En 2014, Pemex compró la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados a Altos Hornos de México a sobreprecio, pese a su estado de abandono, por lo que junto con el caso de Odebrecht, el ex titular Emilio Lozoya Austin fue investigado y hoy está detenido en España.

La Auditoría Superior de la Federación documentó que también en 2014 una de las empresas del Pemex de Lozoya Austin contrató a Ecolaire España, una filial de OHL, para construir una planta de azufre en Veracruz, la cual tuvo un sobrecosto: pasó de un precio de 40 millones a más de 64 millones de dólares, y aún hoy sigue sin funcionar por “vicios ocultos” en su construcción.

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).– Sin el conocimiento del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), en 2014 la empresa PMI Azufre Industria impulsó la Planta Solidificadora de Azufre en Coatzacoalcos, Veracruz, que tiene un sobrecosto de 57 por ciento y, aunque se contrató para arrancar en 19 meses, actualmente sigue sin operar por deficiencias en la construcción de Ecolaire España, una filial de la española OHL, detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la tercera entrega de la Cuenta Pública 2018.

La auditoría 440-DE expone que a finales de 2013 –cuando el director general de Pemex era Emilio Lozoya Austin–, el mismo conglomerado que creó a PMI Azufre, esto es PMI Norteamérica y PMI Infraestructura de Desarrollo, constituyó a la empresa filial Pro Agroindustria en México, que en 2014 adquirió también a sobreprecio la planta de fertilizantes AgroNitrogenados de Altos Hornos de México (AHMSA), uno de los casos por los que Lozoya Austin, también ex Consejero de OHL México, está preso en España, al igual que el empresario siderúrgico Alonso Ancira Elizondo.

Aunque se han manejados diversas versiones sobre posibles ligas del priista Enrique Peña Nieto en estos casos, el ex Presidente de México aún no es investigado al respecto, de acuerdo con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo.

Al 31 de diciembre de 2018, el valor de la planta de azufre ascendió a 62 millones 520 mil 600 dólares, mayor por 21 millones 709 mil dólares respecto del valor de la inversión estimada en 40 millones 811 mil 600 dólares y, observó el órgano fiscalizador, contrario al objetivo de incrementar la capacidad de procesamiento, comercialización y almacenamiento de azufre, al 31 de diciembre de 2019 no estaba en funcionamiento “por la existencia de vicios ocultos por la empresa ‘Ecolaire España, S.A., Unión Temporal de Empresas, Ley 18/82 de 26 de mayo’, filial del Grupo OHL, en la construcción y el hundimiento de una bodega, y por la inexistencia de oferta del principal insumo que es el azufre”.

El 12 de septiembre de 2013, Emilio Lozoya, entonces director de Pemex, y Alonso Ancira, presidente de AHMSA, acordaron la adquisición de productos siderúrgicos entre Canacero y Pemex. Hoy ambos están presos en España por dañar el patrimonio público en el caso de la planta AgroNitrogenados. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

La Auditoría Superior de la Federación agregó que mediante la prueba de hechos posteriores verificó que el valor de la inversión en la planta se incrementó a 64 millones 321 mil 600 dólares y que ha generado costos adicionales pagados por PMI Azufre derivado de las irregularidades en la construcción que ascienden a 26 millones 308 mil pesos a junio de 2019, por la firma de contratos a expertos independientes para determinar el impacto de los vicios ocultos.

EL CONTRATO CON FILIAL DE OHL

El 9 de diciembre de 2013, el Consejo de Administración de la empresa filial PMI Norteamérica autorizó la constitución de la empresa filial PMI Azufre para desarrollar el proyecto de inversión de la Planta Solidificadora de Azufre en respuesta a las necesidades de Pemex Refinación y Pemex Gas y Petroquímica Básica (actualmente fusionados en la subsidiaria Pemex Transformación Industrial), bajo el argumento de facilitar el manejo de inventarios de azufre y permitir su comercialización a otros mercados.

El 21 de febrero de 2014, aún en la dirección Emilio Lozoya Austin (2012-2016), PMI Norteamérica suscribió con la empresa integrante de OHL el contrato de ingeniería, procura y construcción del proyecto de la Planta por un valor de 43 millones 311 mil 600 dólares más el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a un plazo de 19 meses, después de una invitación a cinco empresas con siete ofertas económicas.  El 3 de febrero de 2015 suscribieron el primer convenio modificatorio del contrato, reduciendo el valor de las obras a 40 millones 811 mil 600 dólares más el IVA.

