembre, cuando se cumplieron 500 años del primer encuentro entre Moctezuma II y Cortés en Tenochtitlan.

Según el Presidente, esta petición “no es ninguna ofensa” sino un proceso de reconciliación para que México y España vean “hacia el futuro como hermanos”.

Además, López Obrador también se ha comprometido en pedir disculpas a los pueblos indígenas por los abusos cometidos por parte del Estado mexicano tras la independencia del país.