“El Azulito” era considerado como el operador financiero del Cártel de Sinaloa y una persona muy cercana a Rafael Caro Quintero. En 2017 fue detenido por la Secretaría de Marina y la otrora Procuraduría General de la República (PGR); sin embargo, 57 días después se fugó del penal de Aguaruto, en Culiacán.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).- Amigos y familiares despidieron a Juan José Esparragoza, “El Azulito“, de acuerdo con videos difundidos por medios nacionales.

En las imágenes se aprecia a decenas de personas aglomeradas debajo de una carpa, en un panteón de Culiacán, Sinaloa, mientras suena la música de banda.

“En agradecimiento por el señor Juan José Esparragoza, por todo lo que hizo por nosotros”, dice el cantante de una banda grupera, de acuerdo con un video difundido por la periodista Azucena Uresti en Milenio Televisión.

Otra grabación disponible muestra cómo los asistentes al panteón sueltan globos blancos y azules, en memoria del hijo de Juan José Esparragoza, “El Azul“, uno de los líderes del narcotráfico en Sinaloa.

Por su parte, el semanario Proceso aseguró que el narcotraficante Rafael Caro Quintero envió una corona de flores a la funeraria donde se velaba a “El Azulito”.

“De tu padrino Rafael C.Q”, decía la corona de 500 flores, según detalló Proceso.

El semanario añadió que el funeral se llevó a cabo en la funeraria San Martín, en el fraccionamiento Montebello, de Culiacán, Sinaloa.

Aparentemente, también personajes del narcotráfico como Ismael “El Mayo” Zambada, líder del Cárte de Sinaloa; y los hermanos René y Alfonso Zárate, jefes de plaza en Tijuana, Baja California, también habrían enviado arreglos florales.

Por la mañana del lunes, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que investigaba la muerte de ”El Azulito”.

Reportes detallaban que el hijo de Esparragoza habría fallecido por la COVID-19.

Se dijo que durante varias semanas, se encontraba internado en una clínica privada para atenderlo del nuevo coronavirus.

Las autoridades federales acudieron a la funeraria para realizarle las pruebas necesarias para corroborar la verdadera identidad del fallecido quién presuntamente es buscado por las autoridades federales por varios delitos del fuero federal, ya que en el 2017 fue detenido y procesado pero se fugó del penal meses después junto con otro reo de nombre Pancho Chimal y desde esa vez no se sabía nada de él.

“El Azulito” era considerado como el operador financiero del Cártel de Sinaloa y una persona muy cercana a Rafael Caro Quintero. En 2017 fue detenido por la Secretaría de Marina y la otrora Procuraduría General de la República (PGR); sin embargo, 57 días después se fugó del penal de Aguaruto, en Culiacán.

-Con información de Noroeste