El concierto ha sido planeado por el Fondo de Ayuda contra la Pandemia en Nueva Jersey (NJPRF, por sus siglas en inglés), que está organizando la asistencia a las personas más vulnerables por el coronavirus en un estado que figura entre las zonas más afectadas por la pandemia dentro de Estados Unidos.

 Los Ángeles (EU), 14 de abril (EFE).- Bruce Springsteen y Bon Jovi, dos estrellas de la música que comparten orígenes en Nueva Jersey (EU), se unirán a otras figuras del mismo estado en un concierto virtual que recaudará fondos para la lucha contra el coronavirus.

“Jersey 4 Jersey” es el título de este evento benéfico que se celebrará el próximo 22 de abril y en el que también participarán desde sus casas otras personalidades del mundo del espectáculo como Saquon Barkley, Tony Bennett, Danny DeVito, Whoopi Goldberg, Halsey, Chelsea Handler, Charlie Puth, Kelly Ripa, Jon Stewart y SZA.

“Nueva Jersey ha sido golpeado de forma especialmente dura por el coronavirus”, dijo hoy Springsteen en un vídeo dirigido al programa “Good Morning America” de la cadena ABC.

“Y la gente de Nueva Jersey siempre ha dado un paso al frente en los tiempos difíciles”, añadió The Boss.

El concierto ha sido planeado por el Fondo de Ayuda contra la Pandemia en Nueva Jersey (NJPRF, por sus siglas en inglés), que está organizando la asistencia a las personas más vulnerables por el coronavirus en un estado que figura entre las zonas más afectadas por la pandemia dentro de Estados Unidos.

“Nueva Jersey está en primera línea de esta pandemia, haciendo más importante que nunca lo que Nueva Jersey hace mejor: cuidar el uno del otro”, dijo hoy en un comunicado de prensa Tammy Murphy, esposa del gobernador del estado Phil Murphy.

“Por esa razón pedimos a todos en nuestro estado que se unan a NJPRF y a algunas de las celebridades de Nueva Jersey para un más que necesario entretenimiento musical, ligereza y orgullo de Jersey durante estos tiempos sin precedentes”, añadió.

Además de recaudar fondos, este concierto también rendirá homenaje a todos aquellos que están trabajando sin descanso, desde empleados de la sanidad a fuerzas de seguridad, para contener la amenaza del coronavirus en Nueva Jersey.