“La tarifa doméstica en el acuerdo con la Secretaría de Hacienda es que iba a tener un crecimiento anualizado de 3.3 por ciento, que fue el mandato del Presidente de no crecer más que la inflación. Actualmente la tarifa doméstica, esos 40 millones de clientes han experimentado un incremento acumulado súbito mensual del punto dos por ciento”, refirió Mendoza Hernández.

Ciudad de México, 12 de abril (SinEmbargo).– José Martín Mendoza Hernández, directivo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), admitió que desde diciembre de 2018 a abril de 2021 subió el precio de la luz un 8.6 por ciento en el servicio doméstico de bajo consumo, debido al consumo “excedente” y al ajuste acumulado de la inflación.

En conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario expuso que a pesar de que la tarifa eléctrica ha tenido un incremento de acuerdo a la inflación, se ha cumplido con el mandato presidencial de no aumentar la electricidad en términos reales.

“Todas las tarifas, salvo la doméstica de alto consumo y la de bajo, han tenido un incremento asociado al tema inflacionario, las demás un decremento por el efecto de lo que pasó en 2020″, aclaró, refiriéndose al último a la pandemia.

“Sí hubo una condición de incremento obviamente, porque los clientes que estaban en el rango moderado o excedente, pues con un 20 por ciento más de su consumo pudieron experimentar 60 por ciento más en el costo, porque se van a un escalón excedente y ese no tiene mayor subsidio”, añadió desde el Salón de Tesorería de Palacio Nacional.

Mendoza Hernández recordó que el costo de la energía eléctrica ha sido un tema polémico por las variables que se han presentado en el sector energético, pero aseguró que las tarifas se mantienen del todo estables y no tan disparadas. Incluso, señaló que en el sector doméstico, las tarifas son casi 50 por ciento más baratas que en Estados Unidos.

Gráfica sobre el aumento de costos en el precio de la luz. Foto: Captura de pantalla, Gobierno de México.

“Podemos ver un comparativo en el cual haciendo el efecto no nada más del costo del gas, el comportamiento tarifaria del doméstico con la tarifa de Estados Unidos y podemos ver que la tarifa en el sector doméstico es 43 por ciento más barata que en Estados Unidos”, explicó.

“Y en esa proporción, quienes hayan tenido un consumo excedente del 30, 40, 50, pues bueno pudieron haber experimentado hasta un 100 por ciento, pero no asociados a que hayan brincado la tarifa doméstica de alto consumo, siguen teniendo proporcionalmente el bloque de subsidio que tiene asociada la tarifa en la cual están ellos registrados”, destacó el titular de la CFE.

Abundó que del total de clientes que tiene la CFE, 45.8 millones, un total de 40.7 millones son de servicio doméstico, los cuales “son la mayor carga pero no la mayor volumen de ventas” pues este sector representa el 30 por ciento.

Finalmente, subrayó que la tarifa doméstica sólo tendrá un crecimiento anualizado del 3.3 por ciento, lo equivalente a la inflación, tal como se ordenó desde la Presidencia de López Obrador, quien solicitó no aumentar los costos más que la inflación.

Por su parte, el Presidente López Obrador dijo que hay una “fuerte campaña de desinformación” sobre las tarifas de la energía eléctrica, pues su Gobierno ha mantenido el compromiso de no aumentar los precios de combustibles “más que la inflación”.

 “Tenemos pendiente el ajuste en el gas, eso lo vamos a resolver pronto, pero en gasolinas, diesel, no solo hemos cumplido, sino que ha habido disminución en términos reales”, insistió el mandatario.

Como en otras ocasiones, el Jefe del Ejecutivo comentó que el fortalecimiento de la CFE evitará que se de un desabasto de energía en el país y afirmó que los impulsores y beneficiarios de la reforma energética del Gobierno de Enrique Peña Nieto “engañaron a la gente”.

“Entregaron al mercado y limitaron a la CFE, la querían eliminar para que el mercado se privatizara por completo, de ahí que los contratos que entregaron son leoninos. […] El robo ya se acabó”, sentenció.