Será el 11 de diciembre cuando el Consejo General adecue definitivamente el presupuesto para ajustarse al monto autorizado “privilegiando siempre salvaguardar y afectar en la menor medida posible los servicios”, pero  anticiparon afectaciones en tres áreas importantes: monitoreo de medios, módulos de atención ciudadana, calendarios electorales del proceso 2020-2021.

En conferencia de prensa, Lorenzo Córdova indicó que tras el recorte de mil 71 millones de pesos, el próximo año “el INE se verá obligado a operar de manera limitada, con un déficit financiero que trataremos de subsanar con medidas extraordinarias, pero el instituto cumplirá a la ciudadanía”.

Ciudad de México, 25 de noviembre (SinEmbargo).- “El INE es afectado con recortes cada vez mayores que colocan en una potencial zona de riesgo sus funciones y ponen al límite su capacidad operativa”, afirmaron consejeras y consejeros en un documento en el que denunciaron afectaciones en tres áreas importantes.

El Instituto Nacional Electoral (INE) solicitó como presupuesto para 2020, 12 mil 493 millones de pesos, que de acuerdo con la institución fue calculado sin excesos, para poder cumplir con sus funciones, atribuciones y servicios, pero el monto asignado tuvo un recorte de mil 71.5 millones de pesos, convirtiéndose en el más alto en las historia del organismo.

“Todas las instituciones del Estado estamos obligadas a garantizar un ejercicio eficiente de los recursos asignados, pero el fortalecimiento de la democracia es una inversión necesaria para preservar los logros que tanto nos han costado como país. Sacrificar la democracia y las elecciones libres y genuinas organizadas por una autoridad electoral autónoma, independiente e imparcial significaría, además de un lastimoso retroceso histórico, un enorme costo social y político, e incluso económico”, afirmó el texto.

Afirmaron que se requiere conservar y fortalecer la autonomía y su estructura de personal profesionalizado permanente, aunado de la participación central de la ciudadanía en los procesos electorales.

“El INE es el órgano garante de los derechos y libertades políticas de las y los ciudadanos y el responsable de que la competencia electoral sea libre y equilibrada y, con ello, sea la fuente de la legitimidad de los Gobiernos democráticamente electos”, afirmaron.

Será el 11 de diciembre cuando el Consejo General adecue definitivamente el presupuesto para ajustarse al monto autorizado “privilegiando siempre salvaguardar y afectar en la menor medida posible los servicios”, pero  anticiparon afectaciones en tres áreas importantes: monitoreo de medios, módulos de atención ciudadana, calendarios electorales del proceso 2020-2021.

El INE describió como algunas de sus funciones para generar certeza en las elecciones, que “son mandatos constitucionales y legales que los propios actores políticos han exigido y pactado en el Congreso de la Unión para competir, pacífica e institucionalmente por el poder político”:

– Mantener actualizado y seguro el Padrón Electoral.

– Emitir anualmente alrededor de 16 millones credenciales para votar con múltiples datos biométricos

– Credencializar a medio millón de ciudadanos mexicanos residentes en el extranjero al año

– Sortear a más de doce millones de ciudadanas y ciudadanos en cada elección federal, visitarlos, capacitar a más de un millón y medio de ellos.

– Instalar más de 156 mil casillas para acercarlas al electorado.

– Imprimir material electoral en papel seguridad, garantizar su custodia permanente.

– Votar en boletas con talones foliados.

– Organizar el voto desde el extranjero.

– Desarrollar programas de resultados preliminares y de Conteo Rápido.

– Hacer los cómputos en los distritos, organizar los recuentos de votos, procesar impugnaciones.

– Fiscalizar los recursos ordinarios de los partidos y de miles de candidatas y candidatos en las campañas.

– Monitorear permanentemente más de 2 mil señales de radio y televisión en todo el país.

– Contar con un Servicio Profesional Electoral.

– Mantener en funcionamiento 32 Juntas Locales y 300 Juntas Distritales.

OPERACIÓN LIMITADA

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE indicó que el recorte presupuestal a la institución limitará sus operaciones como nunca antes, sobre todo en tres áreas: infraestructura para renovar el área de monitoreo de medios; infraestructura para operatividad de módulos de atención ciudadana y convenios para organización de próximas elecciones.

En conferencia de prensa, Lorenzo Córdova indicó que tras el recorte de mil 71 millones de pesos, el próximo año “el INE se verá obligado a operar de manera limitada, con un déficit financiero que trataremos de subsanar con medidas extraordinarias, pero el instituto cumplirá a la ciudadanía”.

“Habrá una reducción que hará imposible la inversión para renovar infraestructura informática para el monitoreo de medios de comunicación; también se tendrá que suspender inversión para infraestructura física de módulos donde la ciudadanía acude para tramitar su credencial de elector y obliga a revisar calendarios para el proceso electoral 2020 y convenios que hacen posible la operación”.

Sin embargo, Córdova aseguró que el INE enfrentará la situación con responsabilidad “haciendo todo lo humanamente posible para garantizar la operación del instituto”.

Por último, refirió que continuarán luchando por conservar y fortalecer tanto la autonomía del INE como su estructura de personal profesionalizado permanente, acompañado de la participación central de las ciudadanas y los ciudadanos en los procesos electorales.

-Con información de Economía Hoy