Pero el 20 de junio de 2016, un año después del escándalo de audios filtrados de la constructora OHL México y tras la salida del titular Emilio Lozoya Austin (2012-2016), PMI Norteamérica cedió a PMI Azufre el contrato suscrito con la empresa integrante de OHL.

Para el 13 de diciembre de 2016 se tomó conocimiento del retraso en la entrega de la Planta Solidificadora de Azufre, así como del hundimiento de una bodega. Durante 2018, PMI Azufre debió erogar 8 millones 114 mil 800 dólares para la construcción y administración de la planta y se capitalizó deuda por 75 millones 098 mil dólares.

Emilio Lozoya acompañado del priista Carlos Romero Deschamps, ex líder del sindicato petrolero y hoy prófugo. La imagen corresponde al 17 de marzo de 2013, cuando se conmemoró el 75 aniversario de la expropiación petrolera en Salamanca, Guanajuato. Foto: Saúl López, Cuartoscuro

PMI Azufre ejecutó el 31 de enero de 2019 las acciones legales en contra de la empresa integrante de OHL para hacer efectiva la Garantía de Calidad Adicional, debido a que le notificó que la bodega de la planta continuaba presentando defectos y hundimientos como consecuencia de los vicios ocultos de las obras y requirió el arreglo, corrección, reemplazamiento o repetición de las obras y materiales de la obra.

Sin embargo, la empresa integrante de OHL rechazó la reclamación. El 4 de julio pasado volvió a notificarle las afectaciones en torno al hundimiento de la bodega y solicitó el arreglo, pero la señalada volvió a rechazar la reclamación.

LOS FUNCIONARIOS RESPONSABLES

La Auditoría Superior de la Federación dictaminó que fueron omisos los servidores públicos que ocuparon durante 2018 los cargos de director Corporativo de Finanzas, David Ruelas Rodríguez; director Corporativo de Administración y Servicios, Marco Antonio Murillo Soberanes (falleció en enero pasado); y el director Corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios de Pemex, Jorge Lomelín Delgadillo, y que por designación del director general, Carlos Treviño Medina (2017-2018), fungieron como representantes de éste para velar por su intereses.

“No informaron al Consejo de Administración de Pemex para ejercer de manera oportuna las acciones que evitaran la materialización de riesgos, y, en su caso, determinar la improcedencia del proyecto de inversión”, determinó el órgano.

“En consecuencia, se presumen daños al patrimonio de Petróleos Mexicanos por 62 millones 520 mil 600 dólares por el valor de la planta al 31 de diciembre de 2018; y por estos hallazgos se solicitó la intervención de la Unidad de Responsabilidades de Petróleos Mexicanos, para que en el ámbito de sus atribuciones considere realizar las investigaciones correspondientes y, de ser el caso, finque las responsabilidades a que haya lugar e imponga las sanciones respectivas”, concluyó la ASF.

El 29 de junio de 2018, PMI Infraestructura de Desarrollo y PMI Norteamérica transfirieron las acciones de PMI Azufre a las empresas filiales denominadas Mex Gas Internacional y MGI Asistencia Integral, que forman parte del conjunto de empresas filiales de Pemex Transformación Industrial.

Un mes después, el 28 de julio de 2018, PMI Azufre y la empresa integrante OHL suscribieron el Acta de Recepción, con la que Pemex aceptó las obras que incluyó la formalización de la entrega física de la planta por parte de la empresa integrante de OHL, “con trabajos pendientes de concluir” por la constructora y entraron en vigor los periodos de garantía y garantía adicional.

“A la fecha de cierre de este informe, Pemex no proporcionó las cédulas de reportes y avances formulados por la empresa integrante de OHL y autorizados por las empresas filiales, con las que se aceptaron las obras y autorizaron el pago de éstas, no obstante, que desde el año 2016, las empresas de PMI reportaron en sus órganos de Gobierno, el hundimiento de la bodega y no realizaron las gestiones que conforme a derecho procedía, a efecto de solicitar a la empresa integrante de OHL la reparación del daño en las obras”, expone la ASF.