El contrato del futbolista Colin Kazim-Richards con el Veracruz, termina en dos semanas y no tiene interés de permanecer en el club, pues si dependiera de él, su destino sería Brasil.

Ciudad de México, 9 de noviembre (SinEmbargo).- El delantero del Veracruz, Colin Kazim-Richards le contó al diario Globoesporte las historias que hay detrás de los adeudos que desde hace meses viven los “Tiburones”.

El delantero reveló que las principales víctimas de la falta de pago fueron los jóvenes de las fuerzas básicas, pues no pudieron ajustar sus cuentas para vivir dignamente. Uno de los casos que compartió fue el de un joven a quien vio vomitar agua por no comer en tres días.

“Cuando entrenas y ves a un niño que no ha comido en tres días … Comenzó a vomitar agua. No vomité comida, nada. Le pregunté qué pasó y dijo que no había comido en tres días. Lo llevé a comer”, comentó Kazim.

Dicho episodio ocurrió hace dos meses y casi hace llorar al delantero, después se enteró que más jóvenes tenían el mismo problema y realizó una reunión secreta para brindarles ayuda al menos a cuatro de ellos, todo como un gesto de caridad y no como un préstamo.

“No hice eso para recibir cumplidos porque soy un buen tipo. Pagué a los muchachos porque es correcto. Gracias a Dios, tuve una buena carrera y pude ayudar porque estaban sufriendo mucho. Chicos que tuvieron que salir de casa para hacer realidad los sueños”, relató el futbolista.

El jugador inglés recuerda que las cosas fueron normales durante dos meses, pero en marzo comenzaron los retrasos y los líderes del equipo se fueron.

View this post on Instagram

Três dedos porra!! KkkkkkkK #GringoDaFavela #Chamar

A post shared by Colin Kazim-Richards (@manlikecolinkazimrichards) on

“Esta es la vida, no se sabe si estas situaciones sucederán. Si supiera que en seis meses no recibiría el salario, por supuesto, nunca me iría. No me arrepiento. Dios me puso aquí por una razón, para ayudar a estos niños. Nunca ha sido fácil en mi vida, así que necesitaba ayudar ”, afirmó Kazim.

La situación empeoró con el transcurso de los meses y elementos básicos en la vida de los atletas como hielo, medicamentos y agua comenzaron a faltar, sin embargo el equipo se mantuvo en silencio frente a los periodistas y seguidores a pesar de las malas críticas por desempeño en la cancha.

El voto de silencio se rompió cuando el club deportivo se manifestó durante el partido contra Tigres, quienes anotaron dos goles sin resistencia, acto que fue rechazado por algunos equipos.

View this post on Instagram

#GringoDaFavela 🦍🦍

A post shared by Colin Kazim-Richards (@manlikecolinkazimrichards) on

“Si esta situación ocurre en Brasil, los jugadores de todos los clubes estarían juntos. Creo que tienen mucho miedo, no muy seguro. Tienen cosas raras Si sucediera en Brasil, los jugadores no entrenarían. Aquí entrenan, creen en el presidente … Solo hasta ahora no han recibido nada. No puede pasar un mes o dos meses tarde, está bien, sucede en muchos lugares. ¿Pero siete meses?”, pregunta Kazim.

El contrato de Colin Kazim-Richards termina en dos semanas y no tiene interés de permanecer en el club y si depende de él, el destino al que llegará será Brasil.

“Tengo interés en estar aquí en México, pero estoy esperando las situaciones de Brasil. Siempre apoyo al Corinthians, pero en este momento solo quiero jugar en Brasil. Soy libre en diciembre, y los equipos en Brasil todavía tienen juegos importantes. Estoy a la espera. Si consigo algo bueno, iré a Brasil. De lo contrario, hablo con los equipos que están interesados ​​en México”, puntualizó el delantero.