México

Autonomía y pluralidad siguen vigentes e inquebrantables en la UNAM, defiende el PAN

24/10/2021 - 10:47 am

Marko Cortés citó a Manuel Gómez Morin, exrector de la UNAM y fundador del PAN, y afirmó que la escuela está ubicada bajo el acecho de quienes se escudan en un desfiguramiento de la realidad y de la doctrina para imponer su propio pensamiento.

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).- Marko Cortés Mendoza, dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), externó su apoyo a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmara que la institución se ha derechizado y vuelto defensora de proyectos neoliberales.

Cortés mencionó que, en el marco del surgimiento de regímenes autoritarios y declaraciones contra la UNAM, Manuel Gómez Morin, fundador del PAN y exrector de la casa de estudios, entre 1933 y 1934, y frente a los embates políticos de la época logró impulsar y formalizar la autonomía, libertad de cátedra y pluralidad de pensamiento como valores esenciales que siguen vigentes y son inquebrantables.

Debido a esta situación, el PAN expresó su solidaridad con la UNAM y defendió su autonomía y pluralidad encima del adoctrinamiento.

Asimismo recordó que la UNAM está ubicada bajo el acecho de quienes, según las palabras de Gómez Morin, “se escudan en un desfiguramiento de la realidad y de la doctrina” para intentar imponer su propio pensamiento, pero la institución educativa tiene un destino social que es dar profesionistas que estén al servicio del pueblo.

“La Universidad tiene un claro destino social: lograr en cada uno de sus momentos ese fruto complejo y riquísimo en su heterogeneidad, que es la cultura; divulgar lo más ampliamente que sea posible, los frutos culturales alcanzados en la investigación y en el estudio, y dar a la comunidad técnicos bien preparados que se encarguen de sus servicios”, destacó.

Asimismo alertó que la UNAM defiende y expresa la pluralidad de ideas, es ajena al adoctrinamiento político y su carácter científico cuenta con reconocimiento mundial, ya que “atacar a la UNAM con los argumentos de López Obrador refleja un completo desconocimiento de la realidad y un atraso político digno de la Guerra Fría”.

También alertó sobre el riesgo que conllevan los ataques de un líder autoritario no solamente a la institución educativa, sino a todos aquellos que tengan pensamientos diferentes.

“Es inconcebible que en una democracia el gobernante crea que todo aquel que disiente se convierte en traidor a la Patria; también lo es que el Presidente divida a la Nación entre buenos y malos, mientras la ciudadanía padece los embates de la delincuencia, se desmantela el sistema de salud y la crisis económica genera más pobreza”, expuso Cortés.

A la par, afirmó que AMLO intenta imponer su punto de vista descalificando la educación profesional, los conocimientos técnicos, así como la autoridad intelectual, pues así lo ha demostrado en sus críticas a quienes estudian en el extranjero, el recorte de presupuestos, los ataques a intelectuales en las “mañaneras” y la persecución contra los 31 científicos del Conacyt, pero el trasfondo de todo esto se debe a su rechazo a la modernidad.

“Proponer el trapiche para reactivar la economía, los caminos construidos a mano, la condena a la automatización en la fabricación de automóviles, el regreso al carbón para producir energía eléctrica, la crítica a los ‘ventiladores’ que afean el panorama y se roban el aire indígena, detener la compra de computadoras, son solamente algunos ejemplos de esta visión del pasado”, agregó.

Para Cortés, la polarización es alentada por AMLO, así como “el desprecio a los expertos, la invención de un pasado mítico, la utilización de sus legisladores como borregos y lacayos incapaces de mover una coma a las iniciativas del Ejecutivo, el uso de las instituciones contra los supuestos adversarios políticos, son otros tantos síntomas del síndrome autoritario”.

Anteriormente AMLO dijo que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se volvió individualista al defender proyectos neoliberales y que perdió su esencia de formar a profesionales para servir al pueblo.

López Obrador aseguró que ya no hay economistas, sociólogos, abogados o politólogos como antes, por lo que tampoco hay derecho constitucional, y “el derecho agrario es historia”.

El mandatario federal acusó que en gobiernos anteriores se vivió un proceso de decadencia, por lo que actualmente se tiene que “remar contra corriente” para lograr la llamada cuarta transformación del país.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas