Los ingresos acumulados netos por cargo público de Eduardo Medina Mora Icaza durante los últimos 19 años ascienden a un aproximado de 44.8 millones de pesos, de acuerdo con un cálculo de SinEmbargo basado en datos oficiales.

El ex Magistrado de la Suprema Corte de Justicia hoy es investigado por la supuesta triangulación de casi 100 millones de pesos; pero su fortuna permanece a puerta cerrada mientras las empresas de él y su familia, quizá involucradas en el caso, refieren una realidad: los negocios de Medina Mora prosperaron a la sombra de su vida pública.

Ciudad de México, 20 de octubre (SinEmbargo).- Eduardo Medina Mora tuvo un pie en el sector público y otro en el privado en los últimos 43 años. Durante ese periodo ejerció al menos 31 puestos que le permitieron amasar fortuna y construir negocios familiares. Sólo sus cargos públicos en los últimos 19 años le permitieron tener ingresos anuales de al menos 2.4 millones de pesos, de acuerdo con un cálculo de la Unidad de Datos de SinEmbargo, con base en los tabuladores del Gobierno federal.

Pese a su larga trayectoria profesional, que incluye 40 años de experiencia en el sector público, la fortuna del ex Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es un dato resguardado bajo llave. Sus declaraciones patrimoniales, publicadas entre mayo de 2003 y abril de 2015 en el portal DeclaraNet de la Secretaría de la Función Pública, sólo permiten saber que Medina Mora “no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales”.

La falta de transparencia ante el escrutinio público y la reciente investigación en su contra por presunta triangulación de recursos hacen que Medina Mora esté en un “momento difícil” –según el Senador Ricardo Monreal Ávila– que truncó su carrera en la SCJN. Monreal dijo este mes que la renuncia de Medina Mora fue un “acto de valor y honestidad”, pero también una prueba de que “la lucha anticorrupción va en serio y no hay intocables en ningún nivel o poder del Gobierno”.

Días antes de que el Senado de la República aceptara la renuncia de Medina Mora como Ministro del máximo tribunal mexicano, Santiago Nieto Castillo confirmó la existencia de una investigación en su contra desde finales de julio de este año. De acuerdo con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la UIF presentó una denuncia contra Medina Mora por “transferencias bancarias irregulares” en Estados Unidos e Inglaterra.

MEDINA-MORA

El 3 de octubre de 2019, Medina Mora renunció a la SCJN, a 11 años de concluir con su período activo en la corte. Foto: Cuartoscuro.

Asimismo, Santiago Nieto aseguró que como Ministro, Medina Mora emitió resoluciones para desbloquear 2 millones de pesos de cuentas bancarias ligadas con delincuentes que son investigados por las autoridades hacendarias. Por ello, el titular de la UIF confió en que “la salida de Medina Mora” de la SCJN abone a que haya “un mejor combate al lavado de dinero” en México.

El escándalo de corrupción ligado a Medina Mora estalló cuando el periodista Salvador García Soto dio a conocer los resultados de un reporte de la National Crime Agency del Gobierno de Inglaterra y otro del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, según los cuales, en los últimos dos años las autoridades extranjeras detectaron transferencias bancarias entre las cuentas de HSBC de Medina Mora en México y en el exterior, por montos equivalentes a 99 millones 377 mil 510.65 pesos.

Sin embargo, Medina Mora publicó una carta en la que aseguró que los montos dados a conocer por García Soto son equívocos y que las transferencias no superaron los 7 millones 487 mil 267.05 pesos, que es una cifra “consistente” con los ingresos que declaró ante el Gobierno Federal, entre 2016 y 2018.

LOS INGRESOS DE MEDINA MORA

El primer cargo público que Eduardo Medina Mora ostentó fue el de analista de la Dirección General de Análisis para la Evaluación de la extinta Secretaría de Programación y Presupuesto, en 1977, durante el sexenio del ex Presidente José López Portillo y Pacheco.

Tres años después, Medina Mora fue designado como jefe del departamento de la Gerencia de Promoción y Divulgación de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo). En ese puesto permaneció hasta 1982, cuando brincó a la entonces Secretaría de Pesca, primero como coordinador de asesores y luego como secretario particular del ex Secretario de Pesca, Pedro Ojeda Paullada.

