Sergio Aguayo fue uno de los primeros adultos mayores en recibir la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19  de AstraZeneca en la Ciudad de México.

Ciudad de México, 15 febrero (SinEmbargo).- El periodista Sergio Aguayo, de 74 años de edad, narró su experiencia en uno de los centros de vacunación de la Ciudad de México a la espera para recibir la primera dosis de la vacuna contra el virus del SARS-CoV-2.

“Llegaron las vacunas desde hace una hora. Soy el número 248 de la cola. Hay buena vibra en la cola. es el México de siempre”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Este lunes México inició la segunda fase del Plan Nacional de Vacunación que contempla a los adultos mayores de 60 años.

El politólogo contó que para evitar colados en la fila algunas personas que portaban chaleco verde la recorrieron para colocar con plumón el número correspondiente sobre la piel de la mano izquierda de cada una de los adultos mayores que esperaban su turno para recibir una ficha.

Asimismo, Aguayo compartió una fotografía en la que denunció la falta de algún agente de tránsito que apoyara a la reducción de la velocidad de los vehículos que circulaban sobre la vialidad en donde hacía fila y contó que los mismo de la fila se apoyaban y cuidaban para que los camiones no atropellaran a algún distraído.

“Esperando la vacuna. La banqueta estrechísima y no hay algún agente reduciendo la velocidad de los autos y camiones”, publicó.

La semana pasada el Ejército mexicano comenzó la distribución de las 870 mil vacunas de AstraZeneca en mil 081 centros de vacunación ubicados en 333 municipios de los 32 estados del país para el arranquen las inmunizaciones.

En tono de critica, el también escritor comentó que recibiría la vacuna de AstraZeneca hecha en India con el apoyo de Bill Gates.

 “La globalización a todo lo que da”, mencionó.

Alrededor de las 15:00 horas, Sergio informó que ya había recibido la vacuna, la cual no le ocasionó dolor alguno y se dijo esperanzado de que no haya síntomas, pero si los tiene enfatizó que los contará, mientras espera su segunda dosis programada para el 20 de abril.

El académico indicó que tras la aplicación de la vacuna una servidora se acercó a él para tomarle una foto “sin las caretas” para realizarle una historia clínica.

El jalisciense afirmó que las personas que le atendieron pusieron su mejor esfuerzo, a pesar de los errores y la desorganización, sin embargo, lo que también ayudó fue la buena disposición de los adultos mayores.