“Suéltenme babosos, voy a reencarnar”, le dijo el agresor a los oficiales que lo inmovilizaron.

Ciudad de México, 23 de julio (SinEmbargo).- Un hombre fue detenido en Ayotlán, Jalisco, después de presuntamente atacar con cuchillos a los comensales de un restaurante, incluida su esposa.

El sujeto, repentinamente, habría atacado a su cónyuge dentro del establecimiento, además, de acuerdo con medios nacionales, hirió a dos meseras y apuñaló a un repartidor, provocándole la muerte.

La repentina agresión  provocó que los comensales abandonaran el lugar, y el sujeto detrás de ellos. Un video capturó el momento en el que el hombre camina a las afueras del lugar donde ocurrieron los hechos, armado con dos cuchillos.

Como se aprecia en la grabación, elementos de seguridad intentan detener al hombre. Ante la negativa del presunto agresor, uno de los policías le dispara en una rodilla.

Ya en el suelo, las agentes de policía lo obligan a deshacerse de los cuchillos y proceden a someterlo, él responde, “suéltenme babosos, voy a reencarnar”.

Posteriormente, los oficiales lo rodean y comienzan a realizar labores de primeros auxilios para atender el impacto de bala en la rodilla del sujeto.

“Y ahora sí muy hipócritas, le tienen miedo a esta bola de perros, te vas a acordar de mí; si no me paro ahorita que me entablillen hijo de tu puta madre; entablíllame bien porque ahorita voy a matar a ese hijo de su puta madre”, dice el sujeto ante los reclamos de quienes presuntamente fueron testigos de la agresión dentro del restaurante.

“Pobre pendejo. Te llevaste inocentes”, le reclaman.

El hombre responde: “se sienten muy verga, van a a ver, ahorita espérense, a ver cuánto duran”.

Y continúa: “Acuérdense, babosos, porque estoy pelón creen que estoy loco: hijos de su puta madre; porque me dieron droga mala, piensan que me hicieron pendejo, fumé de la buena pendejos, que es el maíz, el trabajo, el fruto de los hombres; la tierra es de quien la trabaja, no de los putos lacras que matan puercos como ustedes y los meten a salchicha, ¿qué no han visto en las noticias que hay fosas clandestinas?”.

Hasta el momento no se tiene reporte por parte de las autoridades sobre la identidad del sujeto, tampoco se ha confirmado el presunto número de víctimas.

Este episodio recuerda a la detención del “hijo del sol y de la luna”, un joven que fue detenido en Ciudad Victoria, Tamaulipas, por agentes de tránsito después de chocar. El muchacho iba en sentido contrario por el Boulevard Fidel Velázquez de la mencionada zona, según medios locales.

En tanto el sujeto estaba esposado en la patrulla, algunos reporteros le hicieron preguntas, entre risas, mientras grababan.

“¿Por qué se están llevando mi carroza? ¡Es mi carroza no se la lleven!”, gritaba el muchacho.