El dicho dice que si México y Estados Unidos enferman y sanan de la mano, porque así de integradas están sus economías. Por eso el anuncio del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sobre el periodo de prosperidad que viene, ha sido tomado acá también con optimismo.

Por Christopher Rugaber

WASHINGTON (AP) — La economía estadounidense se encamina a un periodo prolongado de crecimiento sólido y contrataciones, a pesar de que el coronavirus aún representa cierto riesgo, señaló el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una entrevista transmitida el domingo.

En declaraciones a “60 Minutes” de la cadena CBS, Powell también indicó que no prevé que la Fed aumente este año su tasa de interés referencial, actualmente cercana a cero. Además, restó importancia al riesgo de una mayor inflación derivada del marcado incremento en el gasto gubernamental y la expansión de déficits presupuestarios.

“Sentimos que estamos en un lugar en el que la economía está por empezar a crecer mucho más rápido y la creación de empleos llegará mucho más rápido”, dijo Powell. “El crecimiento que anticipamos en la segunda mitad de este año va a ser muy sólido. Y la creación de empleos, yo anticiparía que sea muy sólida”.

En la extensa entrevista, Powell dijo que la Fed estudia de cerca el desarrollo de un dólar digital, pero aún no decide si procederá con ello o no. El funcionario comentó el mes pasado que el banco central no emitiría una moneda digital sin la aprobación del Congreso.

El número de personas solicitando prestaciones por desempleo en Estados Unidos cayó Powell destacó que se generaron casi un millón de empleos durante marzo, cuando se incluyen los ajustes a los datos laborales de enero y febrero. Foto: Elise Amendola, AP.

Powell destacó que se generaron casi un millón de empleos durante marzo, cuando se incluyen los ajustes a los datos laborales de enero y febrero. La tasa de desempleo cayó de 6.2 por ciento a 6 por ciento.

“Nos gustaría ver una serie de meses como ese”, declaró. “Ciertamente está en el rango de lo posible”.

Sin embargo, aún hay alrededor de 8.4 millones de empleos menos que antes de la pandemia, y Powell reconoció que suele ver a personas indigentes acampando cerca de las oficinas de la Fed en Washington.

“Aún hay mucho sufrimiento allá afuera”, dijo. “Y pienso que es importante que, como país, ayudemos a esas personas. La economía a la que vamos a volver será distinta a la que teníamos antes”.

Powell también indicó que el riesgo principal para la economía sigue siendo la pandemia y el que los estadounidenses abandonen las precauciones que han implementado en gran medida durante el último año.

El riesgo “es que reabramos demasiado pronto, y que la gente retome demasiado pronto sus viejos hábitos, y veamos otro repunte de casos”, indicó. “La economía debería avanzar. Pero puede avanzar más rápido según qué tanto mantengamos bajo control la propagación del COVID”.

Por separado, a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se le preguntó el domingo si los comentarios optimistas de Powell sobre la economía significan que ya no se necesita un mayor apoyo gubernamental para ésta, como la propuesta del presidente Joe Biden de destinar 2,3 billones de dólares para infraestructura.

“No”, respondió Pelosi. “De hecho, si escuchan con cuidado lo que dijo, estamos en un sitio en el que ‘empezaremos a ver’… Y luego también advierte que hay que evitar un posible repunte del virus. Si vamos a hacer crecer la economía con confianza, tenemos que aplastar al virus”.