Los datos de la debilidad en la economía de China publicados este miércoles, además de un cambio en el rendimiento de los bonos de Estados Unidos, que apuntan a una probable recesión en la economía de ese país, espantaron a los inversionistas provocando que el Dow Jones tuviera su peor desempeño en este año. Los mercados asiáticos han resentido este coctel de malas noticias, y en su apertura –ya en jueves 15 de agosto– reportan pérdidas, comandadas por Japón.

Ciudad de México, 14 de agosto (SinEmbargo).– Los mercados accionarios de Asia abrieron su sesión del jueves 15 de agosto con pérdidas, como reacción a la curva de rendimiento principal en los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se invirtió entre los plazos de 10 y dos años, provocando temores de recesión en la economía estadounidense.

Este miércoles 14 de agosto, las acciones se desplomaron en la peor sesión del promedio industrial Dow Jones durante 2019, después de que el mercado de bonos mostró una señal preocupante sobre la economía estadounidense.

En Japón, el Nikkei 225 caía 1.88 por ciento hasta el cierre de este reporte –realizado a las 20:20 horas de este miércoles, hora de México–, mientras que el índice Topix bajaba 1.73 por ciento.

El S&P/ASX 200 de Australia también mostraba pérdida de 1.91 por ciento, y el índice MSCI Asia arrojaba una caída de 0.59 por ciento en general.

Este jueves, los mercados de Corea del Sur e India estarán cerrados por un feriado vacacional.

Los inversores vigilarán el jueves el mercado de bonos, luego de en la jornada de este miércoles el rendimiento del bono del Tesoro de referencia a 10 años se rompió brevemente por debajo de la tasa de dos años, un extraño fenómeno en ese mercado que históricamente ha sido un indicador confiable de recesiones económicas. Además, el rendimiento del bono del Tesoro a 30 años también se envió a un nuevo mínimo histórico.

El cambio del rendimiento entre el pagaré del Tesoro a 10 y dos años volvió a ocurrir en la mañana del jueves, en el horario de negociación de Asia: el pagaré del Tesoro a 10 años marcaba 1.5741 por ciento, respecto a la tasa a dos años, que se ubicaba en 1.5751 por ciento.

Las acciones bancarias en toda la región de Asia también caían en la mañana del jueves, luego de la agitación previa en el mercado en Wall Street.

En Japón, las acciones de Mitsubishi UFJ Financial Group bajaban 1.88 por ciento y Nomura 2.18 por ciento.

DESACELERACIÓN A NIVEL MUNDIAL

Los inversionistas están cada vez más preocupados por una desaceleración económica mundial, luego de que se publicaran datos más débiles de la economía China, la segunda más grande del mundo. Los datos oficiales publicados el miércoles mostraron que el crecimiento de la producción industrial de China se desaceleró a 4.8 por ciento en julio respecto al año anterior, el crecimiento más débil en 17 años.

A los temores del miércoles se sumó la impresión negativa del Producto Interno Bruto (PIB) de Alemania, que aumentó el riesgo de que la economía más grande de Europa esté a punto de caer en una recesión. El PIB de la zona euro también creció solo 0.2 por ciento trimestre a trimestre, una desaceleración significativa del crecimiento desde el 0.4 por ciento en el primer trimestre.

Estados Unidos decidió retrasar los aranceles sobre ciertos productos chinos mientras eliminaba por completo algunos artículos de la lista arancelaria, de acuerdo con un anuncio realizado el martes por el representante de Comercio de los Estados Unidos. Wall Street aplaudió la noticia, con el Dow saltando hasta 529 puntos antes de conformarse con terminar el día con 372 puntos más.

El Presidente Donald Trump dijo el martes pasado que la medida fue diseñada para evitar cualquier impacto potencial en las próximas compras navideñas, y agregó que a China le gustaría mucho hacer un trato comercial.