José Luis Luege, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en el Gobierno de Felipe Calderón, denunció que la administración de Andrés Manuel López Obrador no le dio continuidad al Plan Hídrico Integral para Tabasco, despidió a técnicos especializados, quitó presupuesto, desapareció la Dirección de Atención de Emergencias, eliminó recursos para obras de protección y de mantenimiento, y canceló el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Ciudad de México, 17 de noviembre (SinEmbargo).– José Luis Luege Tamargo, exdirector de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aseguró que la catástrofe por las inundaciones en Chiapas y Tabasco “es consecuencia de mala comunicación, falta de coordinación e incompetencia” del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y de los estados, ya que el Plan Hídrico Integral para Tabasco, elaborado después de las intensas lluvias de 2007, funciona y sus obras fueron eficaces.

En su cuenta de Twitter, el ahora presidente de la asociación civil Ciudad Posible acusó que la administración de López Obrador no le dio continuidad al proyecto impulsado durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, despidió a técnicos especializados de la Conagua, le quitó presupuesto, desapareció la Dirección de Atención de Emergencias, eliminó recursos para obras de protección y de mantenimiento, y canceló el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

“El Presidente @FelipeCalderon estuvo en Tabasco el mismo día de las emergencias de 2007, rellenando y colocando costalera para protección del malecón en Villahermosa. Como director de Conagua, me mantuve durante un mes trabajando directamente con todo el cuerpo técnico”, agregó en su red social el pasado 12 de noviembre.

El exfuncionario también recordó que “la dirección y el centro de operación lo mantuvimos en Villahermosa durante la emergencia hasta tener el diseño del nuevo Plan Hídrico para Tabasco”. “¿Quién es el culpable? ¿Notan la diferencia?”, preguntó a sus seguidores de Twitter.

Luege Tamargo, Ingeniero Químico-Metalúrgico por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se incorporó al Gobierno con el cargo de Procurador Federal del Medio Ambiente y el 23 de junio de 2005, expresidente Vicente Fox Quesada lo nombró Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, al dejar el cargo Alberto Cárdenas Jiménez. Ya en el Gobierno de Calderón Hinojosa, fue nombrado director de la Conagua en diciembre de 2006, por lo que estuvo de cerca en el Plan Hídrico Integral para Tabasco.

Apenas un día después de las declaraciones de José Luis Luege, el Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que si existen elementos suficientes, se deben de investigar a los gobiernos anteriores por las inundaciones en Tabasco.

En su conferencia de prensa en Palacio Nacional, aseguró que de ser necesario se investigará por qué las obras que estaban incluidas en el Programa Hidráulico de Tabasco nunca se edificaron, con lo cual se evitarían las inundaciones en el estado.

“Luego de las inundaciones del 2007 se elaboró un plan que tampoco se llevó a cabo. Fíjense que en el 2008 se acordó que las presas del Grijalva iban a permanecer en temporadas de lluvia vacías o se iba a procurar que no estuviesen llenas, agosto, septiembre, octubre y noviembre. Así se estableció, y que a cambio de eso, se iba a hacer una presa abajo de Peñitas, entonces no hicieron la presa y, como no se cumplió, siguieron operando las presas de la misma forma”, afirmó el mandatario.

Con esto pidió a la la Secretaria de la Función Pública que escuchara y que “si hay elementos y se puede proceder, que se haga”.

Por otro lado, confirmó que la ayuda para los damnificados no ha parado y que se sigue trabajando para protegerlos y que todos reciban lo que necesiten del Gobierno.

“Proteger a la gente, que es lo que estamos haciendo, sacando del agua a los afectados, a los damnificados, llevándolos al refugio, a albergues, que tengan comida caliente, que tengan apoyo”, añadió.

AMLO ANUNCIA DECRETO PARA LA GESTIÓN DE LAS PRESAS

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer un decreto para que la gestión de las presas tenga como prioridad evitar inundaciones en lugar de generar electricidad, tras el desastre provocado por “Eta” en el sureste del país.

“No ha habido un buen control de las presas, que lo va a haber ahora. Ya no se va a priorizar la generación de energía eléctrica sino la protección civil. Voy a emitir un decreto”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

López Obrador causó polémica este domingo durante una visita a las zonas damnificadas en el estado de Tabasco, donde admitió que su Gobierno optó por “inundar” zonas indígenas y pobres del estado para evitar daños mayores en la capital, Villahermosa.

Este lunes, el Presidente confirmó que el 7 de noviembre pidió a los técnicos que desfogaran “poco a poco” la presa de Peñitas, en riesgo de romperse por las lluvias de “Eta”, porque de lo contrario “se iba a pique todo Tabasco”, su tierra natal.

Además, ordenó cerrar la compuerta del río Carrizal, que pasa por Villahermosa, para no inundar esa ciudad de 857 mil habitantes.

“Se cerró y eso significó más agua hacia la zonas baja, que son las comunidades indígenas. Medimos que se iban a venir al agua, pero no como en otras ocasiones”, admitió el mandatario, quien prometió ayudas para los damnificados.

López Obrador dijo que se vio obligado a optar “entre inconvenientes” porque históricamente “no ha habido un buen control de las presas” y reiteró que presentará “un decreto para que ya el manejo de las presas se subordine a la protección civil y que sean presas para proteger a la gente y que no haya inundaciones”.

Primero como huracán y luego como depresión tropical, “Eta” azotó desde el 3 de noviembre a Centroamérica y luego al sureste mexicano, causando al menos 130 muertos y escenas de destrucción.

Según el último recuento oficial de México, donde murieron 28 personas, en Tabasco hubo 8 fallecidos y 302 mil 498 afectados, en Chiapas 20 muertos y 54 mil 976 afectados, y en Veracruz 10 mil 848 afectados.

“La gente está siendo atendida. Hay cocinas, se va a apoyar siempre con alimentos y medicinas, se les va a reparar los daños, se les van a entrar recursos para enceres, muebles, camas, estufas, lo que hayan perdido a todos los damnificados”, prometió el Jefe del Ejecutivo federal.

Fotografía cedida por Presidencia, que muestra a un miembro del Ejército mexicano mientras presta auxilio a una mujer y su hijo, durante las inundaciones en Nacajuca, en el estado de Tabasco (México).

Fotografía cedida por Presidencia, que muestra a un miembro del Ejército mexicano mientras presta auxilio a una mujer y su hijo, durante las inundaciones en Nacajuca, en el estado de Tabasco (México). Foto: Presidencia, EFE

El Presidente confirmó que se sigue desfogando las presas de la zona por precaución ante el paso del huracán “Iota” en el mar Caribe, si bien todavía no está claro que afecte a México.

-Con información de EFE