Guadalajara, Chapala y Puerto Vallarta ofrecen experiencias para parejas que gustan de salir de la rutina y realizar actividades culturales, gastronómicas y de naturaleza.

Ciudad de México, 20 de noviembre (SinEmbargo).- Jalisco cuenta con lugares y rincones hermosos perfectos para compartir una escapada con una persona especial, momentos románticos como pasar la noche en una hacienda rodeada de naturaleza o disfrutar de la gastronomía en una cena a la luz de las velas son posibles en ese bello estado del país.

Jalisco ofrece un ambiente íntimo y lleno de romance sin dejar a un lado las medidas sanitarias para garantizar la seguridad de todos los visitantes, ya que cuenta con el Sello de Viaje Seguro del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

JALISCO COLONIAL

Jalisco ofrece días de tranquilidad y vistas panorámicas inigualables acompañadas de cenas románticas frente a una fogata en alguna de las haciendas y casas rurales que se encuentran en la entidad. Sitios ricos en cultura y tradiciones que transportarán a sus visitantes al México colonial, al mismo tiempo que se vive la modernidad y tradición de sus recintos.

Jalisco cuenta con más de 30 haciendas y casas con los mejores servicios de hospedaje y atención personalizada para realizar diferentes actividades en pareja, desde paseos a caballo, tardes de spa, hasta caminatas por los extensos jardines con los que cuentan las haciendas, como La Magdalena, Defranca, Hacienda El Carmen, Hacienda Labor de Rivera, Koanze Luxyry Hotel Spa, Hacienda Sepulveda y Gran Hotel de Tepatitlán, por mencionar algunas.

Hacienda La Magdalena. Foto: Cortesía

RINCONCITO DE AMOR

Si existe un lugar para vivir el romance ese es Chapala, sitio popularmente conocido como el “rinconcito de amor”, que se ubica a escasos 35 minutos del Área Metropolitana de Guadalajara, y que cuenta con una de las joyas naturales más preciadas del estado, como lo es el Lago de Chapala. El malecón, los atardeceres y las montañas hacen de este sitio uno de los más hermosos para pasar la tarde en pareja. La gastronomía y el recorrido por sus calles son el complemento perfecto para vivir una experiencia inolvidable.

Chapala es conocido como el “rinconcito de amor”. Foto: Cortesía

GUADALAJARA, UNA PERLA DE AMOR

La Perla Tapatía alberga un sinfín de espacios culinarios donde además de platillos exquisitos, el entorno y las atmósferas los convierten en los lugares para cumplir la cita ideal. Para empezar bien el día la sugerencia es SOHO, un espacio amigable que converge con la naturaleza y colores vivos y contrastantes; por la tarde la opción es Pal Real, un rincón íntimo y desenfadado con muy buena oferta gastronómica y diseño; para la cena la opción es Alcalde, un sitio con toques rústicos, artísticos y con una de las presentaciones de platillos más estéticas de la ciudad; para terminar el día con un buen trago se encuentra Veneno, un lugar donde convergen la mixología y la arquitectura a la luz de las velas.

Entre las nuevas tendencia que han surgido en Guadalajara, se encuentra Bruna, más que un restaurante, es una experiencia que se ha consolidado como uno de los mejores sitios en el centro de la ciudad como una propuesta gastronómica y artística, que incluye una exclusiva galería de arte en su interior, presentando colecciones de reconocidos artistas y colectivos. También destaca Mexía, con platillos típicos inspirados en diversas regiones de México. Sus licores y bebidas sorprenderán a los más exigentes, pues se pueden encontrar cocteles a base de tejuino o tuba.

Platillo del restaurante Veneno, un lugar donde convergen la mixología y la arquitectura a la luz de las velas. Foto: Cortesía

PUERTO VALLARTA Y EL ROMANCE DE SU NATURALEZA

La perla verde del Pacífico mexicano ofrece inspiradores atractivos naturales para quienes deciden casarse en este paradisiaco destino, el cual brinda un espectacular contraste entre lo tradicional, la arquitectura de un pueblito mexicano y la extraordinaria Bahía de Banderas. Puerto Vallarta cuenta con excelentes locaciones como bellas caletas que ofrecen un aire de exclusividad, teniendo como testigo de celebración la montaña y el mar, o de escenario la selva de la Sierra Madre Occidental, además de otros espacios como hoteles, yates o terrazas que le darán un encanto peculiar a cada boda.

En esta importante ciudad no solo se realizan bodas católicas, ya que existen expertos capacitados para ofrecer enlaces multiculturales, desde judíos, hindús, persas, y entre otras religiones, son bienvenidas para ofrecer un enlace con las especificaciones de cada pareja. A su vez, el segmento LGBT sigue prefiriendo a Puerto Vallarta para casarse, ya que el destino se ha caracterizado por recibir con gran hospitalidad a la comunidad gay. Los wedding planners se han capacitado y certificado para organizar este tipo de enlaces, cuidando los detalles en toda la ceremonia. Los hoteles, proveedores y jueces, han modificado su lenguaje y protocolos, lo que hace más atractivo vivir una boda ensueño en Puerto Vallarta. El año pasado se realizaron en promedio 3 bodas al mes entre parejas del mismo sexo.