“Esta presidencia avala y respalda trabajo de secretarios de Mesa Directiva”, dijo la Senadora en conferencia de prensa. “El proceso que nos marca la ley ha sido concluido y no se puede volver a realizar la votación”, agregó.

Ciudad de México, 8 de noviembre (SinEmbargo).- Mónica Fernández, presidenta del Senado de la República, señaló que el proceso de elección de la titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) no se repondrá, pues se trata de un hecho concluido y fue legal.

Luego de que el Partido Acción Nacional tachara de fraudulento el proceso de votación en el que Rosario Piedra Ibarra resultara electa para dirigir la CNDH, durante la sesión matutina en la Cámara Alta, Fernández Balboa aseguró que había que respetar la ley y que, por ningún motivo, se podían repetir las votaciones a petición de partes.

“Esta presidencia avala y respalda trabajo de secretarios de Mesa Directiva”, dijo en conferencia de prensa.


“El proceso que nos marca la ley ha sido concluido y no se puede volver a realizar la votación”, sentenció la Senadora.

Asimismo, giró instrucciones para poner a disposición de los senadores los videos de la elección.

Rosario Piedra Ibarra fue electa el día de ayer como la primera mujer emanada de un movimiento social, que presidirá la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México.

En un hecho histórico, la también hija de Rosario Ibarra de Piedra, la luchadora social y símbolo de las madres que buscan a sus hijos desaparecidos, obtuvo 76 votos de los senadores de la República, mientras que Arturo Peimbert Calvo sumó 24, José de Jesús Orozco Henríquez alcanzó 8 y 6 legisladores se abstuvieron.

“Que este logro, sea de todas y todos”, expuso Piedra Ibarra desde su cuenta de Twitter.

La elección de la nueva titular de la CNDH se dio después de que el Senado de la República pospusiera la designación, apenas el pasado 5 de septiembre, la decisión se postergó para este jueves, toda vez que no se había llegado a un acuerdo para elegir al candidato.

El 30 de octubre pasado, la activista dijo a SinEmbargo que de llegar a la titularidad de la CNDH –como ahora se ha confirmado– garantizará la autonomía del organismo y que no se someterá frente a ningún poder.

Sin embargo, al enterarse de la designación, senadores del Partido Acción Nacional (PAN) denunciaron que existieron irregularidades en el conteo de votos con el que se eligió a Rosario Piedra Ibarra como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En conferencia de prensa, los legisladores panistas señalaron que contaron, uno a uno, los votos emitidos en la sesión de este jueves en el Senado de la República, y dijeron que aunque fueron 116, sólo se tomaron 114 para anunciar los resultados. Votos con los que, de acuerdo con los panistas, no se habría alcanzado la mayoría para validar la elección de Rosario Piedra.

En un video publicado en su cuenta oficial de Twitter, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Marko Cortés, dijo que “es inadmisible, existe una clara violación a la constitución y al reglamento del Senado. La elección de la presidencia de la CNDH es ilegal, se debe reponer el procedimiento. Imponer a una incondicional de Morena y del Presidente de la República al frente de una de las instituciones más importantes del país es un fuerte golpe a la democracia”, señaló.