“Estoy enojada lo que le sigue, porque no entienden que son profesionales de salud (…) Hoy fue a mi mamá que es enfermera, saliendo de su trabajo, un neandertal e ignorante se acercó y le tiró el café hirviendo a toda su espalda por el simple hecho de que es enfermera y le gritó que va a contagiar a todos”, denunció la hija en redes sociales.

Ciudad de México, 9 de abril (SinEmbargo).-. Una usuaria en redes sociales denunció una agresión contra su madre, que es enfermera, cuando salía de su trabajo. Un individuo le tiró café hirviendo por la espalda y le gritó que contagiaría a todos. El hecho que despertó la indignación de los internautas ocurrió en Mérida, Yucatán.

“Estoy enojada lo que le sigue, porque no entienden que son profesionales de salud (…) Hoy fue a mi mamá que es enfermera, saliendo de su trabajo, un neandertal e ignorante se acercó y le tiró el café hirviendo a toda su espalda por el simple hecho de que es enfermera y le gritó que va a contagiar a todos”, denunció la hija en redes sociales.

En la publicación que hasta el momento lleva más de 3 mil reacciones, mil comentarios y que ha sido compartida 4 mil veces, la usuaria señaló que su madre y otros profesionales de la salud están al frente de la línea sin tener el equipo necesario para su protección ante la pandemia de COVID-19 y poniendo de sus recursos para adquirirlo,

“De verdad lleva años de servicio, fue de las pocas que se quedaron al pie del cañón trabajando en sus dos instituciones a pesar de estar enferma y tomando inmunosupresores y ¿es así cómo le agradecen? y aun así está arriesgando su vida por ese idiota que decidió agredirla”.

Estoy enojada lo que le siguePorque no entienden que son profesionales de salud!!Que día a día dan lo mejor para…

Posted by Lola Tun on Wednesday, April 8, 2020

En la publicación hecha, la autora también acusó que su madre fue agredida por la espalda y también acusó que el agresor se encontraba al interior de su auto.

“Estoy muy dolida, muy frustrada, pues la lastimaron y llegó muy asustada a casa a pesar de que su carácter es fuerte y es defenderse pero el cobarde que lo hizo no tuvo los huevitos de bajarse de su carro y la agarró de espaldas”, puntualizó.

La usuaria también señaló que no es la primera vez que ocurre una agresión de este tipo.

“Cuando vinieron hacerme mi prueba de COVID los de salubridad, una de mis mejores amigas me reclamó y mi madre me decía: ¿quién iba a agredir a mi muchacha?, ¿quién la iba a insultar?, pues así fue una de mis vecinas, lo hizo pero no me creyó. Y todo el fraccionamiento se volvió loco”.

La autora de la publicación detalló que su madre se encuentra devastada emocionalmente por el hecho. Consideró que la sociedad de su estado “está podrida” y “hueca”.

Imagen compartida en redes en contra de las enfermeras y doctores. Foto: Facebook

Imagen compartida en redes en contra de las enfermeras y doctores. Foto: Facebook

“Ver a mi madre devastada emocionalmente, cansada de las humillaciones que recibe del pueblo por el que ella está peleando ¡La sociedad yucateca está podrida, está hueca! Está lastimando a los profesionales de la salud que están en la batalla en estos momentos atendiendo enfermos”, expresó.

AUTORIDADES LAMENTAN ATAQUES Y PIDEN APOYO 

La Secretaría de Salud de México exhortó el pasado lunes a sus ciudadanos a apoyar a médicos y enfermeras luego de que en los últimos días han sido blanco de ataques y actos de discriminación en los estados de Jalisco y Sinaloa.

En un comunicado, la autoridad sanitaria dijo que, frente a las agresiones, amenazas y actos discriminatorios contra personal de la salud, exhorta a la población “a apoyar y confiar” en el personal médico y de enfermería, que es el primer contacto de atención para casos de COVID-19.

Apuntó que la salud de gran parte de la población mexicana “depende del personal sanitario, por lo que es fundamental ser solidarios con este sector, que es la primera línea del cuidado y atención” de personas con coronavirus.

La dependencia señaló que “amenazar la integridad física” del personal médico y de enfermería o afectar el funcionamiento y operación de la infraestructura hospitalaria destinada en este momento a atender la emergencia sanitaria, “vulnera la capacidad de respuesta que la población requiere”.

“La integridad física de los cuadros médicos es fundamental para garantizar atención de calidad de todos los mexicanos. Les pedimos cesar las agresiones contra el personal de salud”, se agregó en la nota.

En plena contingencia sanitaria, enfermeras de Jalisco y Sinaloa han sido víctimas de ataques y actos de discriminación en su contra.

En la últimas semana media docena de trabajadoras de la salud han sido discriminadas al llegar a sus vecindarios, donde les han arrojado agua y cloro.

En tanto, un hospital que era rehabilitado para tratar pacientes de COVID-19 en un municipio del estado de Nuevo León fue quemado y vandalizado.

Este día, en conferencia de prensa, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, calificó de “indignante” cualquier tipo de agresión a personal médico que atienda a pacientes contagiados luego de que se presentaron algunos casos en el estado de Jalisco y aseguró que “no será permitido”.

Una mujer pasa enfrente de un letrero sobre el coronavirus en Ciudad de México. Foto: Eduardo Verdugo, AP

Precisó que México “no tiene suficiente personal de Salud en condiciones ordinarias, menos en condiciones como estas”.

El sábado pasado, el Gobierno de México presentó una convocatoria para el reclutamiento de médicos y enfermeras, para atender a los pacientes.

México llegó este lunes a 125 fallecidos a causa del COVID-19 al morir en las últimas 24 horas 31 personas, mientras que el número de casos confirmados ascendió a 2 mil 439, informaron las autoridades sanitarias.

El número de nuevos casos registrados fue de 296 respecto al domingo y las principales enfermedades relacionadas con los fallecimientos son hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo.

Hasta el 30 de abril, las autoridades mexicanas ordenaron el cierre de escuelas, suspensión temporal de actividades, restricción de reuniones masivas, medidas específicas de protección para personas de riesgo más vulnerable, que son los adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónica.

-Con información de EFE