El número de contagios en el mundo por la COVID-19 supera este lunes los 58.6 millones, mientras que el de fallecidos rebasa los 1.3 millones, según datos de la universidad de Medicina estadounidense Johns Hopkins (JHU). La efectividad de las vacunas se traduce en esperanza. 

–Con información de Associated Press y EFE

Ciudad de México/Washington, 23 de noviembre (SinEmbargo).– Veinte días a partir de hoy. Ese es el plan de Estados Unidos. Los grupos de alta prioridad, que incluyen trabajadores médicos de primera línea y residentes de hogares de ancianos, serán los primeros en recibir una vacuna. Luego vendrán los adultos mayores, después los adultos más jóvenes, pero ya en la primavera. Y es curioso porque los niños no están en la lista de prioridades: el SARS-CoV-2 no los afecta como a los demás. Tampoco las mujeres.

El doctor Moncef Slaoui, jefe de Operation “Velocidad de la Luz” o “Warp Speed”, dijo que dentro de las 24 horas posteriores a que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) apruebe una vacuna, las dosis se enviarán a los estados para su distribución. Y dentro de las 48 horas posteriores a la aprobación, las primeras personas probablemente recibirían inyecciones. O antes: quizás en 24 horas. Slaoui lo anunció en el programa “Esta Semana, con George Stephanopoulos”, que se transmite por la cadena ABC.

Pfizer y Moderna anunciaron que sus vacunas tenían una eficacia de alrededor del 95 por ciento, y Pfizer ya presentó formalmente una solicitud a la FDA para aprobación de emergencia. Los reguladores de la agencia pasarán unas tres semanas revisando la solicitud. El 10 de diciembre, una junta asesora externa sobre vacunas se reunirá para discutirla y se espera que la agencia tome una decisión poco después de esa reunión. Moderna presentaría pronto su propia solicitud. No se sabe aún qué con AstraZeneca, que hoy presentó resultados al 90 por ciento fiables. Es importante, porque México tiene su apuesta en esa vacuna, que podría ser mucho más barata.

El mundo aguarda por la vacuna. Foto: AP.

A diferencia de las vacunas Pfizer y Moderna, la de Oxford-AstraZeneca no tiene que almacenarse a temperaturas extremadamente frías, lo que podría facilitar su distribución, especialmente en los países en desarrollo. Las tres vacunas deberán ser aprobadas por las autoridades reguladoras antes de que puedan distribuirse ampliamente.

‘Si la primera vacuna se autoriza a mediados de diciembre, los funcionarios y representantes de la empresa han estimado que solo habrá suficientes dosis disponibles para tratar a unos 22.5 millones de estadounidenses en enero. Cada vacuna requiere dos dosis, separadas por varias semanas”, dice hoy The New York Times.

Slaoui dijo que las vacunas se enviarían a los estados, en proporción a su población, y que los estados decidirían cómo y dónde distribuir las dosis. Dijo que probablemente un día después de que una vacuna reciba la autorización, un comité de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emitiría recomendaciones sobre qué grupos deberían ser los primeros en recibir una vacuna.

El doctor Scott Gottlieb estuvo en el programa de CBS “Face the Nation”. Allí dijo que esos grupos probablemente serían seguidos por otros adultos mayores y luego se expandirían a adultos más jóvenes en la primavera. Tanto él como Slaoui estimaron que decenas de millones de adultos podrían ser vacunados en algún momento de mayo. Le seguirían las vacunas para los niños.

Slaoui estuvo además en el programa de CNN “State of the Union”. Allí informó que los participantes más jóvenes en los ensayos clínicos tenían entre 12 y 14 años y que la aprobación para niños más pequeños y niños pequeños probablemente no se produciría hasta finales de 2021, después de la prueba clínica. Se realizan ensayos para esos grupos de edad.

Son millones los contagios. Foto: AP.

Hoy, en Londres, la empresa AstraZeneca anunció que los ensayos en etapa avanzada de su vacuna desarrollada con la Universidad de Oxford contra el COVID-19 fueron “altamente efectivos” en la prevención de la enfermedad, dando a los funcionarios de salud pública esperanzas de que pronto puedan tener acceso a una vacuna que sea más fácil de distribuir que la de algunos de sus rivales farmacéuticos. La vacuna es importante porque es la gran apuesta de México.

