Atados en postes, árboles, deambulando por las calles, mercados o avenidas principales, así ha sido el destino de cientos de perros abandonados en México durante el periodo de la pandemia. De acuerdo con datos de organizaciones protectoras de animales, el número de abandonos ha crecido un 15 por ciento. Las causas: los dueños ya no tienen dinero para mantenerlos o murieron de COVID-19.

 Ciudad de México, 12 de septiembre (SinEmbargo).– “Puchi”, “Tigger” y “Nahla” vivieron con sus dueños hasta que ellos enfermaron y murieron de COVID-19. Las familias no quisieron quedarse con ellos y los llevaron a una asociación protectora de animales. Los tres forman parte de otro daño colateral que ha dejado la pandemia: cientos de perros abandonados en organizaciones, calles, postes, entradas de mercados y avenidas principales, expuestos a atropellamientos y maltratos.

De acuerdo con datos de asociaciones protectores de animales, en lo que va de la pandemia se ha registrado un aumento del 15 por ciento en el número de perros abandonados en todo el país, especialmente en el Estado de México.

“Aumentó mucho el abandono durante la primera ola de COVID y sobretodo fue en cachorros menores de 6 meses”, señalaron cuidadoras del municipio de Nezahualcóyotl (Estado de México) que pertenecen a la red de Hogar Temporal Canes Can.

Nancy Zamudio, fundadora de la organización, explicó que en el mes de mayo aumentó un 15 por ciento el abandono de perros, sobre todo en municipios mexiquenses como Nezahualcóyotl, Ixtapaluca, Chalco y Zumpango.

“Recibimos como unos 15 a 20 casos en el mes de mayo, fueron perros atropellados y que perdieron una pierna o un ojo”, dijo en entrevista.

PERROS-ABANDONADOS

“Puchi” y “Tigger” fueron llevados a Mundo Patitas luego de que sus dueños murieron por COVID. Foto: Cortesía Mundo Patitas.

La dueña de “Nahla” murió de coronavirus y sus familiares no quisieron quedarse con ella. Foto: Cortesía Mundo Patitas.

La red de Hogar Temporal Canes Can tiene reportes de que algunos animales son abandonados por personas, quienes los bajan de mototaxis o de autos en movimiento.

Con más de 69 mil muertes por COVID, México cumplirá en septiembre siete meses con la pandemia activa luego de que se detectó su primer caso de contagio (27 febrero) y se coloca como el cuarto país en el mundo con más decesos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante el periodo de la pandemia, casi 1.2 millones de mexicanos perdieron su empleo, de acuerdo con cifras al mes de agosto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y 16 millones cayeron en pobreza extrema por ingresos, es decir, con ingresos menores al valor de una canasta alimentaria y con 3 o más carencias sociales, según un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La red de Hogar Temporal Canes Can tiene reportes de que algunos animales son abandonados por personas quienes los bajan de mototaxis o de autos en movimiento. Foto: Cortesía.

Esta situación provocó que los mexicanos que se unieron a las filas del desempleo ajustaran sus gastos y quienes tenían mascotas decidieron regalarlas y en otros casos, abandonarlas.

“Nos han llegado entre 30 y 50 casos de personas que se quedaron sin empleo y no pueden mantener a sus perritos, en estos casos lo que hacemos es regalarles croquetas, estamos seguros que en un lapso corto ellos volverán a estabilizarse”, mencionó Norma Huerta, fundadora de la asociación civil Mundo Patitas.

Pero también hubo otras causas de abandono no relacionadas con la situación económica como las muertes de los dueños por COVID-19 y el temor a que los animales los contagien de alguna enfermedad.

En el mes de mayo aumentó un 15 por ciento el abandono de perros, sobre todo en municipios mexiquenses como Nezahualcóyotl, Ixtapaluca, Chalco y Zumpango. Foto: Cortesía Hogar Temporal Can es Can.

La asociación civil Mundo Patitas, fundada en 2009 y una de las más reconocidas en el activismo proanimal, destacó que desde hace cuatro meses comenzaron a recibir mensajes de familias que estaban infectadas de COVID y no podían dar las atenciones necesarias a sus perros, también hubo casos de familiares de personas fallecidas de coronavirus que dejaron a sus mascotas y no sabían qué hacer con ellas.

