El viaje del Presidente López Obrador a Estados Unidos no se dará esta semana, pero será en los próximos días cuando se de a conocer la fecha de la reunión entre mandatarios con motivo del T-MEC.

López Obrador aseguró que con base en las cifras de empleo y la llegada de remesas su administración estima que la crisis económica, que aumentó con la pandemia de la COVID-19, ya tocó fondo.

Ciudad de México, 29 de junio (SinEmbargo).- El Gobierno federal tiene elementos para probar que lo peor de la crisis económica ya pasó y para la recuperación será central la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Adelantó que sería hoy el día que se defina la fecha para su reunión con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en el marco del inicio del nuevo acuerdo económico.

“Sí voy a viajar a Estados Unidos. Creo que hoy se va a definir el día. El motivo es participar en la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, ese es el motivo principal del viaje”, expresó esta mañana en Palacio Nacional.

El motivo de la reunión será celebrar el T-MEC que será de gran beneficio para las tres naciones en una de las regiones “más importante del mundo en términos de comercio, en términos económicos”, aseguró el mandatario mexicano. Además, el acuerdo significará ayuda para terminar de salir de la pandemia en materia económica para el país, con la llegada de inversiones con lo que se crean más empleos, dijo.

“Es el mercado más fuerte del mundo. Esto para México va a significar inversión, es decir, va a seguir llegando inversión foránea, extranjera, se reactiva la economía, se generan empleos y hay bienestar en el país”, anunció, “es muy importante que entre en vigor el tratado y muy oportuno porque estamos por salir de la pandemia y necesitamos reactivar la economía, salir de la recesión económica, de la caída que produjo el coronavirus en la economía mundial y que nosotros podamos salir lo más rápido posible”, continuó.

Insistió en que la caída económica en el país ya tocó fondo y ahora viene el crecimiento. Con base en datos que, dijo, su administración tiene, el peor panorama económico ya fue superado. “Todavía falta que se den a conocer los datos porque van con demora, datos sobre crecimiento o decrecimiento económico. Pero nosotros ya tenemos datos, indicios de que ya”, aseguró.

Uno de los indicadores que el Presidente López Obrador utilizó para estimar que ya se “tocó fondo” en la crisis del Gran Confinamiento es la creación de empleo. De acuerdo con las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en abril se registró el peor mes en el sector formal de la economía, con 550 mil empleos menos; en mayo “ya fue menos la pérdida”, 340 mil aproximadamente; en junio “tenemos datos preliminares de que vamos a estar abajo de 100 mil empleos perdidos”, anunció.

Otro dato alentador, dijo, es el de las remesas. De acuerdo con información preliminar, durante los primero seis meses del año, “que han sido muy difíciles. Mucho muy difíciles” aumentaron en promedio 10 por ciento con relación al primer semestre del año pasado. Sólo en abril, mayo y junio “que han sido de los más difíciles” aumentó el ingreso de remesas, aseguró el Presidente.

“Aprovecho para agradecerle mucho a nuestros paisanos que no dejan de enviar apoyos a sus familiares”, dijo.

La entrada de remesas es central para la administración de López Obrador porque es dinero que llega “abajo” a ocho o 10 millones de familias en el país.

“Nos ayuda mucho a atemperar la crisis, que la crisis económica no se nos convierta en una crisis de bienestar social. Entonces sí voy a Estados Unidos, no va a ser esta semana y hoy aclaramos seguramente en la tarde la Secretaría de Relaciones Exteriores informará del programa y la visita”, puntualizó.