El Fondo argumentó que aunque México es una economía muy abierta, es muy sensible a lo que ocurre en Estados Unidos, por lo que una desaceleración mas fuerte en aquél país, afecta al nuestro.

En conferencia de prensa matutina, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se dijo sorprendido de la nueva baja de la expectativa de crecimiento pero argumentó no tenerle “mucha confianza a esos organismos”.

-Con información de EFE

Ciudad de México, 23 de julio (SinEmbargo).- En julio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó hasta 0.7 por ciento la perspectiva de crecimiento económico para México, del 1.6 por ciento planteado en abril, al 0.9 a la mitad del año. Para el caso de América Latina y el Caribe, el recorte fue de hasta el 0.6 por ciento, ocho décimas menos que en su informe de abril.

Para la junta del FMI, en México, uno de los factores fundamentales detrás de la revisión a la baja tiene que ver como el debilitamiento del consumo, las tensiones comerciales, así como cambios repentinos en la confianza respecto a riesgos e inversión.

“La inversión sigue siendo débil y el consumo privado se ha desacelerado, como resultado de la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento, que podrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana”, planteó el organismo en la presentación del informe de perspectivas económicas del mes de julio en el Banco Central de Chile, en la ciudad de Santiago.

En conferencia de prensa matutina, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se dijo sorprendido de la nueva baja de la expectativa de crecimiento pero argumentó no tenerle “mucha confianza a esos organismos”.

“Esos organismos fueron los que impusieron la política económica neoliberal que causó muchas desgracias en México” y reiteró que “todos esos organismos deberían ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer autocrítica: lo que propusimos resultó un fracaso y causamos un grave daño a los mexicanos porque dijimos que con la privatización iba a haber crecimiento y empleo”, destacó.

“No quiere decir que no sepamos lo que han significado sus políticas, ahora ellos no van a decidir sobre la agenda de México”, dijo el Presidente López Obrador. Foto: Presidencia.

“¿Qué autoridad moral tiene? No vamos a renunciar a esos organismos, formamos parte en lo económico del sistema financiero mundial, pero no quiere decir que no sepamos lo que han significado sus políticas, ahora ellos no van a decidir sobre la agenda de México”, asestó el mandatario.

El Fondo argumentó que aunque México es una economía muy abierta, es muy sensible a lo que ocurre en Estados Unidos, por lo que una desaceleración mas fuerte en aquél país, afecta al nuestro.

“De igual modo en México hay incertidumbre en la política”, dijo la Economista Jefa del FMI, Gita Gopinath.

Después del anuncio de organismo, el peso mexicano mostró una depreciación de casi 6 centavos, luego de abrir en 19.08 el tipo de cambio frente al dólar. A las 9:00 horas, el dólar spot tocó el límite de los 19.14 aunque minutos después comenzó su descenso.

El FMI planteó que en México la inversión permanece débil y el consumo privado se ha desacelerado como reflejo de la incertidumbre que, a su juicio, generan algunas políticas del país.

Además, los costes del endeudamiento de la economía mexicana podrían aumentar a raíz de la reciente rebaja de la calificación soberana del país.

Mencionaron como uno de los shocks externos posibles para la economía mexicana es la crisis migratoria con el país vecino del Norte.

“La manufactura, a escala global, se desacelera y eso puede mellar a México, aunque también podría beneficiarse del desvío comercial de ciertos flujos producto de la guerra comercial” entre China y EU, destacó el organismo.

El anuncio para México se dio la misma semana que se publicarán los resultados del PIB y la inflación por parte del Instituto nacional de Estadística y Geografía

AMÉRICA LATINA

La revisión a la baja para 2019 refleja principalmente las caídas en la economía de Brasil, que crecerá a un ritmo del 0.8 por ciento este año, 1.3 puntos porcentuales menos que lo previsto en abril. En tanto, México disminuyó siete décimas de lo previsto anteriormente.

El Fondo cree que en Brasil persiste la incertidumbre sobre la aprobación de algunas reformas estructurales, en especial la de las pensiones.

Fuente: FMI.

El nuevo informe del organismo multilateral también pone el foco en Venezuela, cuya economía sufrirá una contracción de alrededor del 35 por ciento en 2019.

El organismo multilateral calculó en el 2.3 por ciento el crecimiento de la región para 2020, un punto porcentual menos que lo que había previsto en su informe previo.