En redes sociales circuló un documento que la empresa Grupo Blauser S.A. de CV. hizo llegar a sus empleados el pasado 18 de marzo, en donde los obligó a ausentarse de sus labores sin goce de sueldo por la contingencia sanitaria del coronavirus hasta el 31 de marzo; en caso de negarse, su relación laboral con la empresa terminaba.

León, Guanajuato, 29 de marzo (Zona Franca).- Trabajadores del Acuario del Bajío denunciaron que el corporativo los obligó a firmar permisos para ausentarse temporalmente sin goce de sueldo durante la contingencia sanitaria.

En redes sociales circuló el documento de Grupo Blauser S.A. de C.V, que llegó a manos de los empleados desde el pasado 18 de marzo y que de acuerdo con los denunciantes, si no lo firmaban su relación laboral se vería terminada.

Los trabajadores tomaron por sorpresa esta acción de la empresa para la que trabajan, ya que sólo supervisores y encargados de las áreas operarían el acuario a puerta cerrada, mientras que al resto de personal lo mandarían a sus casas, por lo menos hasta el 31 de marzo.

Posted by Acuario del Bajío on Monday, March 16, 2020

Uno de los empleados que fue contactado para confirmar la denuncia, señaló que esta medida fue implementada como parte de las medidas de prevención que se tomarían por la contingencia sanitaria del coronavirus.

“Comenzaron a decirnos que iban a tener que cerrar el acuario por 2 semanas pero después nos dijeron que nos iban a mandar a descansar sin goce de sueldo. Después nos dieron los permisos en donde ellos autorizaban que nosotros podíamos descansar esos 15 días pero esos permisos nunca los pedimos, fue redactado por la empresa con tal de no pagarnos”, contó el empleado que por temor a represalias pidió que su identidad no fuera nombrada.

El empleado del acuario comentó que los superiores los obligaron a firmar el permiso con la amenaza de que si no lo hacían no les iban a pagar porque estaban en bancarrota.

“Fueron como 2 o 3 compañeros que no firmaron el permiso y tuvieron que irse del acuario, los corrieron o renunciaron, pero nos hicieron firmar obligatoriamente los permisos, incluso los supervisores nos metieron mucha presión de que firmáramos y ellos en su momento nos dijeron que nos les iban a pagar pero ellos siguen laborando y les están pagando”, dijo el empleado.

Dijo que el personal de guías, snacks y fotografías, forma parte de la plantilla trabajadora que por ahora permanece descansando. Limpieza, seguridad, biólogos y encargados de mantenimiento se encargan del cuidado de las especies marinas.

En el Acuario del Bajío trabajan más de 50 personas pero sólo al menos una planilla de 5 personas está a cargo durante esta temporada de cuarentena.

Será hasta el 1 de abril cuando los trabajadores tendrán una reunión en el acuario para tener novedades sobre si las puertas del negocio volverán a abrir sus puertas por la cuarentena o si el cierre será prolongado por varios días extras.

“El permiso que nos dieron a firmar está estipulado en esta fecha, primero vamos a esperar que nos dicen, si tenemos que ir a laborar o a seguir descansando, si nos van a dar a firmar algo nosotros estamos en la postura de no firmar y actuar en lo legal”, dijo.

En una visita que Zona Franca hizo por el acuario ubicado en el Centro Comercial Altacia, se confirmó que el lugar operaba a puerta cerrada, aunque nadie salió a recibir a este medio para solicitar una postura sobre la denuncia hecha por los empleados.

“Es para que la gente se dé cuenta del tipo de empresarios que hay en México que en vez de solidarizarse en esos momentos, lo único que hacen es afectar más la economía y a las familias mexicanas”, finalizó el denunciante.

En la entrada del acuario, ubicado en una plaza comercial, se puede observar un escrito en el que dan a conocer que el cierre de las instalaciones es una de las medidas contra el coronavirus. Foto: Zona Franca

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONA FRANCA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.