La instalación de la “K invertida” evitaría cortes de agua cuando se realizaran labores de mantenimiento. La obra fue encargada a las empresa Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas y Consultoría en Obras Estructurales de Tuberías. El proyecto tenía un costo de 500 millones de pesos. Sin embargo, luego de colocar la pieza, ésta sufrió un desplazamiento de cuatro centímetros que obligó a suspender el bombeo de agua.

Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que concluyó anticipadamente el contrato con la empresa responsable de la falla de instalación de la pieza conocida como “K” invertida en la Ciudad de México.

A través de un comunicado, Conagua dio a conocer su decisión luego de hacer un proceso de revisión técnica y administrativa de los trabajos de interconexión entre la Planta de Bombero número 5 y la Torre de Oscilación del Sistema Cutzamala.

Adelantó que con el objetivo de no dejar sin servicio de agua a todo el Valle de México, realizaron un nuevo diseño para la interconexión de dos líneas de alta presión.

“Para la ejecución del nuevo diseño de la interconexión, en los próximos días se dará a conocer un nuevo procedimiento de contratación, el cual permitirá garantizar la redundancia del Sistema, es decir, contar con una segunda línea de conducción de agua para que, en el futuro, en los momentos de mantenimiento, no paren las operaciones y no se interrumpa el suministro”, informó.

Esta dependencia federal explicó que los trabajas para instalar el nuevo diseño de interconexión no implicarán ningún corte en el suministro líquido.

Además, ya encabezan un peritaje técnico independiente a todos los trabajos para instalar la Línea de Alta Presión 2 del Sistema Cutzamala, con el que buscarán revisar detalladamente todos los procesos de supervisión, operación e instalación y determinar las causas en la falla del diseño de la pieza “K invertida”.

El pasado 7 de enero, la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, indicó que la colocación de la “K invertida” pudo realizar sin haber cortado el servicio de agua que afectó a 13 delegaciones de la Ciudad de México y varios municipios del Estado de México.

La instalación de la “K invertida” evitaría cortes de agua cuando se realizaran labores de mantenimiento. La obra fue encargada a las empresa Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas y Consultoría en Obras Estructurales de Tuberías. El proyecto tenía un costo de 500 millones de pesos. Sin embargo, luego de colocar la pieza, ésta sufrió un desplazamiento de cuatro centímetros que obligó a suspender el bombeo de agua.