A partir de 1987 y hasta 1990, Medina Mora pausó su carrera pública para iniciar su propio bufete de abogados –Medina Mora y Asociados– y participar como miembro y asesor jurídico del Consejo Nacional Agropecuario. Sin embargo, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari regresó al servicio público (1991-1993) como parte del equipo negociador del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

Durante los años de gobierno (1994-2000) del ex Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, Medina Mora se desempeñó en el sector privado como consejero nacional del Consejo Coordinador Empresarial y directivo del Grupo Desc, una empresa industrial y de inmobiliario “con más de 40 años de trayectoria en el desarrollo de empresas de diversos sectores económicos”, de acuerdo con el sitio oficial de la compañía.

La trayectoria pública de Medina Mora fue relanzada durante el sexenio del panista Vicente Fox Quesada. Entre 2000 y 2009, el ex Ministro de la SCJN fungió como director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). También se desempeñó como miembro del Gabinete de Seguridad y del Consejo de Seguridad Nacional, además de ostentar siete cargos relacionados con las relaciones exteriores del Gobierno Mexicano.

De acuerdo con los tabuladores de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Secretaría de Gobernación, sus niveles de ingreso por tipo de cargo le habrían permitido obtener al menos 13 millones 743 mil 090.24 pesos en nueve años de servicio público. Un nivel de ingreso equiparable a 70 veces el salario mínimo promedio entre 2000 y 2009.

A partir de 2005 y hasta 2009, Medina Mora también fue titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y de la otrora Procuraduría General de la República. Por ambos cargos recibió un salario promedio neto mensual de 161 mil pesos que, a la postre de cuatro años, implicaron un ingreso aproximado neto de 7 millones 798 mil 454.04 pesos.

Durante el sexenio (2006-2012) del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, Medina Mora fue nombrado Embajador ante el Reino Unido (2009-2013) y ante los Estados Unidos de América (2013-2015). Por esos cargos –además de otros seis puestos relacionados con su desempeño como parte del cuerpo del Servicio Exterior Mexicano– Medina Mora habría tenido un salario mensual neto superior a 141 mil pesos. Después de seis años de cargos diplomáticos, la fortuna de Medina Mora tuvo un jalón aproximado de 10 millones 166 mil 290.56 pesos.

MEDINA-MORA-CISEN

Medina Mora en 2001, cuando era director del Cisen. Foto: Oswaldo Ramírez, Cuartoscuro.

El último puesto registrado en la semblanza oficial de Medina Mora es el de Ministro de la Segunda Sala de la SCJN. Este cargo le fue otorgado durante los años de gobierno (2012-2018) del ex Presidente Enrique Peña Nieto, para el periodo 2015-2030. Sin embargo, el 3 de octubre de este año y en el marco de las investigaciones de la UIF en su contra, el abogado renunció a su magistratura.

Como Ministro del máximo tribunal mexicano, Medina Mora accedió a un salario neto mensual de 236 mil 584.88 pesos en promedio, de acuerdo con los tabuladores de los Presupuestos de Egresos de la Federación de 2015 a 2019. En los 4 años 7 meses que fue Ministro de la SCJN, Medina Mora tuvo ingresos netos acumulados por al menos 13 millones 059 mil 485.38 pesos.

Hace 10 años, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló que los salarios de los funcionarios públicos y las “prestaciones complementarias de carácter especial” que reciben –sobresueldos, compensaciones, bonos, ayudas, vales, exenciones fiscales, entre otras– implican la existencia de regímenes distintos y de excepción en los beneficios laborales en México, que reflejan “un exceso de discrecionalidad en materia de remuneraciones” en la Administración Pública Federal.

En la publicación “Áreas de Opacidad y Riesgo en el Estado Federal Mexicano. Oportunidades de Mejora” se lee que “de algunos resultados obtenidos de diversas revisiones efectuadas por la ASF, se desprendió que en el Poder Judicial de la Federación existían pagos superiores a los tabuladores establecidos, pago de aguinaldos mayores que lo autorizado y estructuras que no responden a su organización jerárquica”.

La situación de privilegios que la ASF detectó en el Poder Judicial de la Federación inclusive generó una polémica este año, cuando los ministros de la SCJN rechazaron reducirse los salarios para evitar ganar más que el Presidente de la República, luego de la aprobación de la reforma al artículo sexto de la la Ley Federal de Remuneraciones a los Servidores Públicos, el 13 de septiembre de 2018.

