Grecia e Italia introducen una cláusula en el borrador del Brexit para obligar a “el retorno o restitución de objetos culturales retirados ilegalmente a los países de origen”.

Madrid, España, 20 de febrero (ElDiario.es).- La separación del Reino Unido con Europa ha servido para reabrir un debate que no es nuevo: la devolución a Grecia de los mármoles del Partenón, actualmente expuestos en el Museo Británico de Londres tras ser sacados de Atenas por el diplomático y arqueólogo Lord Elgin a principios del siglo XIX.

El motivo, según informa Reuters, es una cláusula para el “retorno o restitución de objetos culturales retirados ilegalmente a sus países de origen” introducida en el último borrador del Brexit a petición de Grecia e Italia.

No se especifica ningún monumento en concreto, pero, dada la lucha del Gobierno griego por la vuelta de los mármoles del Partenón, este podría ser uno a los que hagan referencia.

“Voy a proponer a Boris que como primer paso, nos preste las esculturas de un periodo concreto y yo le enviaré antigüedades muy importantes que nunca han salido de Grecia para que estén en una exposición en el Museo Británico”, propuso el pasado mes de septiembre el Primer Ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, a Boris Johnson en referencia a los frisos del Partenón.

El conflicto, por tanto, se centra en valorar si realmente las piezas desplazadas por Lord Elgin entre 1801 y 1805 fueron robadas o formaron parte de un contrato legal, aspectos que no terminan de estar del todo claros y varían según a quien se le pregunte.

Desde el propio Museo Británico, como recoge la mencionada agencia de información, sostienen que “las esculturas del Partenón fueron adquiridas legalmente y nos ayudan a contar la historia humana presentada en el Museo”.

Sin embargo, no es esta la postura compartida por los griegos. “Seguimos pidiendo la vuelta de los restos de las esculturas, por supuesto. No creo que quieran luchar en una batalla perdida. Al final va a ser una batalla perdida. Cada vez va a haber más y más presión en este tema”, expresó Mitsotakis. Pero el texto europeo es todavía un borrador, y por tanto no será hasta el próximo 25 de febrero cuando se sabrá si decidirán incluir esta cláusula y si realmente tendrá algún efecto.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ELDIARIO.ES. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.