En el primer audio, “Geño” Hernández, ex Gobernador de Tamaulipas por el PRI y acusado de narcotraficante y lavador de dinero por la DEA, habla con Elba Esther Gordillo, ex dirigente de la SNTE detenida por desvío de recursos de los trabajadores. En el segundo audio, Pedro Cerisola, entonces Secretario de Comunicaciones Exteriores con Felipe Calderón, agradece favores al mismo ex mandatario, quien es buscado por las autoridades de Estados Unidos pero en México no tiene ninguna investigación. López Obrador respondió así al polémico video donde una candidata de Morena recibe dinero que supuestamente era para él, porque “los jóvenes de hoy deben saber cómo se confabularon los del PRI y los del PAN para imponer, mediante un descarado fraude electoral”.

Ciudad de México, 24 de abril (SinEmbrago).- El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, difundió este día dos conversaciones telefónicas que vinculan al ex Presidente Felipe Calderón y a su amiga, Elba Esther Gordillo, con Eugenio Hernández, ex Gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas y acusado por la DEA de lavado de dinero y narcotráfico.

Los audios hablan de acuerdos para cometer un supuesto fraude electoral y favorecer al panista Calderón Hinojosa en las elecciones presidenciales de 2006.

En medio de la polémica que generó un video en el aparece Eva Cadena Sandoval, Diputada de Morena y candidata a la Alcaldía de Las Choapas, Veracruz, recibiendo medio millón de pesos, López Obrador publicó en su cuenta de Facebook un video que recopila dos llamadas telefónicas entre “Geño” Hernández; Gordillo, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); y el panista Pedro Cerisola y Weber, ex Secretario de Comunicaciones y Transportes.

“En 2006, la estrategia de [Vicente] Fox, [Carlos] Salinas, [Felipe] Calderón y otros de la misma pandilla, consistió en no permitir por ningún motivo nuestro triunfo. Según confesó el [entonces] presidente del PAN, Manuel Espino, el 21 de febrero de 2007, en Colombia, una semana antes de la elección llegaron al acuerdo con ocho gobernadores del PRI para que les ayudaran a ‘ganar’ el 2 de julio”, recordó el líder de Morena.

El mismo día de la elección, Elba Esther Gordillo, actualmente presa, llamó al entonces Gobernador tamaulipeco diciéndole que “ya es el momento de definirse” y que debía “echarle la mano” a Calderón.

Según López Obrador esta comunicación telefónica se llevó a cabo dos o tres horas antes del cierre de las casillas, y la intervención del Gobernador no fue para ordenar que simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a que votaran a favor de Calderón, sino para hacer el fraude electoral.

En el audio se escucha a Gordillo Morales, actualmente presa por desvío de recursos de los trabajadores, decirle a Hernández Flores, acusado de narcotraficante y lavador de dinero por la DEA, que el PRI se había desplomado y el triunfo estaba entre Felipe Calderón y el candidato perredista, Andrés Manuel López Obrador. Por eso, le pide al mandatario tamaulipeco ordenar a su estructura votar por Calderón Hinojosa, a lo que Eugenio Hernández accede.

En otra llamada, al día siguiente de la elección, Pedro Cerisola, en ese entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno de Vicente Fox, le agradece a Eugenio Hernández por su colaboración. Incluso, riéndose, le reconoce que cumplió en demasía.

Los audios fueron dados a conocer en el pasado; en realidad, López Obrador los reunió ambos porque “los jóvenes de hoy deben saber cómo se confabularon los del PRI y los del PAN para imponer, mediante un descarado fraude electoral, a Felipe Calderón y mantener el régimen de corrupción e impunidad que tanto daño han causado a los mexicanos”.

Cada uno de los involucrados en estos audios tuvo un destino distinto. Elba Esther Gordillo está presa por robarse el dinero de los maestros; Eugenio Hernández es perseguido por la justicia de Estados Unidos, que lo acusa de lavado de dinero y narcotráfico. El ex Presidente no es investigado por el gobierno de Enrique Peña Nieto mientras que Cerisola es director de Indra, empresa envuelta en un escándalo de corrupción en España.
Por su parte, Vicente Fox Quesada, de acuerdo con López Obrador, “goza de su riqueza malhabida”.

“Nosotros seguimos luchando contra la mafia del poder y del dinero para acabar con la corrupción y lograr el renacimiento de México. Las pruebas del fraude son contundentes”, expresó López Obrador.

AUDIOS CONTRA VIDEO

Este lunes, el periódico El Universal y Carlos Loret de Mola difundieron una grabación en donde Eva Cadena Sandoval, Diputada de Morena con licencia y candidata del partido a la presidencia municipal de Las Choapas, Veracruz, presuntamente recibe medio millón de pesos “para entregárselos a López Obrador”.

Tras la difusión de la grabación, Cadena anunció que declinará su candidatura y aclaró que el dinero fue “devuelto de manera integra” y deslindó al partido y a López Obrador.

Yeidckol Polevnksy, secretaria del CEN de Morena, señaló que Cadena salió del PAN para unirse a Morena. Consideró que el video podría tener relación con ese partido y el Gobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes.

Para López Obrador el caso de la candidata de Morena es parte de la guerra sucia en contra de su partido. “Salinas, Peña, Fox, Calderón y sus socios están tratando de destruirnos como ya lo han tratado de hacer”, denunció a través de un video. Dijo que es un intento por mancharlo a él y llamó “un cuatro” la entrega del dinero y el video mismo.

Eso fue antes de publicar los audios.