Pese a la reducción salarial de 25 por ciento que los ministros anunciaron a principios de este año, sus salarios continúan siendo superiores a los del Jefe del Poder Ejecutivo Federal.

LOS NEGOCIOS DEL MINISTRO

Los ingresos acumulados netos por cargo público de Eduardo Medina Mora Icaza durante los últimos 19 años, ascienden a un aproximado de 44 millones 767 mil 320.22 pesos, de acuerdo con un cálculo de la Unidad de Datos de SinEmbargo, con base en los tabuladores del Gobierno federal.

Además de esta masa de dinero, que es 17 veces mayor al ingreso medio anual de los últimos 19 años (2.6 mdp) de los 20.4 millones de mexicanos que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social, Medina Mora tuvo ingresos del sector privado, incluidos aquellos provenientes de los negocios familiares que prosperaron a partir de 1982, con la fundación de la empresa Consultores en Informática y Computación, cuando el ex Ministro se desempeñaba como coordinador de asesores y secretario particular del ex Secretario de Pesca, Pedro Ojeda Paullada.

Dicha empresa cambió de razón social en 2006 y adquirió la denominación Compusoluciones y Asociados.

De acuerdo con una investigación realizada por la periodista Linaloe R. Flores para SinEmbargo, le compañía de Medina Mora recibió 102 millones 107 mil 156 pesos por contrataciones gubernamentales entre 2006 y 2018, para suministrar licencias y capacitación en la operación de software como Oracle, o cursos sobre el uso de Excel o Power Point en las oficinas de Gobierno.

El reportaje de este medio digital indica que Compusoluciones y Asociados obtuvo 26 contratos en un periodo de 12 años, de los cuales, 25 fueron conseguidos por adjudicación directa en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y de Enrique Peña Nieto.

Se trata de una empresa de cuyos dividendos se habría beneficiado el Ministro Eduardo Medina Mora y cuya pertenencia accionaria habría sido omitida en sus declaraciones patrimoniales, según publicó el periodista Salvador García Soto en su columna del 5 de junio pasado, Serpientes y Escaleras, de El Universal, titulada “Las transferencias millonarias del ministro Medina Mora”.

Asimismo, la empresa de Medina Mora fue uno de los grandes prestadores de servicios informáticos en la SCJN durante la gestión (2003-2007) de Mariano Azuela y Güitrón, según el documento “Contrataciones de adquisiciones, arrendamientos, servicios y obra pública de la SCJN”, reproducido por la revista Proceso en marzo de 2007, en el artículo titulado “La Corte de los privilegios”.

Compusoluciones y Asociados es, empero, una de muchos de los negocios vinculados a Medina Mora y a su familia.

En los últimos 34 años, el ex Ministro de la SCJN y sus familiares tuvieron capital suficiente para constituir seis empresas –Capital de GDL, Compusoluciones y Asociados (antes Consultores en Informática y Computación) Ejecutivos en Computación y Servicios, Inmobiliaria Compusoluciones, Polímeros Aztlán y Promotora Agroindustrial y Florícola– e inclusive adquirir, a través de ellas, dos negocios más (Compusol Mexicana y Informática Integral y Computación) entre 1996 y 1997, de acuerdo con el reportaje “Familia Medina Mora prosperó junto al Ministro” de la reportera Susana Zavala de El Universal, publicado el 8 de octubre de 2019.

Pese a que Medina Mora aseguró este año que sus participaciones en los negocios familiares –como Compusoluciones y Asociados– “fueron debidamente documentadas y reportadas a las autoridades fiscales e incluidas en sus declaraciones como contribuyente”, la revisión de sus declaraciones patrimoniales no dibujan a un personaje político transparente; al contrario. Las 19 declaraciones patrimoniales que presentó ante la Secretaría de la Función Pública no permiten al escrutinio público evaluar su evolución patrimonial.

Lo anterior cobra relevancia considerando que además de ser investigado por presunta triangulación de recursos, Eduardo Medina Mora es acusado por la Fiscalía de Chihuahua de encubrir al ex Presidente Peña Nieto en lo relacionado con la denominada “Operación Zafiro”, que implicó el desvío de 270 millones de pesos del erario público al Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante el Gobierno (2010-2016) de César Duarte Jáquez en Chihuahua.