El Legislador morenista ocupará la dirigencia del movimiento por un periodo de cinco meses, durante los cuales tendrá la labor de convocar a nuevas elecciones internas para designar a los integrantes de los órganos directivos.

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).- Alfonso Ramírez Cuellar, Diputado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, fue electo por el Congreso Nacional extraordinario del partido como el nuevo presidente nacional interino, en sustitución de Yeidckol Polevnsky.

El Legislador morenista ocupará la dirigencia del movimiento por un periodo de cinco meses, durante los cuales tendrá la labor de convocar a nuevas elecciones internas para designar a los integrantes de los órganos directivos.

Se prevé que Ramírez Cuellar renuncie a su curul en la Cámara de Diputados inmediatamente después de que se haga oficial el anuncio de su elección como próximo dirigente de Morena.

A la par de la elección de Ramírez Cuellar, también fueron votados ocho nuevos integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del partido, con lo que completarán un órgano de 21 integrantes.

Este domingo, de la mano de Bertha Luján, presidenta del Consejo, se lleva a cabo el sexto Congreso Nacional Extraordinario de Morena en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México; sin embargo, Yeidckol Polevnsky —presidenta provisional desde 2017— no asistió.

Ante la ausencia de Polevnsky, Bertha Luján aseguró que es un “mal mensaje” para Morena y para el país.

Por su parte, el otro contendiente, Alejandro Rojas Díaz Durán, indicó que ya ha impugnado este Congreso Nacional ante el Tribunal Electoral, y que ya inició pláticas con Porfirio Muñoz Ledo y otros integrantes del partido para discutir el futuro del movimiento.

“He estado hablando con @PMunozLedo para convocar a un Congreso Nacional Legítimo de Morena, para deliberar, reflexionar y discutir qué hacer con el futuro del movimiento”, se lee en su publicación de Facebook.

Dicho Congreso organizado por Luján, fue objeto de polémica, toda vez que se llevó a cabo en contra del fallo del Tribunal Electoral federal, además de que se realizó sin contar con recursos del partido.

La magna asamblea se efectúa con el objetivo de elegir nuevo presidente nacional del Movimiento Regeneración Nacional. En ella, los congresistas votarán y elegirán los puestos vacantes a dirigentes.