Durante la pandemia de COVID-19, al tratarse de un virus que provoca una enfermedad que aún no tiene cura, la información se volvió un artículo de primera necesidad. Han pasado ocho meses y hay entidades que no avanzaron en materia de transparencia para los ciudadanos.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).- El año 2020 está por terminar y 16 estados aún no cuentan con un portal que brinde información completa, actualizada e interactiva de COVID-19; siete de ellos no tienen siquiera un portal dedicado a información sobre el virus.

De acuerdo con una revisión hecha por SinEmbargo a los portales web de las 32 entidades del país, la mayoría se han concentrado en mostrar solo los datos básicos de la pandemia, es decir, el número de casos acumulados, decesos y recuperados, pero en otros casos ni eso. En las páginas de los gobiernos de Colima, Puebla, Campeche, Chiapas, Hidalgo y Morelos, pareciera que no hay pandemia alguna.

Del otro lado están la Ciudad de México, Chihuahua, Jalisco, Michoacán y Nuevo León, que cuentan con páginas con la información básica y además datos sobre la ocupación hospitalaria, la afluencia en transporte público, actas de defunción, casos activos, información a nivel municipal y hasta el modelo epidemiológico.

INFORME-COVID

La mayoría de los portales de los estados se han concentrado en mostrar solo los datos básicos de la pandemia. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

En los rubros en donde hay más fallas es en la información que brindan sobre las camas ocupadas con ventilador, en el traslado a hospitales, en la transparencia de los contratos adjudicados, del ejercicio del gasto y en el uso de donativos y en la información traducida a lengua indígena.

De 22 elementos evaluados, la Ciudad de México lidera la lista de un acceso a la información más adecuado con un sitio web dedicado a datos de coronavirus, material interactivo y datos descargables; le sigue Nuevo León y Sonara con 15 requisitos cumplidos; Coahuila y Michoacán con 14; Jalisco y Oaxaca con 13 y Chihuahua con 12.

Aún cuando cumplen con poner la información en un portal, hay algunos retos en cuanto al acceso a la información. Por ejemplo, hay información de los hospitales pero no de la capacidad; los portales de COVID no están a simple vista como en el caso de Sinaloa y San Luis Potosí; en el caso de Querétaro para encontrar un dato se tienen que visitar hasta tres páginas distintas.

De acuerdo con la Unesco, las instituciones estatales pueden ejercer su liderazgo y fomentar la confianza en tiempos de crisis, “divulgando de manera proactiva y exhaustiva la información, incluidas las estadísticas pertinentes”.

ENFERMOS-COVID

En los rubros en donde hay más fallas es en la información que brindan sobre las camas ocupadas con ventilador, en el traslado a hospitales, Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

De acuerdo con ese posicionamiento publicado el pasado 6 de junio, la información de la pandemia es de interés fundamental para los ciudadanos “que buscan tranquilidad y claridad”.

“La publicación proactiva de información sobre la salud también es fundamental para garantizar la seguridad y la salud de todos, incluidas las personas con discapacidad y las poblaciones vulnerables. Esa divulgación debe incluir también los esfuerzos por proporcionar información en los idiomas locales y en formatos accesibles, mediante el uso de tecnologías accesibles”, puede leerse en el pronunciamiento.

ATINOS Y DESATINOS

Son 25 las entidades que tienen un portal exclusivo para la información relacionada con la COVID-19. En los rubros en los que hay un avance más notorio es en mostrar los números de total de defunciones, casos confirmados y casos acumulados; solo 15 dan información sobre casos activos y también 15 son los que muestran la situación actual de la pandemia a nivel municipal o colonia.

Otro atino es que 25 de los estados tienen un espacio en donde están los boletines, las presentaciones, noticias e informes técnicos y no solo el actual, sino que conservan el histórico.

La mitad de las entidades también tienen disponible información sobre los apoyos sociales que se brindan, los programas de financiamiento para microempresas y un espacio donde se encuentra la normatividad para la reapertura de establecimientos.

 La mayoría, 20 entidades, tienen un número especial para atender dudas sobre COVID. Otros apostaron también por ofrecer test virtuales para la detección de la enfermedad o crear un depositario en el que se aclaran rumores y fake news.

En la parte de los pendientes, está que solo cinco ofrecen información en lengua indígena; sobresale en este rubro Chiapas, uno de los estados con mayor comunidad indígena que no tiene siquiera una mención al virus en su portal web, mucho menos información relacionada en lengua indígena.

En la parte de los contratos adjudicados para atender la pandemia y en la transparencia en el ejercicio del gasto, solo siete entidades hacen pública esta información: la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas y Sinaloa.

 Solo diez entidades cuentan con un apartado con material para la atención de violencia de género durante la contingencia y sobre salud mental.

Solo en dos entidades se ofrece acceso a la información de las actas de defunción o expedientes médicos; cuatro ofrecen información preliminar de la afluencia en transporte público; cinco publican su modelo epidemiológico; tres entidades ofrecen el número actualizado de camas ocupadas con ventilador; otras cinco el número de camas ocupadas y solo seis, muestran la ocupación hospitalaria en general.