Durante un evento de campaña realizado en Michigan, el Presidente estadounidense Donald Trump insistió en que nuestro país podría detener el paso de las caravanas migrantes fácilmente, y amenazó que en caso de no hacerlo cerraría la frontera entre México y Estados Unidos.

En respuesta, el titular de la Secretaría de Relaciones exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, aseguró en un mensaje publicado a través de su cuenta de Twitter que México buscará llegar a un acuerdo en el tema migratorio exigiendo en todo momento respeto.

Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).- El Presidente Donald Trump arremetió nuevamente contra el Gobierno mexicano por no detener el flujo de migrantes procedentes de Centroamérica que llegan a Estados Unidos, por lo que el mandatario estadounidense amenazó con “cerrar la maldita frontera” entre ambos países.

Durante un evento de campaña realizado en Michigan, el magnate insistió en que nuestro país podría detener el paso de las caravanas migrantes fácilmente, y amenazó que en caso de no hacerlo cerraría la frontera entre México y Estados Unidos.

“Ahora están llegando otras dos caravanas. México podría detenerlos, así de fácil. Si no lo hacen, les costará mucho dinero, honestamente. Porque podrían hacerlo tan fácilmente. Y si no lo hacen, vamos a cerrar la maldita frontera”, sentenció Trump.

En respuesta, el titular de la Secretaría de Relaciones exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, aseguró en un mensaje publicado a través de su cuenta de Twitter que México buscará llegar a un acuerdo en el tema migratorio exigiendo en todo momento respeto.

“Mexico actuará con responsabilidad y dignidad en el tema migratorio. Buscaremos entendimiento sí ,pero siempre exigiremos respeto como nosotros respetamos a los demás”, publicó el Canciller.

Las amenazas hechas por el Presidente estadounidense se suman a las acusaciones que lanzó durante la mañana de este jueves en su cuenta de Twitter, dónde acusó a México y a países de Centroamérica de no hacer nada para frenar el flujo migratorio.

“Igualmente, Honduras, Guatemala y El Salvador han tomado nuestro dinero durante años, y no hacen NADA. A los demócratas no les importa, unas leyes NEFASTAS. Puede que cierre la Frontera Sur!”, agregó.

Por su parte, López Obrador aseguró:“De ninguna manera confrontarnos con el Gobierno de Estados Unidos, vamos a mantener una relación muy respetuosa con el Presidente Donald Trump”.

“Él tiene una visión que respeto yo, que considero legítima, pero nosotros tenemos como estrategia fundamental para atender el fenómeno migratoria la creación de oportunidades de empleo y bienestar”, dijo.

López Obrador confió en que en México se podrá lograr que la gente ya no tenga que migrar. Y subrayó que “el mexicano ya no está buscando trabajo en Estado Unidos, la mayoría son pobladores de nuestras repúblicas hermanas de Centroamérica”. Sin embargo recalcó que México va a ayudar en el tema y no lo dejará sólo como una asunto de su vecino del norte.

Cuestionado sobre lo que México puede hacer en torno a la caravana de migrantes dijo que se ofrecerá trabajo para centroamericanos.