El Gobierno de México, encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó esta mañana un proyecto de reforma al sistema de pensiones, con la cual se busca que los trabajadores eleven su tasa de retiro hasta 40 por ciento.

Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).– La tan anunciada reforma que propone el Gobierno de México al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) va. Tiene la aprobación del mayor sindicato (la CTM, que pertenece al PRI) obrero y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la mayor agrupación de la iniciativa privada. Y tiene visto bueno de los dos grupos mayoritarios, en el Senado y la Cámara de Diputados.

Esta mañana, en la conferencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, dijo que el sistema actual tiene deficiencias como el bajo nivel de aportaciones que genera tasas de reemplazo insuficientes; ahora se elevará esa tasa.

CPM SHCP Propuesta reforma SAR, 22jul20

“¿Cuáles son las fallas que tenía el sistema actual? Había dos problemas centrales. El primero, el ahorro y las aportaciones no eran suficientes, lo que hacía que a ciertos niveles de ingresos, la pensión resultaba mínima”, precisó.

Desde Palacio Nacional, el funcionario explicó que el segundo problema es que México sigue siendo “un país con un alto grado de informalidad”, por lo que “cuando se pensó en este sistema [el actual], se pensó que México iba a transitar relativamente rápido a un mayor nivel de formalidad. Para tener acceso a una pensión garantizada, se requieren hoy mil 250 semanas de cotización, que es equivalente a 25 años de trabajar”.

“Lo más importante son las comisiones”, aseguró López Obrador. “El que ahora se tenga un porcentaje estandarizado a lo que se cobra de comisiones en el mundo es un avance importante. Quienes pensaban que íbamos a estatizar las pensiones, pues no fue ese propósito”, sostuvo.

“La contribución más importante es lo que aportan los empresarios; ellos incrementan lo que tienen que aportar para el retiro de los trabajadores en un porcentaje considerable. Realmente es algo significativo”, agregó el Presidente.

Frente a los medios de comunicación, recordó que hace algunos años se llevó a cabo una reforma, que, consideró, “quedó corta para decirlo amablemente”. Por ello, afirmó que “si esa reforma no se corrige, al pensionarse, los trabajadores recibirían menos de la mitad de su salario. Esto se iría agravando con el tempo”.

“Nosotros no padeceríamos mucho por esa mala reforma, pero hacia adelante habría crisis y los que padecerían más son los trabajadores y los trabajadores en activo. Por eso se hizo el compromiso de hacer una nueva reforma al sistema de pensiones y se contó con el apoyo del sector empresarial y del sector obrero”, comentó el mandatario.

Asimismo, destacó “la participación en esta propuesta, en este proyecto, de Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Si alguien promovió este nuevo proyecto de reforma y buscó convencer a miembros del sector empresarial, fue precisamente Carlos Salazar que está aquí con nosotros”.

Por su parte, Herrera Gutiérrez detalló que “se va a elevar la tasa de reemplazo de los trabajadores en un promedio de 40 por ciento y los trabajadores que menos recibían, que tenían hasta cinco salarios mínimos, van a aumentar de un 31 por ciento a un 54 por ciento su tasa de reemplazo”.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este miércoles.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este miércoles. Foto: Gobierno de México

Habrá un aumento de 70 por ciento en lo que se aportaba a los trabajadores cuando se retiraban; se ajusta el límite para una pensión, de 25 a 15 años, y esta cifra subirá gradualmente para reconocer a los que hayan laborado gran parte de su vida y no tengan el mínimo para tener una pensión garantizada.

“A partir de esta reforma, pasarán dos cosas. No se afectan los derechos de los trabajadores, por eso la edad mínima para recibir la pensión siguen siendo 60 años. Pero se necesitan únicamente 15 años de cotización y el monto de la pensión será del monto ahorrado”, puntualizó el Secretario de Hacienda.

También señaló que las son aportadas hoy por tres entres: trabajadores, empresarios y Gobierno, que da su parte a través del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE ), 700 mil millones de pesos al año, y vía Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), más de 300 mil millones al año.

La aportación del ahorro de los trabajadores no cambia. La aportación del Gobierno será una cuota social sobre todo para trabajadores de menores ingresos. La parte de los patrones se eleva.

“En un periodo de ocho años, los trabajadores van a incrementar en 2.7 veces lo que ellos aportan para el retiro de los trabajadores”, indicó Arturo Herrera.

En cuanto al aporte del Estado mexicano, la cuota social se va a recomponer. El monto será idéntico, pero irá dirigido fundamentalmente a trabajadores con hasta cuatro salarios mínimos.

“Hay dos ideas detrás de esto: la primera es que hay que proteger a los trabajadores que ganan menos. Pero la segunda es que hasta en cinco salarios mínimos está el 80 por ciento de trabajadores en México”, añadió el Secretario.

Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en Palacio Nacional.

Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México

Además, concluyó que se trata de “un anuncio importante, trascendental, sobre todo por el fin último de esta iniciativa que es mejorar la condiciones y vida de los trabajadores cuando ellos se retiren. Nada más déjenme darles un dato. Después de esta reforma, se espera que el trabajador promedio aumente su pensión en un 40 por ciento. No es un asunto menor”.

En su intervención, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dio a conocer que esta reforma al sistema de pensiones podría beneficiar a más de 20 millones de personas en el país.

“Esperamos que esta propuesta pueda pasar por el Congreso, sin duda con las mejoras que los legisladores piensen, pero que logre pasar porque esto es un beneficio para México. […] Acciones como las que hoy se anuncian son verdaderamente trascendentes. Vamos a tocar la vida de más de 20 millones de mexicanos”, agregó.

A su vez, subrayó el hecho de “que los empresarios, que anunciamos desde febrero de este año un documento de dimensión social que le hicimos llegar al señor Presidente, estamos demostrando nuestro interés en México, en los trabajadores y nuestro interés de unirnos a una cruzada nacional, a un llamado de la autoridad y del Presidente de la República por mejorar las condiciones sociales de la mayor parte de la población”.

Esta será la primera reforma al sistema de pensiones desde 1997, cuando se crearon las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore), un sistema privado en el que trabajadores, empresarios y Gobierno aportan para la jubilación.

Sin embargo, en México sólo uno de cada 4 adultos mayores recibe una jubilación contributiva, un hecho que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha vinculado con la privatización.

Carlos Aceves, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Carlos Aceves, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Foto: Gobierno de México

Estima, además, que 80 mil mexicanos alcanzarán la edad de jubilación en 2022, pero 7 de cada 10 no acumularán las mil 250 semanas de cotización necesaria.

Cuando un trabajador se retira en México, sólo recibe un promedio de 30 por ciento de su sueldo, advirtió este miércoles el Senador Carlos Aceves, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

El representante de los trabajadores reconoció que la reforma se queda corta, pero es realista.

“No es lo suficiente, pero es lo que en este momento se puede hacer, porque aparte de todo tenemos además la pandemia y no es un momento muy apropiado, cuando se están haciendo tantos gastos”, argumentó el legislador.

La iniciativa se enviará al Congreso para someterla a votación.

Los representantes del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) en el Senado, Ricardo Monreal, y en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, coincidieron en que la reforma es el primer paso para “corregir la herencia del periodo neoliberal”.

-Con información de EFE