Los resultados se basan en un análisis provisionales de ensayos en Reino Unido y Brasil de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y fabricada por AstraZeneca. No se informaron hospitalizaciones ni casos graves de COVID-19 entre quienes recibieron la vacuna. “Estos hallazgos muestran que tenemos una vacuna eficaz que salvará muchas vidas”, aseguró el profesor Andrew Pollard, investigador principal del ensayo. “Es emocionante que uno de nuestros regímenes de dosificación tenga una eficacia de alrededor del 90 por ciento”, agregó.

“La vacuna Oxford se puede almacenar en el refrigerador, a diferencia del congelador como las otras dos vacunas, lo que significa que es una solución más práctica para su uso en todo el mundo”, opinó Peter Horby, profesor de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Salud Global en Oxford. Los resultados ocurren cuando muchos países sufren una segunda oleada de casos de COVID-19, obligando nuevamente a cerrar negocios, restringiendo la interacción social y golpeando la economía mundial.

AstraZeneca dijo que solicitará de inmediato la aprobación temprana de la vacuna cuando sea posible, y que buscará que la Organización Mundial de la Salud apruebe su uso de emergencia para que esté disponible en países de bajos ingresos.

El ensayo de AstraZeneca utilizó dos regímenes de dosificación diferentes: media dosis de la vacuna seguida de una dosis completa con un mes de diferencia, que fue 90% efectiva, así como un segundo régimen que aplicó dos dosis completas con un mes de diferencia, que fue 62% efectiva. Los resultados combinados mostraron un promedio de eficacia del 70%, añadió.

Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, dijo que el hallazgo de que una dosis inicial más pequeña es más efectiva que una más grande es una buena noticia porque puede reducir los costos y significar que más personas puedan vacunarse.

“El informe de que una media dosis inicial es mejor que una dosis completa parece contradictorio para aquellos de nosotros que pensamos en las vacunas como medicamentos normales: con los medicamentos, esperamos que dosis más altas tengan mayores efectos y más efectos secundarios”, dijo. “Sin embargo, el sistema inmunológico no funciona así”, añadió.

Los resultados reportados el lunes provienen de ensayos en el Reino Unido y Brasil en los que participaron 23,000 personas. También se están llevando a cabo ensayos de última etapa en Estados Unidos, Japón, Rusia, Sudáfrica, Kenia y América Latina, y se planean ensayos adicionales para otros países europeos y asiáticos.

“La eficacia y seguridad de esta vacuna confirman que será altamente eficaz contra el COVID-19 y que tendrá un impacto inmediato en esta emergencia de salud pública”, dijo el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot. “Además, la cadena de suministro sencilla de la vacuna, junto con nuestra promesa sin fines de lucro y el compromiso de un acceso amplio, equitativo y oportuno significan que será asequible y estará disponible en todo el mundo, suministrando cientos de millones de dosis previa aprobación”.

El número de contagios en el mundo por la COVID-19 supera este lunes los 58.6 millones, mientras que el de fallecidos rebasa los 1.3 millones, según datos de la universidad de Medicina estadounidense Johns Hopkins (JHU). Los contagios en el planeta ascienden a 58 millones 666 mil 247, con Estados Unidos a la cabeza, que ya alcanza los 12 millones 247 mil 486 millones de afectados por coronavirus.

Los fallecimientos globales suman un millón 388 mil 272, en una lista que encabeza también Estados Unidos, con 256 mil 783 decesos.

Entre los países más afectados por los contagios, después de Estados Unidos, se encuentran la India, con 9.1 millones; Brasil, con 6.0; Francia, con 2.1; Rusia, con 2.0, y España con 1.5 millones. Otros cinco países superan el millón de afectados: el Reino Unido, con 1.5; Italia, con 1.4; Argentina, con 1.3; Colombia, con 1.2, y México, con 1.0.

En cuanto a fallecimientos, después de Estados Unidos, el país más afectado es Brasil con 169 mil 183; seguido de la India con 133 mil 738; México, con 101 mil 676 y el Reino Unido, con 55 mil 120 muertes. Italia continúa la relación con 49.823 decesos; Francia, con 48.807; Irán, con 44.802; España con 42.619 y Argentina, con 37.002 y Rusia, con 35.838, según la Universidad Hopkins.