México

PRI, PAN, PRD y MC rechazan reforma electoral constitucional de AMLO; ahora va Plan B

06/12/2022 - 7:00 pm

Por tratarse de una reforma constitucional se requerían de 334 votos para su aprobación. No obstante, Morena y sus aliados del PVEM y del PT contaban con 276 votos. La votación final quedó: 269 votos a favor, 225 en contra y una abstención.

Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).- La Reforma Electoral Constitucional impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador no alcanzó la mayoría calificada en el Pleno de la Cámara de Diputados para su aprobación, por lo que se desechó el dictamen, pero aún queda la discusión y votación del llamado “Plan B”.

Por tratarse de una reforma constitucional se requerían de 334 votos para su aprobación. No obstante, Morena y sus aliados del PVEM y del PT contaban con 276 votos. La votación final quedó: 269 votos a favor, 225 en contra y una abstención.

Los diputados de oposición consideraron esta votación como una victoria y al finalizar la discusión corearon: “¡El INE no se toca!”

Sin embargo, los legisladores de Morena y sus aliados alistan la votación del “Plan B”, que va por cambios estructurales dentro del Instituto Nacional Electoral, como reducir los salarios de los consejeros, eliminar fideicomisos y la destitución del Secretario Ejecutivo Edmundo Jacobo Molina.

Este día, la Cámara baja llevará a cabo dos sesiones en las que se votará, en primera instancia, la reforma constitucional y, posteriormente, se discutirá el proyecto entregado por el Secretario de Gobernación, conocido como “Plan B”, que contempla reformar diversas leyes secundarias en materia electoral.

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados acordó que este martes se realicen dos sesiones: una presencial, donde se discutirá la reforma que propone, entre otras cosas, eliminar 200 escaños de diputados y 32 de senadores, la cual se espera que no pase debido a que se necesita que dos terceras partes de los diputados la aprueben, algo lejano para el partido oficialista que requeriría del apoyo de algunos diputados de la oposición cuyos partidos ya anunciaron su rechazo.

Mientras que la segunda sesión será semipresencial y en ella se presentará la iniciativa de López Obrador, con la que se permitirá modificar los principios establecidos en la propia Constitución, por ejemplo, el que no haya compra de votos. Al Plan B se le dispensarán trámites, y se someterá a discusión y votación del pleno.

Ayer, el Presidente López Obrador había adelantado que enviaría el Plan B a la Cámara de Diputados. Hoy, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Adán Augusto López, acudió a San Lázaro, donde se negó a abundar en el contenido del plan porque los legisladores aún no conocen los puntos que aborda el paquete, dijo.

El funcionario detalló, antes de reunirse con la bancada de Morena y sus aliados, que la iniciativa fue redactada por un grupo de trabajo, integrado por la Consejera Jurídica del Ejecutivo federal y abogados de la Segob y de la Secretaría de Hacienda.

De acuerdo con el Jefe del Ejecutivo federal, Adán Augusto acudirá el miércoles a la conferencia de prensa matutina para explicar de qué va el Plan B.

“Mañana va a estar aquí el Secretario de Gobernación, va a explicar en qué consiste la iniciativa de reforma que estamos presentando. […] Muchos, si se enteraran de qué se trata, la mayoría votaría por que se reforme”, dijo el Presidente.

López Obrador señaló que una vez que el Secretario explique en qué consiste el Plan B, muchos votarían a favor de su propuesta de reforma, porque “ni modo que no quieran que cuesten menos las elecciones y que quieran que México siga siendo el país que más gasta en organizar elecciones”.

Ignacio Mier, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, adelantó el pasado 30 de noviembre, que el Plan B de la Reforma Electoral contempla un recorte de casi tres mil millones de pesos al presupuesto operativo del Instituto Nacional Electoral (INE).

Además, detalló que con el propósito de ahorrar 24 mil millones de pesos, la iniciativa de Reforma Electoral que el Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados reduce de 500 a 300 los diputados federales y de 128 a 96 los senadores, incorpora a la Constitución el voto electrónico, y deja fuera de los tiempos en radio y televisión a los organismos electorales.

También pretende sustituir al Instituto Nacional Electoral (INE) por el Instituto Nacional de Elecciones y Consulta (INEC) y reducir de 11 a siete el número de los consejeros que serán electos por voto popular.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video