La película que llega este fin de semana a las salas de cine de nuestro país nos cuenta la historia de Grace, una joven interpretada por Samara Weaving, que ensu noche de bodas debe cumplir con una extraña y antigua tradición familiar: participar en un juego, pero no cualquier juego; Grace llegará a sus límites físicos y emocionales para sobrevivir a una noche en la que sus suegros y nueva familia busca asesinarla.

Ciudad de México, 27 de septiembre (SinEmbargo).- Boda sangrienta tal vez no sea el mejor título para esta cinta, y no porque no tenga ambos elementos sino porque puede confundir al público respecto a lo que verá en la pantalla grande.

La película que llega este fin de semana a las salas de cine de nuestro país nos cuenta la historia de Grace, una joven interpretada por Samara Weaving, en el día de su boda, ese que se supone debe “ser el más feliz de su vida” como dicen. La millonaria familia de su novio, Alex (Mark O’Brien), no es para nada normal y raya en lo excéntrico, tanto que tras casarse debe cumplir con una extraña y antigua tradición: participar en un juego, pero no cualquier juego; así Grace llegará a sus límites físicos y emocionales y luchará por sobrevivir.

El primer consejo para disfrutar esta película es olvidar todo lo que has visto de ella: el póster, el trailer y la idea que seguramente tienes en mente acerca de que será una historia aterradora y con tintes paranormales. Boda sangrienta es una comedia de horror, una cinta de humor negro con algunas escenas grotescas, muertes inesperadas y absurdas, que curiosamente entretiene y lleva a pasar un buen rato.

Samara Weaving tiene un peso importante para que la película funcione: corre vestida de novia con tenis por una casa con pasadizos secretos para escapar de sus suegros y cuñados que intentan matarla, lleva una buena carga del humor con sus frases y hasta gritos y resalta en una cinta que está hecha sencillamente para divertirse.

Grace descubre que está siendo cazada en un juego sangriento mortal. Foto: Especial

Si lo tuyo es el humor negro que incluye muertes, escenas absurdas y chistes raros, algunos malos pero que pueden arrancarte una carcajada, Boda Sangrienta es una gran opción, pero si buscas algo de miedo o un thriller lo mejor es elegir otra película.