La hija de la española es un libro de Karina Sainz Borgo. Puntos y Comas comparte una reseña de Paloma Vega García. 

Por Paloma Vega García 

Ciudad de México, 10 de agosto (Langosta Literaria).– “Como mi madre, yo también estaba muerta. Ella bajo tierra. Yo en la superficie.”

El duelo por la partida de un ser querido es bastante largo y doloroso. Imagina perder a tu madre, la única persona que te ha acompañado durante toda tu vida, con la que compartías momentos inolvidables. Ahora, imagina perderla en un país en donde la injusticia y la lucha por sobrevivir son el pan de cada día. Esa es la vida de Adelaida Falcón.

Adelaida Falcón ha muerto y ha dejado sola a su hija, quien lleva el mismo nombre, en medio de una Venezuela que continúa sufriendo los estragos que ha traído consigo el poder que ha tomado el Comandante Presidente. Días después del entierro de su madre, Adelaida descubre que su departamento, el lugar en donde se había criado durante todos sus años de vida, había sido ocupado por un grupo de mujeres comandado por la Mariscala. Con la intención de recuperar su departamento, decide pedir ayuda a su vecina Aurora Peralta, mejor conocida como “la hija de la española”. Al percatarse que la puerta del departamento de ésta se encuentra abierta, decide entrar y se encuentra con que la mujer ha muerto. Junto al cuerpo de Aurora hay una carta que le comunica la concesión del pasaporte español y un ticket para salir de aquel infierno.

Esta es una historia que, de principio a fin, nos muestra con crudeza la realidad de un país que está viviendo una crisis humanitaria. Desde la vida de Adelaida Falcón podemos encontrar las carencias que el país tiene debido a un mal manejo en el gobierno. Asimismo, con algunos saltos al pasado, podemos hacer una comparación entre la Venezuela de hace algunos años y la actual, en donde la belleza, tanto natural, como la que existía en sus habitantes, fue opacada por la búsqueda del máximo poder del Comandante Presidente así como de todas aquellas personas que se han puesto en contra de sus propios compatriotas, como los Hijos de la Revolución, sólo por sobrevivir.

“Todos nos convertimos en sospechosos y vigilantes, travestimos la solidaridad en depredación.”

Sin duda, conocer la perspectiva de la periodista Karina Sainz Borgo, una mujer nacida en este país, nos lleva a comprender de primera mano el sufrimiento de los habitantes de un lugar que en los últimos años ha estado en la mira de todos, pero que, muy pocas veces, podemos ver desde la cólera y el resentimiento, por lo que alcanzó a vivir y por lo que están viviendo sus compatriotas.

Conmovedora, apasionante y revolucionaria son algunos de los adjetivos que describen a esta novela, la cual deja marcado al lector. Ésta es una reflexión sobre el duelo, la forma en que la sociedad ha sido dejada en el olvido, la búsqueda del poder sin importar los afectados y la búsqueda de salir de aquel infierno. Una lectura que es obligatoria para todos aquellos que quieran conocer más de la Venezuela actual.

Esta novela ha sido una bomba en el mundo literario, incluso hace algunos días la autora publicó a través de su cuenta de Twitter que el libro ha llegado a la sexta edición a unos meses de haber sido publicado. Por esta y por muchas más razones, La hija de la española es el libro que no puedes dejar de leer este año.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Langosta Literaria. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.