El pasado 9 de junio, López Obrador dio a conocer un documento “confidencial” que se llama “Rescatemos a México” y que se adjudica a un “Bloque Opositor Amplio” que busca revocar su mandato en 2022 y en 2021 arrebatar la mayoría en la Cámara de Diputados. Antes dijo que ese documento se lo entregaron simpatizantes.

Ciudad de México, 23 de junio (SinEmbargo).- La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) consideró improcedente aplicar medidas cautelares contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, por la difusión de un documento en el cual acusaba a una serie de personajes de conformar un Bloque Opositor Amplio (BOA).

Durante una sesión, la comisión consideró que no se podía aplicar una medida cautelar, como lo solicitaron los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), al tratarse de un hecho consumado y no existir elementos de que el hecho se vuelva a repetir.

Pese a ello, la comisión recomendó al mandatario no utilizar sus conferencias mañaneras como herramienta de propaganda gubernamental, con el fin de no involucrarse en el proceso electoral de 2021 o causar un desprestigió en los partidos o políticos integrantes de la oposición.

“Si una vez más se vuelve a usar la conferencia mañanera para señalamientos d índole electoral, tratar de afectar o desprestigiar a algunos actores y en consecuente afectar a otros, pues eso no será permitido por este instituto electoral”, señaló el consejero Ciro Murayama.

Añadió que “el Presidente, su vocero y todos los servidores públicos, su misión es apartarse, abstenerse de ser partícipes“.

A la par, recordó que el Gobierno federal tiene el “deber reforzado de conducirse con estricto apego a los principios que forman nuestro régimen democrático, a fin de garantizar elecciones justas y equitativas“.

Murayama recordó que los gobernantes no deben ser “participes, ni guardianes ni protagonistas”.

Por otra parte, la comisión destacó que el Presidente sí posee límites en su libertad de expresión.

“Si bien un servidor público tiene a salvo su libertad de expresión, al mismo tiempo como servidor público y cuando su intervención se dé en el ámbito gubernamental tiene restricciones no puede opinar sobre cualquier cosa, puede opinar sobre lo que las obligaciones inherentes a su cargo le facultan o le permiten (…) La libertad de expresión, tratándose se servidores públicos, está regulada, restringida y podemos decir que en México hay restricciones fuertes principalmente desde la intervención de hace dos décadas de que el Gobierno usaba medios públicos para influir en partidos”, finalizaron.

El pasado 9 de junio, López Obrador dio a conocer un documento “confidencial” que se llama “Rescatemos a México” y que se adjudica a un “Bloque Opositor Amplio” que busca revocar su mandato en 2022 y en 2021 arrebatar la mayoría en la Cámara de Diputados. Antes dijo que ese documento se lo entregaron simpatizantes.

De acuerdo con el documento, “se busca centrar el discurso del Bloque Opositor Amplio en dos ejes: desempleo e inseguridad. Responsabilizar a la Presidencia de AMLO y a la 4T del ahondamiento de estos dos males del país. Contratación de redes sociales, influencers y analistas para insistir sobre la destrucción de la economía, de las instituciones democráticas y el autoritarismo político del Gobierno de la 4T”.