“A las personas que nos dicen que están enfermos de COVID les damos alternativas para que no se separen de ellos”, detalló Norma Huerta, fundadora de Mundo Patitas. “Algunas familias nos hablan diciendo que como su familiar está enfermo o fallecieron de COVID tienen miedo de que los perros transmitan el virus, en esos casos les decimos que eso no es correcto, que el coronavirus en los perros ha existido desde hace mucho tiempo y hay una vacuna para eso. No son los mismos síntomas, no se contagian de animales a humanos ni viceversa”.

Los mexicanos que se unieron a las filas del desempleo tuvieron que ajustar sus gastos y quienes tenían mascotas decidieron regalarlas y en otros casos, abandonarlas. Foto: Cortesía Hogar Temporal Can es Can.

La pandemia del nuevo coronavirus provocó incertidumbre sobre los animales de compañía porque mucha gente asocia que sus mascotas podrían enfermarse y propagar el virus, información falsa que llevó al miedo y a un aumento en el abandono y sacrificio despiadado de perros y gatos, de acuerdo con el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y Salud Pública Veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (PANAFTOSA-OPS/OMS) y Protección Animal Mundial (World Animal Protection).

Estas organizaciones emitieron un pronunciamiento para informar que hasta la fecha “no hay evidencia científica de que los animales de compañía (perros y gatos) sean una fuente de infección para los humanos. No hay evidencia de que los perros se puedan enfermar y la infección en gatos se está investigando. Las recomendaciones con animales siguen siendo lavarse las manos antes y después de interactuar con ellos y sus pertenencias, así como practicar el distanciamiento si hay algún enfermo”.

LA ADOPCIÓN

Así como la pandemia provocó un aumento en el número de perros abandonados, también hubo personas que se acercaron para adoptar.

“Al inicio de la COVID bajaron las adopciones, pero después se incrementaron porque la gente estaba tan sola en casa que sentía la necesidad de tener una compañía”, señaló Nancy Zamudio, fundadora de la red Hogar Temporal Canes Can.

Hogar Temporal Canes Can maneja una red de 30 protectoras ubicadas en la Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo. Cada lugar tiene una capacidad para recibir hasta 15 perros.

“Lo primero que nosotros notamos de un perro que fue abandonado es su collar, eso nos hace suponer que el perrito era de una casa. En dado caso de que no traiga correa o collar, lo que detectamos es su raza, por ejemplo, los schnauzer que ya llevan mucho tiempo y ha aumentado su pelaje. También está el comportamiento del perro en cuanto a la socialización con un humano, que es mucho más rápido que los que viven completamente en la calle”, explicó Nancy Zamudio, de Hogar Temporal Canes Can.

Para dar en adopción a un perro rescatado, lo primero que hace la asociación es darle atención veterinaria y llevarlo a vacunar y desparasitar. Posteriormente se esteriliza.

Así como la pandemia provocó un aumento en el número de perros abandonados, también hubo personas que se acercaron para adoptar. Foto: Hogar Temporal Can es Can.

Concluido este proceso, publican las fotos de los perros rescatados en sus redes sociales junto con su historia. A las personas interesadas en adoptar les envían un cuestionario que debe ser devuelto para revisión.

Las organizaciones protectoras de animales recomiendan que antes de adquirir una mascota, las personas visualicen que es un animal que los acompañará para toda la vida.

México es el segundo país en el mundo con más mascotas, después de Argentina, pues el 70 por ciento de los hogares tiene al menos un animal de compañía, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi, 2015). Los perros representan aproximadamente el 85 por ciento de los animales de compañía (alrededor de 19 millones) y el 15 por ciento son gatos (poco más de 3 millones). Sin embargo, el país ocupa el tercer lugar en maltrato animal en América Latina y el 70 por ciento de los perros y gatos están abandonados.

 Actualmente no existe una Ley que castigue el abandono de mascotas en México, pero en marzo de este año, el coordinador del Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal Ávila, anunció que presentaría una iniciativa para tipificar esta acción en el Código Penal Federal. Propuso que el delito se castigue con una pena de un mes a dos años de prisión si este acto se produce sin daño alguno, pero si el abandono causa lesión o la muerte del animal, será de seis meses hasta cuatro años de cárcel.

“Lamentablemente la sociedad piensa que nosotros como organizaciones tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de los perros que ellos no quieren y es una responsabilidad que ellos mismos adquirieron al momento de tomar la decisión de tener una mascota”, dijo Nancy Zamudio, fundadora de red de Hogar Temporal Canes Can.