Óscar Andrés Flores Ramírez, “El Lunares”, asumió el liderazgo del grupo delictivo luego de que en agosto de 2018 Roberto “N”, alias “El Betito”, entonces jefe del grupo criminal, fue detenido en Tlalpan y llevado desde entonces al Reclusorio Varonil Oriente. “El Lunares” fue capturado en enero. Ahora cae su padre. 

-Información en desarrollo. 

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).- Dionisio “N”, “El Nicho”, presunto operador financiero del grupo delictivo La Unión Tepito y padre de  Óscar Andrés Flores Ramírez, “El Lunares”, fue capturado.

Durante la madrugada de este martes 24 de noviembre, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México cumplimientaron una orden de cateo en un domicilio de la colonia Morelos, Alcaldía Cuauhtémoc. Ahí cayó “El Nicho”.

Además de operar las finanzas del grupo criminal, el hombre sería responsable de coordinar la distribución de droga del grupo que encabezaba su hijo.

“El Lunares” fue detenido la madrugada del viernes 31 de enero pasado en el municipio de Tolcayuca, Hidalgo. Habría asumido el liderazgo del cártel luego de que en agosto de 2018 Roberto “N”, alias “El Betito”, entonces jefe del grupo criminal, fue detenido en Tlalpan y llevado desde entonces al Reclusorio Varonil Oriente.

La FGR señaló a Óscar “N” como probable responsable de delitos contra la salud, en la modalidad de posesión de mariguana y cocaína, así como de acopio de armas.

De acuerdo con una investigación realizada por autoridades capitalinas, el supuesto líder de La Unión Tepito caminaba con toda tranquilidad por calles del Centro y la colonia Guerrero rodeado por al menos 10 hombres armados que fungían como halcones y escoltas.

Óscar Andrés, nacido en la Ciudad de México en 1989, contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de privación de la libertad personal en su modalidad de secuestro exprés agravado.

Se convirtió en uno de los líderes de la organización delictiva La Unión de Tepito gracias “a su alto grado de violencia, e influencia” en grupos de narcomenudistas (traficantes a pequeña escala), ya que funge como su principal proveedor de droga.

“El Lunares”, explicaron las autoridades capitalinas, es creyente y alabador de Jesús Juárez Mazo, mejor conocido como Jesús Malverde, el santo de los narcos.